Hugo Sierra asegura que Adara quería volver con él antes de que se marchara a 'Supervivientes'

La gala 7 de Supervivientes 2020 ha resultado especialmente complicada para Adara Molinero que ha acudido a plató para defender a su madre Elena. La ganadora de GH VIP 7 atraviesa uno de los momentos más complicados de su vida tras romper su idílica historia de amor con Gianmarco Onestini porque cree que ha intentado ser infiel con Rodrigo Fuertes. La madrileña ha confesado a Jorge Javier Vázquez que se siente destrozada, estallando contra Bea Retamal tras ser acusada de querer algo con su excompañero de reality por lo que se ha marchado de plató llorando tras un fuerte encontronazo. Por si no fuera suficiente, ha tenido que escuchar la versión del padre de su bebé, Hugo Sierra, sobre su ruptura.

(©Twitter @Supervivientes)

La gala 7 de Supervivientes 2020 ha tenido como protagonista a Antonio Pavón, que debe abandonar el concurso por razones médicas, pero también a Adara que desde plató ha escuchado atentamente la versión de su expareja, y padre de su pequeño Martín, acerca de su ruptura.

La revelación del uruguayo se ha producido tras escuchar a Elena opinar con Fani sobre su relación con Ivana, un romance que de primeras no se creía pero que ahora da crédito porque ve a los concursantes muy cariñosos: “En un principio pensé que era por buscar una estrategia, pero luego les he visto el cariño con el que se han tratado”.

Eso sí, la superviviente duda del futuro de la pareja fuera de Honduras ya que según ella el padre de su nieto es una persona muy monótona: “Cuando estás en un reality de estos y luego sales toca la realidad y cada uno tiene su dinámica de vida. Hugo es como un poco sota, caballo y rey. Tomo el sol, hago mi deporte, si tengo algún trabajo y ya está. Es todo lo contrario a mi hija. Totalmente distintos”.

Asimismo, ha valorado que “se precipitaron, no se conocieron” a la par que ha recordado que su hija se quedó embarazada cuando apenas llevaban cuatro meses de relación. “Yo lo que quiero es que los dos estén bien, sean felices con Ivana, sin Ivana, con Gianmarco, sin Gianmarco. Me da igual”.

En La Palapa el ganador de GH Revolution ha respondido a las palabras de su exsuegra, asegurando que él nunca se portó mal con Adara. “Creo que tan malo no fui porque hasta el momento que me vine para aquí, la verdad es que ella siempre quiso una reconciliación conmigo y fui yo el que no quise"ha confesado dejando a los espectadores de piedra y a la propia Elena que no tenía ni idea de esta versión.

Y es que esta revelación del superviviente marca una vuelta de tuerca en la historia ya que hasta el momento se pensaba que la ganadora de GH VIP 7 había puesto fin a la relación porque prefería darle una oportunidad a Gianmarco: “Pueden decir misa pero hasta el momento que me vine aquí Adara siempre buscó una reconciliación conmigo. Se lo digo a toda España. Esa es la verdad de las cosas, que no quise volver”.

Es más, Hugo Sierra ha explicado que decidió no perdonar a Adara porque sufrió mucho con el affaire que mantuvo con Gianmarco en la casa de Guadalix de la Sierra: La segunda vez ya me decepcionó totalmente y ya no había perdón. La primera vez podría haber algún acercamiento, pero cuando volvió de El tiempo del descuento ya para mí era terminado el tema”.

El concursante ha zanjado el culebrón recalcando que “ahora estoy súper feliz. Le pedí a Dios que me pusiera a alguien en el camino que valiera la pena y me hizo caso.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Twitter (@Supervivientes)