Un vídeo recuerda que 'Temptation Island' (Italia) superó a un concursante: ¿cuál es el límite de los realities?

La pasada semana se estrenó en España La isla de las tentaciones, el reality presentado por Mónica Naranjo que se emite simultáneamente en Telecinco y Cuatro y que está basado en Temptation Island que ya fue adaptado en 2002 por Antena 3 bajo el nombre de Confianza ciega y que hoy vuelve a estar en el centro de todas las miradas gracias a un vídeo viral.

La isla de las tentaciones (©Mediaset)

El programa, que cuenta también con un debate dirigido por Sandra Barneda, presenta a cinco parejas que acuden a una isla paradisiaca donde la gracia es que tienen que vivir sepados para comprobar si su amor es verdadero o si estaban viviendo en una mentira. Si bien el debut ya ha recibido críticas por el tufo machista que desprenden los comentarios de uno de los protagonistas, cabe recordar que hubo un participante de una edición internacional que se sintió al límite en esta aventura televisada.

Gracias a un vídeo viral, los internautas han podido descubrir la experiencia de Ciro, un participante de Temptation Island (Italia) que acabó desesperado por no poder comunicarse con su novia. Si bien se trata de una curiosidad de otra edición nos lleva a replantearnos si en La isla de las tentaciones pudo suceder (aunque no se vaya a emitir) alguna práctica parecida ya que, cabe recordar, el programa está grabado desde hace un año.

Esta circunstancia ha provocado las críticas de un sector de los espectadores ya que consideran que se pierde la frescura de un reality en directo porque lo que están viendo son piezas editadas. De hecho, algunos jóvenes que han participado en el reality han tenido que borrar de sus perfiles en redes sociales las imágenes con sus actuales parejas para que no parezca que todo está grabado.

Como se puede comprobar en el vídeo, Ciro roza el límite de su paciencia en el realitydejando entrever que es una experiencia complicada para quien quiere a su pareja y, sobre todo, para quien sufra de celos. Este momento no pasó desapercibido por los espectadores y tampoco lo hace ahora ya que el participante, que estaba recluido en una isla, hace todo lo posible para esquivar a los miembros del equipo y corre en busca de su pareja Federica para que le de las explicaciones pertinentes.

El estado de agitación de Ciro obviamente responde a que el programa le sometió a todo tipo de imágenes manipuladas para provocar su reacción. Es lo mismo que ahora podemos seguir en La isla de las tentaciones ya que a las parejas protagonistas les esperan 10 solteros y 10 solteras que complicarán la decisión de volver a casa con su mismo amor, solos o con un nuevo romance.

En este sentido, el vídeo nos lleva a preguntarnos una vez más si en la televisión todo vale con tal de captar espectadores: ¿Cuál es realmente el límite al que puede llegar un reality show? ¿Hasta qué punto podemos permitir que este tipo de programas jueguen con los sentimientos humanos para generar interés?

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset