Tensión en el Congreso: Sánchez acusa al PP de hoy de ser el de "anteayer" de "parar la libretita de Bárcenas"

·3 min de lectura
Pedro Sánchez (Photo: JUAN CARLOS HIDALGO / EFE)
Pedro Sánchez (Photo: JUAN CARLOS HIDALGO / EFE)

Pedro Sánchez (Photo: JUAN CARLOS HIDALGO / EFE)

La tensión continúa dominando el Congreso de los Diputados. La portavoz del Partido Popular, Cuca Gamarra, sigue mostrando su lado más duro y ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de llegar a La Moncloa gracias a un “pacto diabólico”, volviendo a sembrar dudas sobre supuestos acuerdos por debajo de la mesa con el independentismo.

Gamarra y Sánchez se han enfrentado en la sesión de control, donde el dirigente socialista ha criticado que el PP de hoy es el mismo que el de “anteayer”, el de “parar la libretita de Bárcenas”.

El presidente ha lamentado que el PP, a pesar del cambio de liderazgo, ejerce el “mismo negacionismo” en la oposición.

Todo un rifirrafe que se ha producido a raíz de la pregunta de Gamarra, que le ha echado en cara que algunos medios han publicado que el presidente del Gobierno sabía que se espiaba a los independentistas y ha enlazado esto con la votación de investidura de Sánchez, que logró La Moncloa gracias a la abstención de Esquerra.

Gamarra ha ahondado contra el presidente acusándole de haber “suficientes concesiones al independentismo” y le ha preguntado cuáles quedaban por hacer. La popular ha tildado de “disparate” la negociación de la investidura: “No hay mayor concesión al independentismo que entregarle la gobernabilidad”.

Sánchez le ha respondido: “Cómo se nota el nuevo PP, qué gran diferencia. me ha preguntado lo mismo que Casado en febrero”. A lo que ha agregado: “Ustedes mandaban ‘piolines’ a Cataluña, y con nosotros la selección española puede jugar en Cataluña”. Para apostillar: “A ustedes les aprobaban ’duis”. Lo que ha comparado con los recientes sondeos que dicen que el 70% de los catalanes considera que la independencia no es una prioridad.

“Se llama concordia frente a la discordia”, ha subrayado el presidente del Gobierno ante las palabras de Cuca Gamarra. El jefe del Ejecutivo ha reiterado que el PP se parece al de “anteayer”: el de “ayer” fue fulminado por denunciar un caso de corrupción y el de “anteayer” estaba “más pendiente de parar la libretita de Bárcenas, sea como sea”.

“Las verdades duelen”, ha espetado el socialista ante los murmullos que llegaban de la bancada de la derecha. Enlanzado acto seguido: “El PP de hoy, el PP de ayer y el PP de antes de ayer practica la misma oposición negacionista”.

El independentismo, el caso Pegasus y el CNI también han salido en las otras dos preguntas a las que se ha enfrentado Sánchez por parte de Aitor Esteban (PNV) y Mertxe Aizpurua. El presidente se ha mostrado abierto a reforzar las garantías judiciales del Centro Nacional de Inteligencia, como le ha pedido el portavoz peneuvista.

El presidente del Gobierno ha negado que Interior tenga el programa Pegasus y ha defendido, además, la labor tanto de las fuerzas de seguridad como del CNI. Además, ha mostrado su “empatía” con todas las personas han sufrido escuchas ilegales sin permisos judiciales.

Y en su cara a cara con la portavoz de Bildu, Sánchez ha llamado a rearmar las mayorías progresistas y ha mostrado su confianza en restablecer el diálogo con las instituciones catalanas de forma “total y rotunda”, además de estar dispuesto a convocar la Mesa “cuando considere la parte catalana” y a reunirse con Pere Aragonès.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente