Tener 10 o más parejas sexuales aumenta el riesgo cáncer

Es la primera vez que se analiza el impacto potencial de número de parejas sexuales en resultados de salud más amplios. El estudio asocia el haber tenido 10 o más compañeros sexuales a lo largo de la vida con un mayor riesgo de cáncer tanto para hombres como para mujeres

Un historial de diez o más parejas sexuales a lo largo de la vida guarda relación con mayor riesgo de ser diagnosticado de cáncer, según una investigación científica de la Universidad Británica de Anglia en 6.000 hombres y mujeres mayores de 50. (Foto: Getty)

Un estudio de la Anglia Ruskin University, realizado en Reino Unido, concluyó que tener muchas parejas sexuales eleva el riesgo de contraer algún tipo de cáncer.

Publicada en la revista BMJ Sexual & Reproductive Health, la investigación trata de cerrar esta brecha de conocimiento. Ya que hasta ahora muy pocos estudios habían analizado la relación entre estas dos variables: número de parejas sexuales y parámetros de salud.

Además de las parejas sexuales también se tuvieron en cuenta otras variables que influyen en la salud como los hábitos de vida. Por ejemplo,  fumar, beber con frecuencia y realizar una actividad física. (Foto: Getty)

Para averiguarlo, los investigadores recurrieron a la información recopilada para el Estudio Longitudinal Inglés del Envejecimiento (ELSA), un estudio de seguimiento representativo a nivel nacional de adultos mayores (más de 50 años) que viven en Inglaterra.

Primero se preguntó a los participantes (2.537 hombres y 3.185 mujeres mayores de 50 años) cuántas parejas sexuales habían tenido y se les clasificó según la respuesta en los siguientes grupos:

  • Los que habían tenido entre ninguna y una pareja sexual

  • Los que habían tenido entre dos y cuatro

  • Los que se habían acostado con entre cinco y nueve personas

  • Y por último, aquellos que habían practicado el sexo con diez o más compañeros sexuales en su vida.

También se les pidió que calificaran su propia salud e informaran sobre cualquier condición o enfermedad de larga duración que afectara de alguna manera a la actividad cotidiana.

La edad promedio de los participantes fue de 64 años, y casi tres de cada cuatro estaban casados. Los porcentajes quedaron así: entre los hombres, el 28,5 por ciento declaró haber tenido entre ninguna y una pareja, el, 29 por ciento, entre dos y cuatro, el 20 por ciento, entre cinco y nueve y el 22 por ciento, diez o más.

Entre las mujeres, en el primer grupo se situaba el 41 por ciento, en el segundo, el 35-5 por ciento, sólo el 16 por ciento había tenido entre cinco y nueve parejas y menos del 8 por ciento, diez o más. 

En ambos sexos, un mayor número de parejas sexuales se asoció con una edad más joven, un estado individual y estar en los niveles más altos o más bajos de riqueza familiar. Pero esto no era lo que estaban buscando los investigadores, sino la asociación con la salud. 

El estudio también concluyó que, entre las mujeres, a más parejas sexuales, mayores probabilidades de padecer una enfermedad limitante a largo plazo (Foto: Getty)

Cuando analizaron los datos, los investigadores encontraron una asociación estadísticamente significativa entre el número de parejas sexuales de por vida y el riesgo de un diagnóstico de cáncer entre ambos sexos, explicó el doctor Lee Smith.

Así observaron que las mujeres que habían tenido diez o más parejas tenían un 91 por ciento más de posibilidades de haber sido diagnosticadas de cáncer que las que habían tenido una o ninguna, así como un 64 por ciento eran más proclives a padecer una enfermedad crónica limitante. 

Entre los hombres, los que tuvieron de 2 a 4 parejas sexuales tenían un 57 por ciento más de probabilidades de haber sido diagnosticados con cáncer que aquellos que mantuvieron una única relación sexual con la misma persona. Y aquellos con 10 o más pareja, tenían un 69 por ciento más de probabilidades de haber sido diagnosticados con la enfermedad.

Además, aquellos que tuvieron más parejas sexuales también tenían más probabilidades de fumar, beber con frecuencia y realizar una actividad física más vigorosa semanalmente.

No puede establecer la causa

Aunque los hallazgos coinciden con estudios anteriores que afirman que las infecciones de transmisión sexual aumentan el riesgo de padecer varios tipos de cáncer y hepatitis es importante aclarar que se trata de un estudio observacional que asocia conductas y enfermedades pero no establece una relación de causalidad.

Por eso, los autores consideran que investigar sobre la cantidad de parejas sexuales podría complementar los programas de detección de cáncer existentes al ayudar a identificar a las personas en riesgo.

Otro de los fallos que presenta el trabajo, más allá de su condición de estudio observacional y que, por lo tanto, no permite establecer relación de causalidad, es que no se analizó el tipo de cáncer que habían padecido los afectados, y tampoco desvelaron si dichas personas eran de su mismo género o distinto. 

En cuanto a la diferencia de género en el riesgo de afecciones a largo plazo sigue siendo “esquiva”, añaden los autores, dado que los hombres tienden a tener más parejas sexuales de por vida que las mujeres, mientras que las mujeres son más propensas que los hombres a ver a un médico cuando se sienten enfermas, potencialmente limitando las consecuencias asociadas para su salud a largo plazo.

En cualquier caso, los investigadores de la Anglia Ruskin University sí creen que preguntar a las personas mayores de cierta edad por su número de parejas sexuales podría ser un complemento a los actuales programas de cribado de cáncer

¿Crees que es importante hablar con el médico del número de parejas sexuales? ¿Podría ser una información útil a la hora de evaluar el riesgo de padecer enfermedades asociadas al sexo?

Más historias que pueden interesarte:

'Periodo ventana', el plazo que ayuda a detectar enfermedades sexuales

Si has tenido cinco parejas diferentes (y practicas cunnilingus), esto te interesa

¿Cuántas parejas sexuales debemos tener a lo largo de la vida?