Tener o no tener sexo cuando hay sequedad vaginal

Mónica De Haro

Cuando una mujer tiene sequedad vaginal evita mantener relaciones sexuales y entra en un círculo cerrado que favorece que las molestias se mantengan. Sigue estos consejos para tener una vagina feliz

El problema de la sequedad vaginal es que si te molesta tienes menos relaciones, y c<strong>omo tienes menos relaciones, hay menos irrigación en la zona genita</strong>l ¡Es la pescadilla que se muerde la cola! (Foto: Shutterstock/Getty)
El problema de la sequedad vaginal es que si te molesta tienes menos relaciones, y como tienes menos relaciones, hay menos irrigación en la zona genital ¡Es la pescadilla que se muerde la cola! (Foto: Shutterstock/Getty)

Puede que parezca un contrasentido pero tal vez no estés manteniendo suficientes relaciones como para proteger tu salud vaginal. Porque la sequedad vaginal no es un problema propio de la edad; tiene mucho que ver con el estilo de vida y con el sexo.

La sequedad vaginal es una situación a la que las mujeres se enfrentan en multitud de momentos a lo largo de su vida. Existen diversos factores como la lactancia, menstruación o menopausia que influyen directamente sobre esta área, así como elementos externos como el estrés o el tabaquismo que también pueden perjudicar a la zona vaginal.

El sexo no tiene por qué ser doloroso. Hay muchos trucos para estimular tu vagina, como usar las bolas chilas y realizar ejercicios de suelo pélvico. (Foto: Getty)
El sexo no tiene por qué ser doloroso. Hay muchos trucos para estimular tu vagina, como usar las bolas chilas y realizar ejercicios de suelo pélvico. (Foto: Getty)

La utilización de jabones no específicos para las zonas íntimas, la ropa interior de un material que no sea algodón y que no transpire, la ingestión de ciertos medicamentos, el uso de tampones también pueden generar dificultades para que todo fluya como es debido.

Por el contrario ciertos hábitos como beber aproximadamente 1,5 litros de agua al día (para mantener los tejidos hidratados) y llevar una vida sexual activa activa evitará este problema. Ten en cuenta que las relaciones sexuales mantienen activos los músculos vaginales gracias a las contracciones involuntarias de los orgasmos.

Además, para controlar las molestias que esta afección puede provocar, aquí tienes una serie de productos y recomendaciones del equipo de Procare Health que, de manera natural, te ayudarán a prevenir o mejorar estos síntomas.

  • Manzanilla. Esta planta no solo ayuda a la digestión, sino que, empleada en baños en la zona genital, reduce la irritación y sensación de comezón, gracias a su capacidad antiinflamatoria. Para hacer este tratamiento debes hervir en suficiente agua una buena cantidad de hojas de esta hierba, luego colocarlas en un recipiente suficientemente grande como una tina por ejemplo, dejar enfriar un poco y luego meterte dentro de ella y quedarte sentada por lo menos durante veinte minutos o hasta que el agua este totalmente fría, de esta manera se puede aliviar una infección en las vías urinarias.

  • Aceite del árbol del té. Este producto tiene propiedades antimicrobianas, por lo que unas gotas diarias ayudarán en la eliminación de las bacterias que alteran el pH vaginal, así como la sequedad y los malos olores.

<a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/el-motivo-por-el-que-las-mujeres-dejan-de-tener-relaciones-sexuales-104935954.html" data-ylk="slk:Mantener relaciones;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">Mantener relaciones</a> coitales o la masturbación ayudan a que haya menos sequedad vaginal. (Foto: Getty)
Mantener relaciones coitales o la masturbación ayudan a que haya menos sequedad vaginal. (Foto: Getty)
  • Cúrcuma. El extracto de cúrcuma contiene propiedades antibacterianas que potencian el flujo vaginal, evitando la sequedad y previniendo posibles infecciones. Se recomienda incorporarla en la alimentación como especia para guisos, o a través de infusiones.

  • Yogur natural. Este producto no solo aporta beneficios para el aparato digestivo, sino que sus propiedades calman también los eccemas y afecciones de piel. En el caso de la salud vaginal, la ingesta de yogur, ayuda a proteger frente a sequedad e infecciones.

  • Caléndula. Esta flor se empleaba en la antigüedad para regular la menstruación y aliviar el dolor durante el ciclo. Aunque su uso en este sentido se ha limitado, sí ayuda en la cicatrización de heridas o el alivio de la piel irritada, también en la zona vaginal.

  • Aloe Vera. Es el hidratante natural por excelencia y sus beneficios para la salud vaginal son igual de positivos que para el resto de la piel. Es uno de los productos que más ayuda en el control de la sequedad de esta zona.

  • Ácido hialurónico: el ácido hialurónico es un potente hidratante gracias a su capacidad de atraer y retener agua. Naturalmente, se encuentra en alimentos como las patatas o las espinacas, y también forma parte de los tejidos de nuestro organismo. Es por eso que se emplea en tratamientos cosméticos, para rehidratar en profundidad los tejidos afectados. Además, esta sustancia proporciona elasticidad a la mucosa vaginal y actualmente existen tecnologías innovadoras que permiten que el ácido hialurónico penetre en las capas más profundas de la mucosa vaginal, hidratando y reparando la zona durante más tiempo.

  • Centella asiática: es una planta empleada en la medicina tradicional china, y actualmente forma parte de medicamentos y productos sanitarios para tratar una amplia variedad de síntomas gracias a su alto poder cicatrizante. En la mucosa vaginal, la centella asiática ejerce una acción reparadora y regeneradora, propiedad que la hace muy útil en casos de peri y posmenopausia, protección frente a agresiones externas (compresas, depilación) vaginitis o alteraciones de la microbiota vaginal, post-cirugía, post-parto, entre otras.

  • BioEcolia: es un prebiótico obtenido a partir de azúcares naturales, sacarosa y maltosa, y se emplea para proteger y estimular las defensas de la piel, reequilibrando la microbiota o flora vaginal. Este prebiótico, en combinación con otros componentes que permitan la hidratación y la cicatrización, es ideal para el tratamiento de situaciones fisiológicas y patológicas que afectan a la salud o situaciones que provocan disminución de la secreción vaginal, además de situaciones que provocan sequedad como irritación, malestar, escozor en la zona vulvar, etc.

Por cierto, antes de acabar me gustaría aclarar un par de cosas:

  1. Los condones también pueden ayudar a mantener un nivel saludable de pH vaginal, de manera que las bacterias buenas, como los lactobacilos, puedan prosperar ahí abajo.

  2. Menos es más. Nada de cosas sofisticadas. Los productos sin olor y el agua limpia y más bien calentita. Tu vagina se limpia ella misma, así que por favor, mantente a distancia de productos de higiene intravaginal. Pueden exponerte a riesgos de infecciones, enfermedad inflamatoria pélvica y ETS.

Alimentación, hidratación y hábitos saludables son indispensables para tener una vagina feliz. Incorpora estos consejos a tu rutina diaria y conseguirás que la hidratación de la zona vaginal muestre síntomas de salud, evitando picores y molestias innecesarias.

¿Qué trucos o técnicas utilizas para mejorar la sequedad vaginal?

También te puede interesar:

Lubricantes femeninos, ¿conoces todo su potencial?

El motivo por el que las mujeres dejan de tener relaciones sexuales

¿Qué lubricante natural de la vagina ‘compartimos’ con los tiburones?