“He ganado un concurso sin apañarme con nadie”: el corte de Hugo a Elena con el que la manda al grupo de los siervos

Cine 54
·2 min de lectura

La gala 2 de Supervivientes 2020 ha quedado marcada por el enfrentamiento entre Hugo Sierra y Elena Rodríguez. Y es que la madre de Adara Molinero, tras ser testigo del romance entre el ganador de GH Revolution e Ivana Icardi (la exnovia de Gianmarco) ha sacado los trapos sucios acusando al que fuera su yerno de haberse opuesto a que estuviera en el parto de su nieto Martín que recientemente ha cumplido un año. Unas palabras que no han gustado al uruguayo que ha aprovechado un momento muy concreto de la entrega para lanzar el mayor zasca a su exsuegra.

(©Mediaset)
(©Mediaset)

Hugo Sierra ha tomado una decisión muy importante como Dios de la isla. Tras el doble destierro de Yiya y Vicky Larraz, el superviviente ha mandado a Elena al grupo de los siervos impidiéndole disputar el juego de rango. Y es que los actos de la madre de Adara en La Palapa han tenido consecuencias y el uruguayo le ha declarado la guerra con su privilegio de evitar que forme parte del grupo de los mortales.

Si bien en la discusión que han mantenido en directo sobre sus versiones encontradas del parto de Adara ambos se acusan de estar mintiendo, lo cierto es que a Hugo no le ha hecho ni pizca de gracia que su exsuegra saque a la luz un tema tan íntimo y que, para colmo, no se crea su relación en la isla con la hermana de Mauro Icardi.

Así, Hugo no se lo ha pensado dos veces y tras los reproches previos ha matizado por qué manda al grupo de los siervos a la abuela de su hijo: “Por lo que pasó antes que dice que era un apaño lo nuestro. Yo no vivo de apaños. He ganado un concurso sin apañarme con nadie".

Un zasca con segundas “referido a lo que dijo ella, que era una parte del aburrimiento”, pero que Elena no ha querido replicar a pesar de que le había dicho en la isla a José Antonio Avilés que este romance con la argentina era muy previsible y que no le hacía falta hacer lo que ella calificó de “apaño”.

Y es que Hugo y Elena ya han empezado a jugar. Cuando parecía que las aguas se había calmado, la paz entre ellos ha llegado a su fin.

Más historias que te pueden interesar:

Imágenes: ©Mediaset