Lydia Lozano asegura que mientras Rocío Carrasco siga con Fidel Albiac nunca estará con su hija Rocío Flores

Lydia Lozano ha estado casi cuarenta días sin poder acudir a su puesto de trabajo en Sálvame por la crisis del coronavirus así que ha aprovechado una entrevista en exclusiva con Lecturas, donde no se ha dejado nada en el tintero, para valorar el papel de Rocío Flores en Supervivientes 2020.

(©Mediaset)

Lydia Lozano ha concedido por primera vez una entrevista para hablar de su vida más allá de Sálvame tras su encierro de 35 días por la crisis del coronavirus. La colaboradora televisiva ha aprovechado para mojarse sobre los principales temas del momento como la relación entre Rocío Carrasco y su hija, asegurando contundente que “Rocío Flores no hablará con su madre mientras esté Fidel”.

Una entrevista que justo coincide con el mensaje que la nieta de Rocío Jurado ha dedicado a su madre en Supervivientes 2020, reiterando la petición de acercamiento entre ambas ahora que había una fecha marcada en el calendario de por medio puesto que es el cumpleaños de Rocío Carrasco y es la primera que manda una felicitación en siete años.

Lydia Lozano ha explicado asimismo cómo ha salido de su confinamiento expresando que “cuando sales después de haber estado 35 días en casa y acostumbrada a tener una rutina, la salida es un subidón. Una persona me escribió en redes diciendo que qué exagerada, que parecía que llevaba dos años en la cárcel. Seguro que es de las que defienden luego que la Pantoja no tendría que ir a la cárcel. El subidón que yo sentí seguro que lo va a sentir mucha gente cuando salga de casa o vuelva a su trabajo.

No obstante, ha confesado que ha pasado mucho miedo en las últimas semanas y ha recalcado que "la gente mayor no va a tener tanto miedo porque les hemos cuidado mucho. Creo que las personas que tienen 40 y 50 años son las que peor lo van a pasar, les va a dar pavor pensar que han estado encerrados y que luego lo puedan pillar. Yo no sabes cómo agradecí sobre todo eso, ver gente. Soy muy sociable, no me gusta estar sola aunque también necesito mi espacio. En mi casa me encanta tener mi espacio, mi lectura, no compartir series, ver mis pelis sola sin que nadie me hable. Pero yo necesito hablar".

A pesar del terror que ha sentido desde que el Gobierno decretara el estado de alarma ha puntualizado en la publicación que “no tengo miedo a la muerte. Tengo miedo a quedarme ciega y me obsesiona caerme por las escaleras y quedarme en una silla de ruedas.

En las páginas de Lecturas también explica a Omar Suárez sus trucos de belleza durante la cuarentena: "Obviamente, nadie ha venido a mi casa. Además, mi marido es arquitecto y nunca me ha puesto un rulo, ya me hubiera gustado". Asimismo ha matizado que "es obra mía y hecho en mi casa. Pero de lo que nadie se ha dado cuenta es que la parte de atrás la llevo con pinza o coleta siempre. Un día estaba muy atacada en casa y vi que la parte delantera crecía de una forma desmesurada y cogí y, en lugar de poner los deditos como los peluqueros haciendo un despunte, corté por lo sano. Si me vieras la parte de detrás, parezco Mafalda".

“Yo he ligado toda mi vida. Mi madre siempre decía que mi corazón era una pensión porque estaba siempre lleno. He ligado con personajes conocidos. Me podría haber hecho 500 Deluxe, cuenta también en la misma entrevista.

Más historias que te pueden interesar:

Imágenes: ©Mediaset