La hipocresía de Marta López: ella misma suelta las bombas y luego se queja de ser la comidilla

Si Alexia Rivas y Alfonso Merlos están tomando distancias del conocido como Merlos Place, la que sigue en el centro de todas las miradas tras este lío de faldas del periodista especializado en política es la tercera en discordia: Marta López. La concursante de Gran Hermano 2, que acaba de firmar un suculento contrato con Telecinco, ha captado la atención de los medios pronunciándose sobre los romances que ha mantenido en su pasado. Y, claro, aunque se queja de que la cobertura de la cadena de Fuencarral se centre en su vida amorosa ella misma ha lanzado la mayor de las bombas atribuyéndose un affaire con un familiar del rey de España. ¿En qué quedamos?

(©Twitter @salvameoficial)

Marta López nos tiene despistados con su comportamiento ya que ha pasado de derrumbarse y llorar a moco tendido ante las especulaciones sobre las relaciones amorosas que tuvo en el pasado a tomarse los rumores sobre su vida privada muy bien, hasta el punto de ofrecer a la audiencia algún detalle sobre estos presuntos romances. Para que nos entendamos: ha dejado de quejarse, de brotar con los colaboradores por las informaciones comprometidas y, en definitiva, de mantener la compostura sin confirmar ni desmentir determinados idilios, a avivar ella misma las suposiciones y a exprimir todo el jugo de su historia personal.

Si bien hace unos días estallaba en Sálvame por destapar las relaciones de su pasado, después de acaparar la palestra televisiva por la infidelidad de su hasta ahora pareja Alfonso Merlos con la joven reportera de Socialité Alexia Rivas, ahora va y ella misma ha compartido una información muy comprometida para seguir siendo la comidilla de la cadena de Fuencarral.

Lo cierto es que estas semanas atrás la audiencia compró el papel de despechada de la primera expulsada de la segunda edición del reality estrella de Mediaset tras la polémica de Alfonso Merlos. Y también los espectadores comprendían hasta cierto punto su indignación después de que saliera a la luz que había mantenido varias relaciones con futbolistas de primera división-ella, por cierto, ya ha confirmado su romance en el pasado con Guti- e incluso por la información de David Núñez, el subdirector de Sálvame, sobre el presunto romance de la tertuliana con un hombre casado muy importante de nuestro país.

Pero lo que quizás ha confundido es que, a pesar de que a Marta López le duele que se insinúe que está obsesionada con hombres casados y que prometiera que jamás revelaría el nombre del susodicho, la pasada semana le dio unas cuentas pistas a Jorge Javier Vázquez sobre la identidad de este misterioso hombre. Un juego que ha sido criticado por su amigo del alma Kiko Hernández que ha arremetido contra ella asegurando que ya no se cree que no quiera estar en el centro de atención aunque esta madrfe de tres hijos se quejaba recordando que estaba ahí sentada en un plató contando sus intimidades por la audiencia, o mejor dicho, por la cadena que tras firmar el contrato le pedía cierto compromiso puesto que parece que el salseo sobre su vida es lo que actualmente quieren ver los espectadores.

El comentario de la discordia de Kiko Hernández, todo sea dicho, se produjo cuando el colaborador de Sálvame expuso que su amiga no había estado con ningún presentador, “pero a lo mejor sí ha tenido que echar a algún presentador que quería acostarse con ella”. En este contexto, Marta López se ha mostrado muy enfadada (como cuando le obligó a rectificar en el mismo espacio vespertino sobre una presunta relación con un político) gritando que “yo no digo nada” y, ante la pregunta del presentador sobre si había echado de su habitación a algún presentador que quería tema, ha contestado con evasivas: paso de contestar tonterías. Lo siento. Yo creo que os estáis pasando. No voy a ser partícipe de semejante burrada”.

Y, atención, porque aquí viene lo gordo. Por si fuera poco, cuando el presentador de Sálvame le preguntó durante la tarde del viernes a Marta López si ha tenido algo con alguien de la familia real (que se podría sumar a los romances conocidos que mantuvo con Alejandro Tous y Miguel Ángel Silva), la protagonista respondió con un rotundo sí: No me importa decir una cosa si es verdad y leer hasta donde me da la gana”Es más, el presentador catalán tuvo que formular la pregunta en un par de ocasiones para terminar de creerse esta confesión en directo. La propia Marta López, eso sí, matizó que se trata de alguien de la familia del rey Felipe VI porque familia real solo se considera a los reyes, a sus hijas y a los reyes eméritos: “Voy a empezar a tomarme estoy bien, a reírme”.

Aunque no haya compartido esta bomba informativa con pelos y señales, el simple hecho de que Marta López haya ahondado en su vida privada después de quejarse tanto en directo nos huele a chamusquina por lo que las palabras de Kiko Hernández no podían ser más acertadas: “Yo creo que ya esto es una broma ¿no? O sea que el otro día ya parece que la cosa va normal y hoy yo creo que ya te los inventas. Lo que no puedes hacer es esto, cada día uno. Todo te viene bien. ¿Quieres pararlo y lo paras así?.

Porque si Marta López ha revelado que le afecta mucho cada día que rebusquen en su pasado amoroso quizás lo más sensato sería no exponer su vida de esa manera a pesar del buen resultado de los ratings y de que Telecinco es la mano que le da de comer. Ahora que la protagonista dejó claro esa misma tarde que “cuento de mi vida lo que a mí me de la gana” porque según ella es más enrevesado pasarse todo el rato diciendo que no y callarse si se refieren a un hombre con el que efectivamente se ha relacionado.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Twitter (@salvameoficial)