Tendencias que fueron un NO y ahora adoras

street style paris fashion week
Tendencias que fueron un NO y ahora adorasEdward Berthelot


¿Dijiste que nunca renunciarías a los pitillos y te has convertido en una ferviente defensora de los vaqueros anchos?
¿Juraste lealtad a tus zapatillas básicas y ahora adoras las versiones con plataforma? Doce meses dan para mucho, también en materia de moda. Esas tendencias complicadas (es decir, en apariencia poco comerciales) que fueron un gran no cuando empezaron a proliferar por tus tiendas preferidas, se han podido convertir tiempo después en una de tus apuestas recurrentes. En muchos casos, se originaron como una microtendencia limitada al armario de las expertas en moda amantes de las mezclas audaces, pero hoy en día se consolidan como un hit de estilo poderoso, sobre todo para aquellas chicas que buscan un plan B más allá de la ubicua mezcla de vaqueros y camisa blanca.

Calcetines blancos y zapatos negros

Igual que la ropa interior se ha integrado como parte del vestuario exterior, los calcetines tampoco se esconden. Miu Miu, Chanel o Coperni son algunas de las firmas responsables del éxito de los calcetines altos como complemento. Sin dejar de lado su carácter puramente funcional, los calcetines han adquirido este año un papel protagonista en todo tipo de estilismos. Se llevan altos, a la altura de la rodilla, y preferiblemente en color blanco, combinados con zapatos negros: mocasines, merceditas, botines, zapatillas (si son las Samba de Adidas https://www.elle.com/es/moda/tendencias/a41980914/zapatillas-adidas-samba/, puntúas doble).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Las plataformas, cuanto más altas mejor

Desde que Salvatore Ferragamo revolucionara el sector del calzado con las primeras plataformas en los años treinta del siglo pasado, este diseño de suela gruesa ha atravesado diferentes picos de popularidad. A lo largo del año, firmas como Valentino, Versace o Giuseppe Zanotti han logrado viralizar sus zapatos de plataforma más exagerados. Incluso Nicola Peltz, uno de los iconos de estilo de 2022, se casó de novia subida a unas altísimas plataformas blancas de acabado satinado. Cualquier básico, de las Converse a las botas UGG, triunfan ahora en su versión con plataforma, una alternativa perfecta para sumar centímetros de altura sin necesidad de apostar por los incómodos stilettos de siempre.

Pantalones de paracaidista y chaqueta de motera

Los deportes de riesgo se han convertido en una inesperada fuente de inspiración para las seguidoras de las tendencias menos convencionales. Los pantalones de paracaidista rivalizan con los ubicuos cargo como prenda estrella de la temporada otoño-invierno. Puede que hace unos meses no te vieras mucho con ellos, pero hay que reconocer que resultan más versátiles de lo que parecen. Emily Ratajkowski adora combinarlos con zapatillas, Hailey Bieber con cropped tops y Rihanna se atreve a llevarlos con zapatos de tacón. Y sin abandonar el terreno de los deportes, seguro que la chaqueta motera ha llamado tu atención más de lo que hubieras pensado en un principio. No hace falta decir quién es la responsable del éxito internacional de esta prenda. Desde que Rosalía lanzó MOTOMAMI el pasado marzo, las referencias al mundo de las motos se han multiplicado. La cazadora es quizá la prenda más representativa, pero sobre la pasarela no han faltado los ejemplos que desvelan que este universo seguirá dictando las tendencias del año que se avecina. En su desfile Crucero 2022-2023, Chanel vistió a sus modelos con monos de inspiración motera (siempre con el punto sofisticado de la casa francesa) y completó alguno de los looks con un casco de motorista en la mano. Donatella Versace también quiere alargar la tendencia, y en su desfile primavera/verano 2023, hay varios guiños moteros fáciles de identificar.

Un vestido o camiseta ‘tattoo’

Incluso las amantes del estilo oversize más exagerado, han podido pecar con la compra de tendencia idónea para marcar curvas. Los vestidos y tops segunda piel, esos que se ajustan a la silueta del cuerpo y producen un efecto tatuaje gracias a sus estampados, se cuelan en las primeras posiciones de supertendencias del 2022. Confeccionados en tul y otros teijdos semitransparentes, han pasado de ser una prenda objeto de deseo entre las celebridades seguidoras de la moda vintage (cómo olvidar el vestido tattoode Kendall Jenner perteneciente a la colección otoño-invierno 1995, bautizada como Cyber, de Jean Paul Gaultier), a convertirse en una apuesta comodín que funciona igual de bien con vaqueros como con un pantalón de traje. Lo mejor, en 2023 seguirán teniendo hueco en las colecciones de tus marcas preferidas.

Se acabó la resistencia al tiro bajo

El regreso imparable de la estética años 2000, actualizada ahora en el denominado armario Y2K, ha definido muchas de las tendencias de este año. Sin embargo, su impacto más relevante ha sido en lo referente a los vaqueros. El tiro bajo llevaba varias temporadas asomando, tímidamente al principio y de forma descarada después, tanto en la pasarela como en el Street Style de las capitales de la moda. Este año, podríamos decir que se ha consolidado su regreso. La polarización social no ha llegado, por suerte, a la moda, pero si hay una tendencia que crea división de opiniones es el tiro bajo. ¿A favor o en contra? Si has resistido en 2022, puede que caigas en 2023. La opinión generalizada es que los pantalones anchos de talle relajado han desterrado a los pantalones pitillo. Eso sí, las chicas del equipo skinny jeans no deben perder la esperanza porque en el último desfile de Celine, presentado en Los Ángeles hace apenas unos días, Hedi Slimane recuperó los tejanos pitillos en un homenaje al estilo indie sleaze que arrasaba en 2010.

Un corsé años 2000

Si veías Un paso adelante suspirando por los calentadores y las camisetas de Las Supernenas que llevaba Lola (Beatriz Luengo) y te fascinabas con los looks más locos de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York, seguro que te ha costado resistirte al corsé, otro referente dosmilero. Esta prenda es quizá la más interesante de analizar ya que se ha logrado, no solo subvertir su significado original -el de afinar la figura femenina-, sino proporcionar un nuevo simbolismo a la prenda. Como ya hizo Madonna hace décadas, las nuevas musas de la música (Olivia Rodrigo, Dua Lipa, Rosalía…) y del cine o la moda (de Úrsula Corberó a Bella Hadid), han rescatado el corsé y han sacudido su pasado vinculado a la opresión de la mujer, para convertirlo en un elemento clave de esos looks que irradian personalidad y poder.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Si no has caído en ninguna de las tendencias estrella del 2022, es posible que ya hayas llegado a ese momento de tu vida en el que sabes aprovechar las prendas de tu armario sin necesidad de hacer nuevas inversiones, o puede que simplemente te guste la moda pero no las tendencias.

Sea como sea, el nuevo año se presenta cargado de desafíos de estilo, y algunos sin duda van a crear debate. Puede que en la recta final de 2022, las cejas finas (se empiezan a ver más de la cuenta) o los diseños de inspiración años 80 (con hombros XL, colores vibrantes y licra, mucha licra), sean un rotundo no, pero a saber cuál será tu opinión dentro de 365 días.