José Antonio Avilés niega en 'Supervivientes 2020' las acusaciones de estafa: "Muy dura la información"

José Antonio Avilés se le ha caído la careta. El colaborador de Viva la vida sigue en Honduras después de haber sido expulsado de Supervivientes 2020 y por eso Jordi González ha aprovechado la entrega de Conexión Honduras para plantear al cordobés algunas preguntas relacionadas con las supuestas estafas en las que se ha visto envuelto en los últimos días y que ponen su carrera televisiva contra las cuerdas. En este contexto, el expulsado del reality de Telecinco ha confesado cuál es su mayor miedo ante la polémica.

(©Mediaset)

José Antonio Avilés se ha convertido en uno de los protagonistas del contenido de Mediaset España. El colaborador de Viva la vida, que ha sido recientemente expulsado de Supervivientes, se encuentra en el centro de todas las miradas después de que la misma cadena para la que trabaja se haya dedicado a desmenuzar su turbio pasado dejando caer que es un estafador y dando voz a los muchos afectados por sus triquiñuelas.

En Supervivientes: Conexión Hondurasel periodista ha tenido la oportunidad de hacer frente a tales las acusaciones ya que tras su expulsión del reality de Telecinco ha sido conocedor de parte de lo que se está comentando en España. Si bien José Antonio Avilés tiene que responder todavía a muchas incógnitas, lo cierto es que durante el interrogatorio de Jordi González se ha mostrado sereno en todo momento, es decir, que no se le ha visto preocupado por todo lo que se le avecina y por las informaciones que apuntan a que podría tener una cara desconocida por la audiencia. Se trata de un cambio de actitud con respecto a la anterior vez que el presentador le intentó desenmascarar en directo y el joven se vino abajo después de que se pusiera en duda su título de periodista y que había estudiado en Gales (Reino Unido).

El comunicador de 24 años ha anunciado que responderá a todas las informaciones que se han dado sobre él en Viva la vida ya que es el programa de la casa donde colabora. Asimismo, ha mostrado públicamente su malestar ante la oleada de acusaciones exponiendo que "las cosas de las que se me acusan son inciertas. En este carro se ha subido gente que yo ni conozco. A mí me duele la gente que conozco hable de mí cuando estoy a 8.000 kilómetros. Yo no estoy agobiado por el linchamiento mediático al que a mí se me ha expuesto. Al final yo estoy en un reality y es legítimo, pero mi familia no". Es decir, que el mayor miedo que tiene es el daño a su familia.

Así, ha recalcado “te puedo decir que muy dura la información. Muy dura no por mí, porque yo con 24 años me puedo confundir, puedo tener muchos errores en el pasado y tendré que dar muchas explicaciones, pero hay una familia, la que no se merece como daño colateral estar expuestos como están expuestos. Porque mi familia no ha decidido estar en televisión, es una familia normal que trabaja y que tiene vida".

Y en esta primera entrega, en la que por primera vez los espectadores han podido ver en directo al expulsado dar la cara tras todo lo ocurrido, José Antonio Avilés no solo se ha quejado del trato recibido en los últimos días, sino que también ha respondido a las cuestiones que directamente el presentador le ha formulado en relación a algunas de las estafas que se le han atribuido. De esta manera el tertuliano ha insistido en que “yo no he robado ningún teléfono móvil a nadie de la producción de este programa para ponerme en contacto con España. Yo he tenido un teléfono móvil, igual que mis compañeros, para hablar con mi familia. Y mi familia me ha contado lo que se está diciendo”.

De igual manera, ha recordado muy enfadado que "la presunción de inocencia en España existe. A José Antonio se le ha fiscalizado, se le ha mandado al paredón y todo ha validoJuzgar o fiscalizar lo hace un juez o un fiscal. Hay periodistas que se les ha llenado la boca de decir que yo he molestado o extorsionado a familias para conseguir entrevistas, eso se ha sentado cátedra diciendo que era la realidad cuando es mentira. Yo tengo que salir en mi defensa a 8.000 kilómetros de mi casa sin un teléfono móvil, sin un abogado que me defienda de los delitos de los que me están acusando y sin información ninguna. Todo ha servido y todo sirve. Me he confundido, muchas veces, atrás en un pasado, pero ni la mitad de lo que se están diciendo".

“Este programa no te ha tendido ninguna trampa, no te ha metido en ninguna encerrona”, ha comentado Jordi González ante el monumental disgusto del expulsado por venderse una imagen suya de timador. En este contexto, el reality de Telecinco ha seguido mostrando al periodista estas acusaciones y José Antonio Avilés se ha defendido como ha podido dejando claro que "yo no he estafado a ninguna ONG. Las cosas hay que demostrarlas”. Igualmente ha dicho que es “mentira” que intentara entrar en el Consejo de Administración del Córdoba Club de Fútbol y que ofreciera medio millón de euros para mejorar su economía.

Y hay más porque el acusado también ha negado que haya dejado a deber más de la mitad del dinero de un sofá que presuntamente compró, aunque sí que ha reconocido que “cuando yo vine a Honduras, en mi vídeo de presentación dije que tengo deudas y voy A Honduras a ganar dinero para pagarlas”. De la misma forma ha rechazado que hubiera montado cinco horas en un coche de caballos y no le hubiera pagado diciendo que iba a sufragar la cantidad el programa en el que colabora.

El periodista andaluz se ha despedido de la conexión con el presentador catalán hablando en inglés después de asegurar que ha estudiado en Gales y que su madre le pagó clases particulares con un profesor británico, si bien hasta ahora no había accedido cuando Jorge Javier Vázquez se lo pidió en una gala alegando que le daba vergüenza.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset