La televisión debe mucho a David Civera, aunque no lo sepamos

·4 min de lectura

Dile que la quiero’, ‘Que la detengan’, ‘Bye, bye’ o ‘Perdóname’ son algunos de los éxitos que el cantante turolense David Civera nos ha dejado en su longeva carrera, que empezó hace ya más de dos décadas, allá por 2001. Un vocalista muy carismático, y que ahora regresará temporalmente a nuestras casas gracias al último invento de Telecinco. Y es que él será uno de los protagonistas del Sálvame MediaFest, el festival en el que estrellas de la canción cantarán con los colaboradores de Sálvame, y en su caso, le tocará unir su voz a la de Carmen Borrego. Lo que no todo el mundo sabe es que el legado artístico de David va mucho más allá de su discografía, y que a él le debemos, de forma más o menos directa, uno de los grandes éxitos de nuestra televisión.

Madrid. David Civera, cantante. (Foto de Fernando Camino/Portada/Getty Images)
Madrid. David Civera, cantante. (Foto de Fernando Camino/Portada/Getty Images)

Como tantos jóvenes con inquietudes musicales, David Civera aprovechó los concursos musicales para darse a conocer. En su caso, llamó al teléfono de Lluvia de Estrellas, el formato de Antena 3 en el que cualquier persona anónima podía demostrar su don para imitar a una celebridad en concreto. En alguna ocasión David ha explicado que su intención era emular a otro artista, pero que la producción le recomendó, por su versatilidad, cantar como Enrique Iglesias y su tema ‘Experiencia religiosa’. No ganó la edición de aquel lejano 1996, pero se abrió la puerta para otros programas de la misma productora, Gestmusic, tales como Canciones para el recuerdoo La parodia nacional, donde interpretó el personaje de Lolo Pocholo. Era un chico que pisaba fuerte, pues cuando concursó en Lluvia de estrellas solo contaba con 17 años y estaba estudiando COU, el antiguo equivalente a 2º de Bachillerato.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Pasaron los años y David reapareció en 2001 en un programa llamado Eurocanción, la preselección española para Eurovisión de aquel año. Aquel espacio fue una cantera de artistas que luego llegarían al éxito, como Sonia y Selena, que aspiraron a ir a Eurovisión con ‘Yo quiero bailar’, o Merche, que entonces se hacía llamar Luna, y que interpretó su hit ‘No pidas más amor’. David Civera participó con el tema ‘Dile que la quiero’, compuesto por Alejandro Abad, y se llevó el gato al agua, alcanzando la mejor puntuación gracias al apoyo del público y del jurado. Como curiosidad, el propio Alejandro Abad fue uno de los presentadores de aquel programa, y la canción la presentó con el seudónimo de Víctor Salvi.

Pero ¿cómo llegó David a ser un chico desconocido a alcanzar la gloria con esta canción y convertirse en uno de los artistas más punteros del pop latino de la época? La respuesta está en el citado Alejandro Abad, compositor, productor y cantante, entre otros oficios relacionados con la industria musical. Tal como Alejandro ha contado en diferentes entrevistas, él cogió a David y lo entrenó y pulió para convertirlo en la estrella que todos conocemos.

En el año 2016, Abad dio una entrevista a El Mundo y allí explicó que ese trabajo que hizo de puertas para adentro con Civera fue el germen de Operación Triunfo. Según su relato, Gestmusic, la productora de Lluvia de estrellas, le llamó para contarle que iban a hacer un nuevo formato inspirado en la trayectoria de Civera. Coger a 16 “chicos de provincia” para que pasasen por un proceso de aprendizaje delante de las cámaras, y el premio sería, precisamente, tomar el testigo de David Civera en Eurovisión, para que sirviese de catapulta a la fama, tal como le sucedió al de Teruel.

Para reforzar su relato, Abad contaba cómo fue David Civera quien dijo el nombre de Rosa como elegida para ir a Eurovisión, algo que se debía a que “él fue todo el proceso, la inspiración y el origen de OT”.

Desde aquel momento, David continuó ligado a la música, y también a la televisión. Le vimos concursando, por ejemplo, en¡Mira quién baila!, ha sido invitado de Tu cara me suena, o ha puesto a prueba su cultura general, sus nervios y su rapidez visual en formatos como Pasapalabra.

Así pues, la televisión debe mucho a David Civera. Tanto por haber participado en programas icónicos de nuestra historia audiovisual como por haber sido la inspiración de Operación Triunfo, un talent show que creó escuela y que es posible que, más pronto que tarde, vuelva con una nueva temporada, porque el formato bien lo merece.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente