La televisión no está viendo el as bajo la manga que tiene Carmen Alcayde

·5 min de lectura

Eurovisión y la actuación de Chanel se ha colado en todos los programas de televisión, de todas las cadenas, sin importar que el Festival sea un evento en el que participa TVE. La cantante, actriz y bailarina ha dejado una actuación sobresaliente en Turín, que ha permitido que nuestro país vuelva a soñar fuerte con ganar algún día el concurso musical más importante del mundo, y en general, todo el mundo ha caído rendido a sus pies. Una de sus principales valedoras ha sido Carmen Alcayde, quien en la tarde de ayer volvió a rendirle un tributo recreando su actuación en la gran final de Eurovisión, con un traje calcado al que diseñó Palomo Spain. Y ahí volvió a demostrar que ella es una mujer todo terreno en el mundo de la comunicación, y que tiene muy buenos ases bajo la manga para seguir haciendo cosas nuevas en la televisión. Algo que parece que, todavía, no todo el mundo sabe ver.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

En la serie Paquita Salas, creada por Los Javis, la famosa representante interpretada por Brays Efe habla de las “actrices 360”, que son aquellas que saben actuar, cantar, presentar, hacer de todo y bien. Como ejemplo, el personaje citaba a Carmen Sevilla, quien realmente hizo tocó todos los palos durante sus muchos años en activo.

Pues bien, con Carmen Alcayde tenemos delante de nosotros a una verdadera fiera 360, que también puede hacer casi lo que le dé la gana delante de una cámara o subida a un escenario. Ya ha emulado a Chanel dos veces, y se ha marcado auténticos ‘Chanelazo’, derrochando un enorme brillo sobre el centro del plató, cantando en directo, moviéndose la mar de suelta, sintiendo el ritmo.

El mérito es mayor si tenemos en cuenta que Carmen estudió Ciencias de la Información por la Universidad CEU San Pablo de Valencia. Su chispa a la hora de comunicar le permitieron saltar pronto a la televisión, primero en autonómicas, y más tarde, a la nacional. Su etapa más recordada, sin duda, fue la de Aquí hay tomate, donde compartía las labores de presentación con Jorge Javier Vázquez. Ahí ya dejaba claro que estaba hecha de una pasta diferente a la de otras presentadoras de corazón. Tenía un espíritu inquieto, gamberro, y derrochaba muy poca vergüenza, en el mejor de los sentidos.

MADRID, ESPAÑA - 01 DE SEPTIEMBRE: Carmen Alcayde asiste al estreno de 'El Humor De Mi Vida' en el teatro EDP Gran Via el 01 de septiembre de 2021 en Madrid, España. (Foto de Pablo Cuadra/Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 01 DE SEPTIEMBRE: Carmen Alcayde asiste al estreno de 'El Humor De Mi Vida' en el teatro EDP Gran Via el 01 de septiembre de 2021 en Madrid, España. (Foto de Pablo Cuadra/Getty Images)

Su morro le permitió probarse a sí misma, experimentar delante de la cámara, dar rienda suelta a toda su personalidad. Tras varios proyectos fallidos (como aquel programa Las gafas de Angelino, que estaba llamado a ser el sustituto de Aquí hay tomate) Carmen se reinventó. O mejor dicho, amplió sus miras profesionales, y comenzó a hacer teatro, escribir libros… A ella eso de contar historias le nace de manera natural, no importa el medio.

De hecho, su fichaje por Sálvamese produjo de manera casual (¿o más bien deberíamos decir causal?). Un día acudió al programa a promocionar una obra de teatro, en la que se alterna el papel protagonista con Lara Dibildos, y después, decidió quedarse para comentar los salseos de turno. Al público le gustó tanto su aire fresco para el formato que empezaron a reclamar en redes sociales su fichaje, que se materializó poco después. Desde entonces es una profesional esencial para el funcionamiento del programa: aporta sentido del humor, datos interesantes, y hasta de vez en cuando protagoniza alguna que otra bronca con sus compañeros.

Ahora, con sus imitaciones de Chanel, nos está mandando un aviso muy claro. Es una profesional de lo más versátil, y puede encajar en cualquier programa, más allá del mundo del corazón. Tanto como presentadora y colaboradora, como en calidad de concursante. Porque ¿acaso nadie ha pensado que sería un gran fichaje, por ejemplo, para Tu cara me suena, en Antena 3? Yo la veo con un perfil ideal para este formato, en el que transmitir buen rollo es casi más importante que clavar cada nota.

Hay que destacar, sin embargo, que Carmen ya estuvo en un formato primo hermano, Me lo dices o me lo cantas, de Telecinco. Un programa de parodias en la que cantaba y bailaba, pero que no cuajó en audiencias, entre otras cosas, porque nació herido; su estreno se retrasó más de lo previsto, y los números musicales ya no estaban unidos a la actualidad del momento, siempre destilaban un olorcillo a añejo, como que se hablase del gallo de Eurovisión en una gala emitida en mayo, dos meses y medio después del certamen en el que la voz traicionó a Manel Navarro. Eso no es, ni mucho menos, una razón de peso para no soñar con su incorporación a TCMS; de hecho, en aquel concurso fue compañera de Belinda Washington, que fue concursante de Tu cara me suena 8.

Carmen tiene un as muy potente bajo la manga, tiene mucho que ofrecer en televisión como actriz, faceta que ha explotado con discreción (¿la recuerdan en Escenas de Matrimonio? ¿Y en aquella serie de la TDT llamada Sexo en Chueca?). No será la que mejor cante, ni la que mejor baile, pero sin duda, tampoco queremos perdernos una de las suyas. Y menos si pone tanto arrojo como en sus números de ‘SlowMo’.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente