¿Es necesario que Núria Marín caiga tan bajo enseñando las bragas para llamar la atención de la audiencia?

Cine 54
·4 min de lectura

Núria Marín prometió el pasado sábado en el programa Socialité que iba a mostrar en directo sus bragas con la cara impresa de Isabel Pantoja. Dicho y hecho. Durante la entrega del domingo la presentadora ha mostrado su ropa interior en directo con el rostro estampado de la tonadillera que durante los últimos meses se ha convertido en una pieza fundamental del contenido de la parrilla de Telecinco donde se trata con detalle cada uno de sus escándalos. Un gesto de mal gusto que no ha gustado a los espectadores porque ha resultado fuera de contexto.

(©Mediaset)
(©Mediaset)

Tras conocer que una integrante del club de fans de Isabel Pantoja- que ya ha sido expulsada del grupo-se estaba lucrando de la cantante vendiendo productos sin su consentimiento (como mascarillas o ropa interior) la presentadora Núria Marín hizo una promesa muy peculiar ante la audiencia: si le conseguían una de las prendas de ropa interior con la imagen de la intérprete de coplas se pondría las bragas durante el programa y compartiría la escena con los espectadores en directo. Pero, ¿qué necesidad tenía de mostrarse entusiasmada con la idea y mostrar este show?

La producción del programa consiguió unas bragas y durante la última entrega emitida la periodista ha cumplido su palabra. “Lo que va a pasar ahora no se ha visto nunca en televisión”, ha destacado primeramente. Y tanto que no.

"El equipo de este programa es infalible porque ha conseguido las bragas y las llevo puestas. En este momentos Isabel Pantoja y yo no estamos manteniendo ninguna distancia de seguridad", ha bromeado manteniendo en vilo a los espectadores durante unos minutos.

"Yo tengo una carrera, pero esto tengo que mostrarlo. Atención. Isabel Pantoja", ha comentado la catalana mientras se ha levantado la falda y ha enseñado a los espectadores durante unos segundos sus bragas con la cara de Isabel Pantoja. Y todo entre risas.

La presentadora, que se encarga de conducir el programa Socialité durante las vacaciones de María Patiño, ha dejado mucho que desear con este bochornoso acto. Porque si se creía que con esta promesa se iba a hablar de su desparpajo, o de que hace todo por la audiencia, le ha salido el tiro por la culata. No hay que olvidar que la televisión también tiene sus límites y, desde luego, mostrar a los espectadores la ropa interior que lleva puesta no ha sido un acierto.

Los internautas enseguida han recogido este momento valorando que se trata de un gesto de mal gusto y, desde luego, muy impactante que ha dado la vuelta a España. Hay usuarios de Twitter que se han mostrado especialmente enfadados ya que imágenes de la presentadora levantándose la falda en pleno directo dejan mucho que desear ya que precisamente la aludida es un rostro conocido que lucha por el feminismo y este tipo de escenas en televisión no contribuyen a nada bueno.

Hay que destacar que a nivel profesional 2020 prometía ser el año más espectacular para Núria Marín pero, a pesar de su estratosférico ascenso como presentadora de La casa fuerte 1 (dirigiendo los juegos), su nombre ha perdido fuerza y sobre todo reputación. Porque aunque previamente se ganó el cariño de los espectadores de Sálvame y Cazamariposas no ha logrado granjearse la aprobación de la audiencia.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset