La teoría más sorprendente de Katy Perry: ¿es nuestro mundo un mero videojuego?

·2 min de lectura
Katy Perry credit:Bang Showbiz
Katy Perry credit:Bang Showbiz

La cantante Katy Perry ha aprovechado su más reciente entrevista para plantearnos una pregunta muy inquietante: ¿es nuestra vida actual una simple creación de la imaginación ajena? La estrella del pop se ha sumergido de lleno en la Teoría de la Simulación, planteada ya por películas como 'Matrix' y que sostiene que la existencia de todo lo que nos rodea podría no ser una realidad tangible, sino la mera proyección, gracias a la tecnología, de una construcción mental.

En el caso de la artista estadounidense, su hipótesis ofrece una concepción de nuestro mundo similar a un videojuego, en el que la inteligencia artificial diseña personajes que, aunque programados, parecen contar con un cierto nivel de libre albedrío, al ser capaces de tomar decisiones diversas en función de las circunstancias. "Tengo algunas ideas algo locas que no paro de desarrollar. Me interesa mucho la Teoría de la Simulación y el mundo de los NPCs [non-playable characters]. Además, a mi hermano le llama mucho el tema Cripto y le encanta ver esas competiciones mundiales de videojuegos", ha revelado antes de entrar en materia.

"Literalmente, en esos torneos se dan cita numerosos gamers en sus ordenadores, todos sentados en sus sillas mientras juegan al 'FIFA'. Se hacen en estadios llenos de gente que ve a esos avatares compitiendo y siendo controlados por otros. Y yo me pregunto: '¿No es eso lo que está pasando ya con nosotros? ¿No será que nosotros somos parte de un juego y estamos jugando con otros? ¿Es el metaverso la próxima dimensión de nuestra propia realidad?'. No lo sé", ha reflexionado.

Para rematar, Katy ha compartido, en su interesante conversación para el podcast 'Smartless', un enfoque algo "esotérico" de este mismo planteamiento, defendiendo que en el fondo los seres humanos no son más que "estrellas" vinculadas a un "cuerpo" marchito. "En un nivel más esotérico o espiritual, puede que sea que las personas no tenemos una verdadera consciencia de nosotros mismos. Quiero decir, no somos más que estrellas atrapadas en un cuerpo. ¡Y quiero recalcar que no fumo hierba! No se me permite, aunque suene como si hubiera tomado algo. Todo esto es muy intenso de procesar", ha manifestado.