La tenista Daria Kasatkina reta a Putin: "Sí, tengo novia"

·2 min de lectura
Photo credit: Getty Images y Instagram
Photo credit: Getty Images y Instagram

No es nada fácil ser gay en Rusia. No solo por la cultura dominante sino porque las manifestaciones LGQTBI+ incluso están perseguidas por una ley establecida en el año 2013. Al dictado de Vladímir Putin, cualquier activista gay puede ser detenido y acabar en la cárcel. Así que el paso que ha dado la tenista Daria Kasatkina al hacer pública su homosexualidad le puede costar caro.

La deportista de 25 años ha llegado a ser la número 2 mundial de la clasificación WTA (organizadoras del circuito femenino de tenis), pero no lleva una vida fácil y no se espera que mejore si regresa a su país después de su revelación en una entrevista. "Sí, tengo novia", respondió a la pregunta directa sobre su vida personal para lograr cierta liberación aunque cierta amenaza.

"Nunca he hablado de eso de una forma tan abierta delante de una cámara. Demasiados temas son tabú en Rusia", explicó la deportista que actualmente vive y entrena en España pero que sabe de los problemas que tendrá si vuelve a pisar el terreno dominado por Putin.

Photo credit: TOBIAS SCHWARZ - Getty Images
Photo credit: TOBIAS SCHWARZ - Getty Images

"La noción de que alguien quiera convertirse en gay es ridícula. Creo que no hay nada más fácil que ser heterosexual. De verdad, si hubiera una opción nadie elegiría ser gay. ¿Por qué hacer tu vida más dura, especialmente en Rusia? ¿Qué sentido tiene?", se preguntaba Daria Kasatkina sobre su situación.

No obstante, la tenista ha querido dar el paso para servir como ejemplo a otras jóvenes. "Vivir dentro del armario es imposible. Es demasiado duro, no tiene sentido", argumentó. "Vivir en paz contigo misma es lo único que importa, y que se jodan los demás", lanzó Daria Kasatkina sobre las críticas que pueden llegar desde su país.

La tenista se ha sumado al reciente desafío a Vladímir Putin de la comunidad LGTBIQ+ en su país. De hecho, Daria Kasatkina ha alabado a la futbolista Nadya Karpova, quien un mes antes también declaró pública su homosexualidad. "Creo que es importante que gente influyente del deporte o de cualquier otro campo hable de esto", reclamó la jugadora que llegó a semifinales de Roland Garros este año. "Es importante para esos jóvenes que lo están pasando mal y necesitan apoyo", destacó. "Salir del armario es algo que siempre ronda en tu cabeza hasta que dices algo. Obviamente, cada persona decide cómo y cuánto abrirse", señaló.

La tenista ha insistido en su mensaje publicando en su cuenta de Instagram una fotografía con su pareja, la patinadora canadiense nacida en Estonia Natalia Zabiiako. No obstante, la rusa sabe que probablemente "nunca" podrá caminar de la mano con su pareja por Rusia. Como mínimo, podría ser castigada con una multa de 12.000 euros por su manifestación pública de homosexualidad. Las sanciones máximas podrían mandarla un tiempo a prisión.

Por último, para terminar su desafío a Vladímir Putin la tenista pidió el fin de la invasión de Ucrania. "Es una completa pesadilla", remarcó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente