¿Un concursante menos en 'Supervivientes 2020'? Antonio Pavón es desalojado de la playa por razones médicas

Carlos Sobera ha arrancado la nueva entrega de Supervivientes: Tierra de nadie revelando que Antonio Pavón ha tenido que ser apartado de la convivencia y que se encuentra bajo supervisión médica desde el domingo. Y es que tras la última prueba de recompensa, durante el juego con arnés y cuerdas, el torero se queja de un dolor que podría ser una hernia y por eso ha tenido que dejar de lado la aventura y le están realizando pruebas para valorar sus dolencias.

(©Mediaset)

La prueba de recompensa del pasado domingo en Supervivientes 2020 se ha convertido en la más dura que se recuerda en el concurso ya que además de que a ningún espectador le pasaron desapercibidos los gritos de dolor de Ana María Aldón, que tuvo que ser atendida por el médico en directo, se ha conocido que Antonio Pavón tampoco resultó bien parado ya que que desde entonces está separado del grupo de los desvalidos, de Playa Cabeza de León, y bajo supervisión médica.

Carlos Sobera ha sido el encargado de comunicar la evacuación del superviviente que está bajo observación pero se encuentra bien después de quejarse de un dolor en el abdomen que todo apunta, tras ser atendido por los médicos en la propia playa, que se trata de una hernia provocada por el sobreesfuerzo durante la prueba de recompensa.

Carlos Sobera ha dejado claro a los concursantes que Antonio Pavón "está siendo observado por el equipo médico, le están haciendo las pruebas pertinentes para valorar sus dolencias", pero ha recalcado que "sigue exactamente en las mismas condiciones que vosotros en cuanto a comida y aseo, pero no se puede reincorporar a la aventura".

Los espectadores han podido descubrir cómo, tras lesionarse en la última prueba de recompensa, Antonio Pavón tuvo que recoger todas sus pertenencias, incluido su saco, y abandonar la playa. "Lo que no quiero es dejar el concurso", confesaba ya que su principal temor en no poder incorporarse al reality por el momento ya que el profesional sanitario le ha dicho que "hay que hacer una prueba para ver el tamaño que tiene. Ahora no puedes hacer esfuerzos".

Ana María Aldón se ha mostrado muy preocupada por su mejor amigo en el concurso. "Quiero que vuelva. Me di cuenta que era una hernia, que yo en casa ya lo he pasado, mi marido también lo ha tenido y mi hijo pequeño. No va a poder hacer esfuerzo. Puede que se lo lleven a España, pero yo le voy a dar todo el aliento para que piense que no, que se va a quedar. Queremos verle aquí, que le vamos a hacer todo. No hace falta que haga tanta fuerza", ha contado dejando claro que es una de las que más echa en falta al superviviente.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset