Terapia sonora contra los zumbidos: no todo vale

Si bien no existe una forma segura de curar el tinnitus, existen varias soluciones que podrían ayudar a controlar este problema auditivo. Te las contamos

Los audífonos' enmascaradores' de <a href="https://www.youtube.com/watch?v=t6maXpuN5iI" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:ruido blanco" class="link rapid-noclick-resp">ruido blanco</a> y de tinnitus son la última solución para esta dolencia pero los especialistas advierten de que no valen todos los sonidos, y que es importante asesorarse en el especialista. (Foto: Getty)
Los audífonos' enmascaradores' de ruido blanco y de tinnitus son la última solución para esta dolencia pero los especialistas advierten de que no valen todos los sonidos, y que es importante asesorarse en el especialista. (Foto: Getty)

Un tercio de la población mundial y el 75 por ciento de los habitantes de ciudades desarrolladas padecen algún grado de sordera o pérdida auditiva causada por la exposición a sonidos de alta intensidad.

Según la OMS un 8 por ciento de la población padece tinnitus, una enfermedad que afecta al nervio auditivo e impide escuchar el silencio. Además, el 80 por ciento de estos sufre pérdida de audición en diferentes grados.

Se estima que unos 25 millones de europeos y unos 3,5 millones de españoles los padecen. Asimismo, el 78 por ciento de los pacientes son mayores de 40 años y el 66 por ciento de los casos corresponde a hombres.

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) define los acúfenos, también llamados tinnitus, como una percepción de ruido en el oído en ausencia de una fuente sonora. Es decir, una persona que sufre acúfenos no puede disfrutar de un completo silencio.

Los síntomas del tinnitus o acúfenos, se presentan como ruidos, zumbidos o silbidos en el oído, sobre todo en ambientes silenciosos. Los pitidos o zumbidos constantes en los oídos, dependiendo de su intensidad y duración, pueden provocar problemas de ansiedad e insomnio.

Los acúfenos son el resultado de una actividad anómala en la vía auditiva y entre sus causas destacan: la sobreexposición a ruidos extremos, infecciones de oído, cambios hormonales, sufrir estrés o el consumo de algunos fármacos. (Foto: Getty)
Los acúfenos son el resultado de una actividad anómala en la vía auditiva y entre sus causas destacan: la sobreexposición a ruidos extremos, infecciones de oído, cambios hormonales, sufrir estrés o el consumo de algunos fármacos. (Foto: Getty)

Aunque se desconocen las causas de la tinnitus, sí se ha demostrado que la exposición a ruidos, el estrés, las infecciones del oído medio, la edad, el tabaco y el alcohol pueden estar relacionados con la aparición y desarrollo de los síntomas.

¿Cuánto ruido podemos soportar?

Para que te hagas un idea, según la OMS, el nivel de ruido tolerable para el oído humano, sin alterar su salud, es de 65 db, el equivalente al que emite una aspiradora; y pasa a ser doloroso a partir de los 125 dB, por ejemplo, el producido por un taladro.

También sobrepasarían los 65 dB los ruidos procedentes de los vehículos, el claxon de un coche, el del camión de la basura, el interior de una oficina con más de 15 personas, o los petardos, entre otros, y un avión despegando llegaría a 140 db, por encima del umbral del dolor.

La exposición continuada a la contaminación acústica puede provocar también acúfenos, “pitidos o zumbidos sin origen aparente”, explica doctora Mª José Lavilla, de la Comisión de Audiología de la SEORL-CCC. Pero también pueden aparecer otros síntomas como el vértigo, hiperacusia y algiacusia (mayor sensibilidad a los sonidos ambientales que pueden llegar a ser molestos e insoportables), fatiga auditiva, disminución de la discriminación auditiva, cefalea, insomnio, irritabilidad y disminución de la atención y memoria.

Mientras que para algunas personas es ocasional, para otras la tinnitus puede ser constante y tener un gran impacto en su día a día, llegando a producir estrés, ansiedad y trastornos del sueño, entre otros problemas.

Actualmente no hay cura para los acúfenos y, aunque muchos pacientes eligen simplemente convivir con su condición asumiendo que no existe una solución a su problema, existen distintas formas de controlarlo y reducir su impacto en la vida cotidiana, como por ejemplo la terapia sonora.

Casi todo el mundo ha padecido tinnitus alguna vez, aunque sea de manera temporal. Un ejemplo es la típica sensación de ruido en el oído después de un concierto o cualquier evento, donde se ha expuesto a los oídos al sonido. (Foto: Getty)
Casi todo el mundo ha padecido tinnitus alguna vez, aunque sea de manera temporal. Un ejemplo es la típica sensación de ruido en el oído después de un concierto o cualquier evento, donde se ha expuesto a los oídos al sonido. (Foto: Getty)

Hoy en día, los acúfenos representan el tercer síntoma más incapacitante que puede sufrir una persona, después del dolor intenso y los trastornos de equilibrio, alerta la SEORL-CCC. Generan interferencia en la comprensión del mensaje auditivo y el 70 por ciento de los casos puede ir acompañado de una pérdida auditiva o hipoacusia. Además, pueden alterar el sueño, la capacidad de concentración, causar irritabilidad y mostrar síntomas de ansiedad o depresión.

Cuando el ruido va acompañado de vértigo, la tinnitus se denomina síndrome de Ménière, una enfermedad rara, además de crónica que provoca inestabilidad, pérdida de equilibrio, vómitos y otros síntomas más que se manifiestan en mayor o menor medida en función del paciente.

Cómo afrontar una crisis

Además de recibir tratamiento y prevenir daños mayores, la acción temprana también puede ayudar con las frustraciones, la depresión y la ansiedad relacionadas con el tinnitus.

Ante un episodio agudo, la Asociación Síndrome de Ménière España (ASMES) recomienda, como tratamiento inmediato, el reposo en cama tratando de fijar la vista en un punto y un ambiente tranquilo. Tras la crisis el paciente puede empezar a levantarse, pero sigue con inestabilidad, sensación de malestar y un fuerte cansancio que se puede prolongar durante varios días.

Habituarse al ruido

La Terapia de Reentrenamiento del Tinnitus (TRT) se presenta como el método más efectivo para calmar los efectos de los acúfenos, con un porcentaje de éxito del 85 por ciento. Una solución integral que combina la terapia psicológica, para enseñar al paciente a ignorar el ruido, con ejercicios de relajación total y control del estrés. También incluye la utilización de unos aparatos, colocados tras el oído, que generan un ruido estable de banda ancha para desviar la atención del paciente.

Terapia sonora

Para reducir el estrés que producen los silbidos o zumbidos continuos, se pueden emplear instrumentos de control del tinnitus que proporcionan un sonido terapéutico. Lo que se pretende con ello es centrar la atención en un sonido agradable para desviarla del molesto acúfeno. Entre las empresas que ofrecen este tipo de dispositivos destacan Oticon,Ototech y Gaes.

Se trata de un generador de sonido integrado (como el de los audífonos Oticon Opn S), que reproduce diversos sonidos con el fin de distraer la atención del afectado. De este modo al recrear, por ejemplo, el ruido blanco o sonidos del océano permite al enfermo relajarse y evadirse. Incluye una aplicación (Oticon ON) para ajustar el volumen y la gama de sonidos hasta encontrar el alivio que necesita.

“Nuestro objetivo es ayudar a cambiar la percepción de que las personas que padecen acúfenos no pueden hacer nada para remediarlo”, afirma José Luis Blanco, jefe de audiología de Oticon España.

Cada vez hay más jóvenes con este problema debido a un mal uso de los auriculares. (Foto: Getty)
Cada vez hay más jóvenes con este problema debido a un mal uso de los auriculares. (Foto: Getty)

“El impacto del tinnitus es diferente para cada persona, añade Blanco, por lo que al ofrecer una amplia gama de opciones de sonido e incluir la personalización estamos ayudando a los pacientes a encontrar el perfil que más ayuda les proporcione”, asegura Blanco.

Para ello han incluido un procesador de sonido ultrarrápido, que reduce el esfuerzo de escucha y una selección de sonidos de alivio para ayudar a reducir la percepción del acúfeno. También puede conectarse directamente a smartphones y otros dispositivos inteligentes.

Técnica de electroestimulación

Por otro lado, existen terapias de rehabilitación basadas en la electroestimulación con la que conseguimos regenerar las células del oído interno que están dañadas y que producen el acúfeno, haciendo que éstas vuelvan a funcionar correctamente”, explica el Dr. Martínez-Monche, otorrinolaringólogo y director médico de Ototech.

Consiste en aplicar una pequeña corriente eléctrica de baja intensidad sobre la zona mastoidea (detrás del pabellón auricular) para conseguir un estímulo metabólico de las células ciliadas (ubicadas en la cóclea), y un efecto regenerador de los tejidos.

Además, esta terapia de Electroestimulación Coclear Transmastoidea también produce mejoras en otros trastornos auditivos como la pérdida auditiva (hipoacusia) o la inestabilidad.

¿Has probado alguna de estas técnicas? ¿Con qué método has conseguido controlar la tinnitus?

También puede interesarte:

El síntoma depresivo que pasa desapercibido y todos sufrimos (antes o después)

Cuando todo te da vueltas o cómo vivir con vértigo

Lo que debes hacer al salir del agua durante todo el año (no solo en verano)

Pide a tus compañeros que trabajen en silencio o al final del día tendrás un zumbido en los oídos

Un tapón de cera, mucosidad acumulada y otras razones por las que oyes mal

“En serio, dime que tú también has oído eso (¿me estaré volviendo loco?)”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente