Julián Muñoz también se apunta al culebrón de la herencia de Paquirri en 'Huellas' de Telemadrid

Cine 54
·5 min de lectura

Cuando se cumple una semana del especial Cantora: la herencia envenenada que ha avivado el enfrentamiento público entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera resulta que hay alguien más que se ha apuntado al culebrón. Julián Muñoz, expareja de la tonadillera, ha entrado en directo en el especial de Huellas dedicado a la cantante de coplas y Paquirri para echar más leña al fuego ya que el que fuese alcalde de Marbella ha afirmado que vio personalmente en una habitación de Cantora las pertenencias del torero de las que tanto se está hablando ahora.

©Twitter (@HuellasTM)
©Twitter (@HuellasTM)

El conflicto por la herencia de Paquirri sigue dando mucho de qué hablar. Y es que después de la polémica ocasionada tras la presencia del hijo pequeño del diestro gaditano en el especial de Telecinco Cantora: la herencia envenenada (que este viernes emite su segunda entrega) cargando contra su madre, ahora resulta que la última pareja conocida de la artista –seguramente te acuerdes de cuando se dejaron ver por El Rocío, dando muestras de un amor que parecía idílico en el año 2003-ha soltado por su boca lo más grande dejando a la intérprete de Marinero de luces a los pies de los caballos.

Julián Muñoz ha reaparecido telefónicamente en el programa Huellas de Telemadrid contando que en la época que mantuvo una relación sentimental con la artista tuvo ocasión de ver personalmente la habitación secreta, a la que apenas nadie accede, en la que están los objetos personales de Paquirri que un día fueron supuestamente robados de la propiedad. Unos enseres que siempre han reclamado Francisco y Cayetano Rivera. “No recuerdo exactamente cuando yo visité la habitación”, ha explicado primeramente.

“Fue al principio, una vez que me pusieron una moción de censura y nos fuimos allí al campo. La curiosidad siempre te gana y pregunté. Esa casa tiene dos alas. Desde la puerta principal a la derecha, visto desde la carretera, y a la izquierda tiene otra parte. Si te pones en la entrada de la casa, toda la zona de la derecha es digamos la casa de soltero de Paco, del señor Rivera. En esa casa, aunque cuando yo la conocí estaban las dos partes unidas, nada más entrar por la puerta, a mano derecha, había un salón grande que se comunicaba por una puerta a la zona donde estaba la chimenea y los rifles de Paco, y a la derecha una escalera que subías al dormitorio”, ha comentado Julián Muñoz antes de soltar el bombazo.

“Cuando yo entré al dormitorio allí no había cama ni nada, por supuesto. Lo que me encontré allí, envuelto en algo blanco, estaba el traje de luces que llevaba puesto desafortunadamente. Estaba allí una muleta, un par de banderillas, un estoque. Estaban en un armario según entras a la derecha. Eso lo fue que yo vi allí. Creo, por resumirlo, que allí se guardó lo que llevaba el torero en ese momento que le ocurrió la desgracia”, ha señalado contando que jamás volvió a preguntar nada referido a Paquirri.

Es más, el que fuese alcalde de Marbella ha echado por tierra la posibilidad de que Kiko Rivera haya visto estas pertenencias que ahora reclama a su madre ya que por esa época el DJ “a Cantora iba poco. Kiko vivía en Sevilla, estaba viviendo creo que con la abuela. Incluso hubo un tiempo que ya se hizo mayor y se le alquiló un apartamento por parte de la madre y a Cantora no iba mucho. Cabe la posibilidad de que no lo viera porque no pasaba mucho tiempo como digo”.

En su intervención en Isabel y Paquirri: La herencia, el programa de la cadena autonómica madrileña, Julián Muñoz también ha explicado en qué gastaba el dinero Isabel Pantoja cuando ingresaba grandes cantidades. “Si no es burro, es burra. Ha sido una cosa que yo no sé. El tiempo que yo estuve con ella, que fueron tres años, porque el resto del tiempo estuve en Alhaurín, no la veía yo con grandes gastos ni asistía a ningún sitio. Ropa, sí, y la casa pero grandes gastos no he visto que haya tenido”.

Las revelaciones de Julián Muñoz a simple vista resultan muy jugosas. Y no solo porque haya confesado que él también vio los objetos de Paquirri en la famosa habitación de Cantora, dejando caer los secretos que esconde la finca, sino también porque se ha mostrado demoledor en televisión con la que fuera su novia hasta el punto de respaldar a Kiko Rivera. Además, este inesperado vuelco que ha dado la misteriosa herencia de Paquirri desde la entrevista histórica de Kiko Rivera a Lecturas nos ha permitido conocer cómo sigue el protagonista.

Hay que destacar que antes de afirmar con rotundidad que él ha visto personalmente los objetos del torero, y de tomar partido por Kiko Rivera en el programa de Goyo González, se sabía poco del expolítico puesto que en la actualidad, y tras pasar por la prisión de Alhaurín de la Torre por su implicación en el caso Malaya (fue detenido por corrupción en el año 2006), su vida permanece alejada de los focos disfrutando de la tranquilidad y de su familia que le cuida con mimo. Y es que durante su estancia en la cárcel sufrió distintos problemas de salud, entre los más graves, problemas de diabetes y uno de carácter cardíaco. Es por esto que en 2015 le concedieron el tercer grado, aunque tres años después volvió a centrar todas las miradas cuando Jaleos publicó un vídeo en el que se podía ver a Julián Muñoz bailando junto a mujer unas sevillanas en el bar de copas Trafalgar lo que desmontaba las informaciones sobre su delicada fortaleza.

En definitiva, el testimonio de Julián Muñoz no ha resultado indiferente para nadie ya que con todo lujo de detalles ha dejado en muy lugar a Isabel Pantoja, mostrándose él con una imagen mucho más humilde y cercana.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Twitter (@HuellasTM)