Las teorías de la conspiración siguen rodeando la muerte de la princesa Diana

·2 min de lectura
Princesa Diana credit:Bang Showbiz
Princesa Diana credit:Bang Showbiz

Al "mundo entero" le ha costado aceptar que la princesa Diana murió en un "accidente automovilístico", según ha dicho una investigadora francesa.

La miembro de la realeza murió a los 36 años cuando su coche se estrelló debajo de un puente de París en agosto de 1997, por lo que Martine Monteil -la jefa de la Brigada Criminal- ha reconocido que el incidente sigue rodeado de teorías conspirativas 25 años después.

La especialista declaró al documental de Channel 4, 'Investigando a Diana: Muerte en París': "Al mundo entero le ha costado aceptar que la princesa de Gales murió en un accidente mundano".

Y afirmó que su trabajo aún está inconcluso pues no han localizado el Fiat Uno blanco que, al parecer, chocó con el auto en el que viajaba Diana la noche de su muerte.

"Seguro está por ahí. Desgraciadamente no lo tenemos. Pero ya saben que el conductor del Fiat Uno no es el verdadero culpable. La responsabilidad fue del Mercedes", dijo la investigadora.

Diana, Dodi Fayed -su novio- y su conductor, Henri Paul, murieron de forma inmediata por el impacto a gran velocidad. Sólo sobrevivió Trevor Rees-Jones, el guardaespaldas de Dodi.

Mohamed Al Fayed, declaró anteriormente que agentes secretos británicos podrían haber estado implicados en la muerte de su hijo y de la princesa. Sin embargo, un jurado de instrucción determinó que en realidad murieron a causa de la gran velocidad a la que viajaban y el consumo de alcohol del conductor.

Los príncipes Guillermo y Harry también apoyaron el veredicto del jurado. En un comunicado dijeron entonces: "Estamos de acuerdo con el jurado y sus veredictos. Además, estamos enormemente agradecidos con todos y cada uno de ellos por la tolerancia que han mostrado al aceptar una alteración tan significativa de sus vidas durante los últimos seis meses".