La táctica de los directores de 'Sálvame' para llevar al límite a Anabel Pantoja porque es lo que consigue vender

·6 min de lectura

Hace unos días comentábamos que Anabel Pantoja corre el riesgo de convertirse en el último juguete roto de Sálvame. La sobrina de la tonadillera ha cobrado un protagonismo especial en el programa de las tardes de Telecinco desde que estallara el enfrentamiento entre su tía Isabel Pantoja y su primo Kiko Rivera. Pero además la influencer se ha convertido en un personaje televisivo por sí misma y últimamente acapara titulares por sus salidas de tono en directo o sus peleas con compañeros (recientemente estalló con Miguel Frigenti).

Y si bien ha amenazado en numerosas ocasiones con abandonar definitivamente el formato producido por La Fábrica de la Tele ahí sigue y la cadena se está frotando las manos ya que en la última entrega de Sálvame el 90% del contenido se ha basado en ella.

©Instagram (@anabelpantoja00)
©Instagram (@anabelpantoja00)

Si la salud mental de Kiko Rivera está resentida la de Anabel Pantoja no está mucho mejor. Y es que la joven está al límite de sus fuerzas tras protagonizar escándalos un día sí y al siguiente también. Pero parece que precisamente aquí radica la táctica del equipo del programa: llevar a la sobrina de la tonadillera al extremo porque es lo que consigue vender. Su presencia en plató engancha y mucho más sus dramas así que por eso en la última entrega el 90% del contenido se ha basado en ella. Y vaya si ha funcionado porque el magacín ha logrado una audiencia muy buena. Sálvame Limón ha firmado un 14,6% de cuota de pantalla (1.846.000 espectadores), Sálvame Naranja ha dado la campanada con un 18,9% de cuota de pantalla (2.194.000 espectadores) y Sálvame Tomate ha cosechado un 17,1% de cuota de pantalla (2.515.000 espectadores).

Porque, a pesar de la competencia, Anabel Pantoja es la reina de las tardes y su indecisión sobre si quedarse o abandonar definitivamente el formato que le ha lanzado al estrellato cada vez engancha a más televidentes. De un tiempo a esta parte es habitual que la joven sevillana aparezca en pantalla o bien dando explicaciones sobre su familia o directamente derrumbada y con las lágrimas colgando. Desde luego, la intensa guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja también le está pasando factura a ella porque no quiere posicionarse en este mediático conflicto que se ha convertido en el tema estrella de la cadena. Pero también le afectan las humillaciones que, según ella, recibe en el plató.

En la última entrega el show ha sido tremendo y la joven ha demostrado la capacidad que tiene de romper la escaleta del programa con sus arrebatos. Anabel Pantoja se ha ido del plató (sí, una vez más) tras recibir un torrente de descalificativos por parte de casi todos sus compañeros de Sálvame. La colaboradora ha perdido la paciencia tras escuchar esta cascada de críticas que, todo sea dicho, se han sucedido porque la joven ha sido castigada al inicio por estar solo pendiente del teléfono móvil. “Es imposible que aportes y argumentes de lo que estamos hablando si no estás escuchando”, le ha amonestado Carlota Corredera.

Pero esta no ha sido la única regañina de la tarde ya que María Patiño considera que si tanto quiere desligarse Anabel Pantoja de sus conflictos familiares debería al menos prepararse argumentos para intervenir en otros temas que recoge el magacín de Telecinco. “Tú te preparas algo, tienes que contestar, contentas al programa y, de alguna manera, no te metes en un berenjenal”.

Por su parte Kiko Matamoros le ha tachado de recurrir al insulto y de tener muy mala baba. Vamos que le ha llamado de todo menos bonita. “Fundamental la falta de formación, la falta de capacidad para afrontar esa carencia. Es decir, es vaga por todos los lados. Es vaga para formarse, es vaga en el trabajo y, además, se lo tiene muy subidito. Está más inflada que el precio de las joyas esas que vende y es muy desagradable trabajar con ella porque recurre sistemáticamente al insulto, sabe dónde le duele a cada uno, y ahí ataca. Se queja mucho de su familia y es ella la que utiliza a las familias para atacar y hacer daño”, ha dicho el colaborador.

Pero hay más porque Antonio David Flores ha añadido que su compañera está “acomodada en una situación profesional que igual aún no ha terminado de tomarse demasiado en serio. Tenía que aprovechar esta oportunidad y darse a valer”. Asimismo Gema López ha valorado que la joven sevillana desaprovecha la ocasión que Sálvame le brinda para crearse un perfil propio alejado de su familia: “Al final creo que ha pensado que su tema es: vengo, el día que toca tema de mi familia salgo como buenamente puedo y cumplo con ese día”.

Obviamente la reacción de Anabel Pantoja no ha sido cruzarse de brazos y sonreír a cámara. El programa ha vuelto a llevar al límite a la sobrina de la cantante quien ha reconocido que está cansada de que sus compañeros estén todo el directo con regañinas. “Estoy cansada de que estéis todo el puñetero día regándome. Llega un momento en que siempre es lo mismo. Todas las tardes es lo mismo. Ya está bien. Me estáis juzgando desde que he empezado todo. Ya estoy cansada de escuchar lo de vaga. Tengo mis cosas que vosotros no sabéis lo que yo tengo ni lo que dejo de tener”, ha dicho la influencer.

Asimismo ha dejado caer que “la dirección de este programa me cita cuando hay temas de mi familia. Cuando no hay temas de mi familia a lo mejor ha caído que estoy aquí de rebote. Pero yo estoy aquí por temas de mi familia y precisamente los temas de mi familia no son agradables. Vamos, blanco y en botella las intenciones de los directores David Valdeperas, Alberto Díaz y Menchu González.

El espectáculo de gritos y malas formas no ha quedado ni mucho menos aquí ya que Anabel Pantoja ha aprovechado para hacer un alegato en su favor asegurando que no tira el dinero: “Yo no le debo dinero a Hacienda. Yo estoy limpia con 34 años. Gracias a Dios puedo decirlo. De todo. Hay mucha gente que lo emplea en otras cosas, en viajes, en coches de lujo, en vicios. Yo no”. Asimismo ha añadido que no quiere que traten de cambiarla en Telecinco: “Anabel Pantoja es ésta, la que veis. Comer, llorar, gritar y si soy Pantoja, soy Pantoja. No me lo puedo sacar, no me lo quiero sacar.

Y los espectadores mientras tanto pegados al televisor como si se tratase de una película ya que la colaboradora ha vuelto a amenazar con su marcha. Si bien desde dirección se podía haber puesto punto y final a este contenido mucho antes, el show ha continuado. Y tiene guasa la cosa porque, para impedir su abandono (y se entiende que para seguir haciendo caja a su costa), Carlota Corredera le ha propuesto a la prima de Kiko Rivera un juego. ¿Qué deseo le gustaría a Anabel Pantoja que le concediese el programa? Ni corta ni perezosa la influencer ha dicho que para seguir en Sálvame prefiere acudir a trabajar dos días consecutivos. “Y a poder ser lunes y martes. Es que así podría tener mi vida bien organizada”, ha dicho entre lágrimas.

En definitiva, Anabel Pantoja tiene gracia de sobra pero sobre todo tirón y ese es el valor que le hace especial en Telecinco. Ahora la decisión de continuar en Sálvame está en sus manos tras haberse convertido en el blanco de todas las críticas.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Instagram (@anabelpantoja00)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente