De profesión 'personaje de reality': el nuevo trabajo televisivo que aporta fama y dinero fácil a los concursantes

De profesión, concursante de reality. Esa es la nueva aspiración y visión de futuro para muchos que ven en este perfil laboral un filón para conseguir fama y dinero fácil en un abrir y cerrar de ojos. El paso por estos programas de televisión se está convirtiendo en una apuesta segura para vivir, no sabemos si del cuento, pero al menos sí para ganarse la vida y tener la cuenta bancaria contenta. Ser participante de Gran Hermano, Supervivientes, La Isla de las Tentaciones o cualquier otro formato de telerrealidad, sobre todo en los últimos años, garantiza una entrada VIP al mundillo de la tele, la música y el entretenimiento en general. Pero, ¿a qué precio? Eso parece que no importa tanto.

Cortesía de Mediaset

Si echamos la vista atrás casi dos décadas cuando explosionó el fenómeno reality en España y tratamos de recordar los nombres de sus concursantes, nos quedamos en blanco. A parte de Ismael Beiro, ganador de la primera edición anónima de GH, y Jorge Bernal por aquella famosa frase de “quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza”, poco más podemos destacar. La película terminaba y cada uno se iba a su casa. Corría el año 2000 cuando este espacio llegaba a nuestras vidas para adentrarnos en este fenómeno sociológico que dejaba al descubierto lo mejor y lo peor del ser humano. Sin embargo, la cosa ha cambiado mucho desde entonces.

Uno de cada muchos participantes llegaba para quedarse en la tele, el resto caían en el absoluto olvido. No existía el boom de las redes y la caja tonta todavía era algo más inocente. Kiko Hernández es la excepción a la regla. El que fuera concursante de la tercera edición de GH que quedó como tercer finalista entró en televisión para no irse jamás. Su peculiar carácter y lengua viperina gustó en Telecinco y se dio sus buenos paseos como colaborador de míticos programas como Crónicas Marcianas o A tu lado. De eso hace ya casi veinte años y ahí sigue dando guerra en Sálvame. Eso sin mencionar que este año Hernández se estrena como actor en su primera película, El ídolo

Lo que antes era la excepción a la regla, hoy es la norma general. Si entras en un reality y tienes un poco de tirón (tampoco hace falta mucho, con que sepas liarla...) tienes una silla asegurada en algún programa de debate, o una entrevista a fondo en Sálvame Deluxe o el famoso “poli” (Adara, Gianmarco y Hugo Sierra pasaron por allí, igual que el triángulo amoroso de La isla de las tentaciones, entre otros). Incluso te puedes hacer un hueco como futura estrella de la música o asesor del amor. Mira a Sofía Suescún y su novio Kiko Jiménez ejerciendo de pareja consejera en MYHYV. Su pasado amoroso deja mucho que desear pero ahí están dándolo todo y compartiendo sus ‘sabias’ experiencias con pretendientes y tronistas. En fin, tiene que haber de todo.

Pero vamos a un ejemplo más cercano que demuestra que este formato da para mucho. Después de su paso por GH 17, Adara Molinero estaba desaparecida. Hasta que llegó el Vip 7 y se hizo con el maletín y un novio italiano muy buen mozo de nombre Gianmarco Onestini. La chica está que no para, tanto que la vemos casi más ahora que en la casa. Para empezar no sale del plató de MYHYV donde es un auténtico reclamo. Su apasionada relación con Gianmarco y su forma tan “madre mía” de decir las cosas parece que encaja con el programa y ahí está.

Adari también tiene su propio canal en MtMad (Madre mía by Adara) donde nos cuenta su vida y obra en un espacio semanal de lo más tragicómico. De momento ya nos hemos enterado de cómo fue su separación de Hugo Sierra y también su primera vez con Gianmarco. Ahí na’ má.


Este brazo de Mediaset llamado Mtmad se ha convertido en la plataforma de moda para muchos grandes hermanos y supervivientes donde compartir su lado más íntimo y personal. El morbo está servido. Entre los afortunados de ventilar asuntos curiosos de su existencia están Estela Grande, que ya ha dejado de ser la Who para convertirse en la influencer de moda, Aurah, Susana Molina, Violeta Mangriñán, El Cejas y Bea, actual concursante de SV que ganó GH 17.

La lista es bastante larga. También están por allí Andrea de La isla de las tentaciones, Oriana Marzoli, Steisy y muchos, muchos más. A todo esto hay que sumar que la gran mayoría también reparte sus tareas como influencers haciendo concursos y promocionando todo tipo de marcas en sus perfiles de Instagram. Si es que la exposición mediática hoy en día no se queda en la portada de una revista. Hay muchas vías para explotarla.

Ojo, que hay más y mejor. Los hay quienes alcanzan un nivel superior y hasta logran su sillita en Sálvame, el programa estrella de las tardes de Telecinco. Que se lo pregunten a Ylenia Padilla, que desde que se hiciera famosa en Gandía Shore y tras su paso por GH Vip, donde no dio para mucho, la verdad sea dicha, ya se puede considerar oficialmente colaboradora del famoso show. Pero ese no es el único escalón que ha subido, esta rubia peligrosa también trabaja en Viva la Vida, presentado por Emma García, en el que comparte espacio con otro gran hermano y además ex, Suso Álvarez. Eso por no mencionar los diferentes debates de la cadena en los que participa, que son bastantes.

Lo gracioso es que una vez que entras en un reality lo más seguro es que repitas. Es como tener un bono que permite el pase al resto de los espacios de la casa. Ahí tenemos a Fany de La Isla de las tentaciones, que no llegó a disfrutar de la fama inmediata (y las críticas) al acabar la emisión que tuvo que hacer las maletas para ponerse rumbo a Honduras. La infidelidad le ha salido rentable. Mientras, su novio Cristopher la defiende en todos los platós de la cadena facturando, que las penas con pan son menos penas. Eso sí, juntos también tienen canal en MtMad llamado A pesar de todo, donde anunciaron que habrá boda.

 ¿Y qué pasa si esto de la tele no termina de cuajar? Pues que no cunda el pánico, que para eso está la música. Hace apenas unos días Fabio Colloricchio, concursante de SV y novio de Violeta, lanzaba su primera canción dedicada a su chica y a la isla donde se enamoraron. Bajo el original título de La Isla, el italoargentino demuestra sus dotes de cantante bastante resaltadas gracias al trabajo del Dj Jason Praut. “Si tú no estás esto es un infierno”, dice una parte de la profunda letra, toda una declaración de amor a su amada, que nos disculpe Shakespeare.

Él no ha sido el primero en llamar a la puerta de la música, no nos olvidemos de otros hits como Muévelo de Sofía, Pégate de Ylenia, La Ola de Steisy o Entonces dále de Abraham García. Ninguno llegó muy lejos pero todos hicieron el ruido suficiente como para que se hable de ellos y sumen visitas. 

Entre programas de television, singles y colaboraciones varias pues está lo que se conoce por el término ‘bolo’. Se trata de una invitación a una discoteca de algún lugar de la geografía española donde sus invitados de honor pasan un ratito, animan, se hacen fotos y se lo llevan calentito. Los más solicitados del momento parece que son los tortolitos de GH VIP 7 y El tiempo del descuento, Adara y GM que, según sus redes sociales, parecen tener un agenda llena de compromisos en diferentes locales de nuestro país. Pero son muchos más los que se han apuntado a esta moda. Una manera, a parte de ganar money, también de conocer y agradecer en persona a sus fans por su apoyo y cariño, ¡que no todo va a ser dinero hombre!

En fin, que salidas profesionales hay de sobra si uno opta por concursar. Llegar es fácil, lo difícil es mantenerse y eso lo consiguen pocos. Pero bueno, como dice el refrán, mientras dure, quién nos quita lo bailao.

Más historias que te pueden interesar: