Hasta dónde van a tener que ridiculizar la carrera de Chelo García Cortés para mantenerla en tv

Cine 54
·5 min de lectura

Sálvame se ha sacado de la manga Quiero dinero, una nueva sección con la que plantar cara a Pasapalabra (el concurso presentado por Roberto Leal que ahora se emite en Antena 3). Chelo García-Cortés ha sido la primera colaboradora encargada de estrenar esta propuesta y su puesta en escena ha resultado un tanto bochornosa ya que la veterana periodista ha acabado en bragas con tal de ganar 5.000 euros. El hecho de que se haya quedado en paños menores después de superar varias pruebas para conseguir el premio final nos lleva a preguntarnos hasta dónde van a tener que ridiculizar su carrera para mantener el interés de la audiencia.

Imagen: Twitter.com/miteleonline/
Imagen: Twitter.com/miteleonline/

Quiero dinero ha debutado en las tardes de Telecinco con Chelo García-Cortés como protagonista. El surrealismo ha inundado el plató ya que la colaboradora ha tenido que enfrentarse a varias pruebas, de lo más peculiares y establecidas por el programa, para lograr los 5.000 euros. Para que te hagas una idea: el primer reto ha consistido en limpiar el baño de caballeros para ganar 100 euros. Los espectadores del formato han seguido cómo la colaboradora se ha enfundado los guantes y se ha puesto manos a la obra eliminando cualquier rastro de germen o bacteria de los inodoros.

La segunda prueba ha consistido en demostrar que escribió el libro Yo acuso y, para ello, el programa ha expuesto uno de los fragmentos que escribió junto a Jesús Locampos. Y aquí ya entramos en una mayor humillación ya que directamente, para ganar 400 euros, la protagonista ha tenido que soportar que el programa ponga entre las cuerdas su profesionalidad dejando caer que quizás escribió otra persona en su nombre. Así, Chelo García-Cortés se ha sometido a la máquina Kopérnica que es capaz de reconocer sus emociones gracias a la inteligencia artificial.

Y seguimos porque además de ganarse un enfado de Kiko Hernández, después de que le hayan preguntado si había deseado que se haga pública una información del que fuera concursante de Gran Hermano que acabaría con su carrera, el programa le ha instado a mostrar su ropa interior. Si bien hay que reconocer que Chelo García-Cortés ha tenido la opción de utilizar un biombo se ha quitado los pantalones para sorpresa de todos los presentes en plató y, por supuesto, de los espectadores que también han visto sus bragas negras. “A mis 68 años puedo enseñar mis braguitas”, ha dicho la colaboradora mirándose en la cámara.

Pero en esta sección de la última franja del programa conocida como Sálvame Tomate la gallega también ha tenido que responder a una comprometida pregunta relacionada con sus fantasías más íntimas ya que se le ha cuestionado si ha hecho el amor con su mujer (Marta Roca) pensado en Isabel Pantoja. ¿Perdona? Menos mal que al Chelo García-Cortés ha tenido una inteligente respuesta: “No. Cuando yo hago el amor con mi mujer no necesito pensar en nadie más porque estoy totalmente enamorada de ella. Y yo no estoy con una persona treinta años si no tengo una atracción total. Y Isabel nunca me ha gustado ni me ha atraído nunca”.

Si bien la periodista ha logrado llevarse 5.000 euros hay que resaltar que el programa se ha pasado tres pueblos, proponiendo retos comprometidos para que Chelo García-Cortés se atreva a hacer aquello que le digan con tal de provocar las risas fáciles del público y conseguir que no cambien de canal. Desde luego, la primera sensación que uno experimenta viendo este espectáculo es que la veterana periodista ha tocado fondo en Sálvame por aceptar por unos cuantos euros este desafío donde, como vemos, le han golpeado donde más le podía doler. Pero hay que mirar también al propio formato.

Y es que si hace unos días ya creíamos que Sálvame no podía llegar más lejos después de gastar el valioso tiempo en pantalla analizando si un cruasán que Ángela Dobrowolski ofreció a la prensa podría estar envenenado, una vez más nos damos cuenta de que el programa de entretenimiento de las tardes de Telecinco se supera.

La verdad es que Chelo García-Cortés se ha armado de valor, dejando en casa la vergüenza, y ha logrado completar con éxito los retos del primer día. A pesar de su implicación ha recibido un aluvión de críticas (que prometen sucederse ya que la veterana periodista volverá a concursar nuevamente este miércoles) por montar el show por un puñado de euros, también hay un montón de comentarios negativos dirigidos hacia el programa por los daños colaterales que puede tener esta propuesta en los colaboradores. Porque si bien Telecinco ha decidido dar un giro de tuerca a Sálvame, apostando por la innovación que siempre es bienvenida, hay que recordar que no todo vale en televisión y que esta sección lo único que a simple vista manifiesta es la decadencia de la misma.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: Twitter.com/miteleonline/