El rapapolvo de Kiko Hernández (y todo 'Sálvame') contra Marta López y Makoke por salir de fiesta sin mascarilla

·5 min de lectura

Todos los días se suele liar parda en Sálvame pero este jueves la cosa pasó de castaño oscuro. Muy indignado, su presentador de turno, Kiko Hernández y el equipo de colaboradores al completo hicieron una denuncia pública contra dos de las colaboradoras de Telecinco: Makoke y Marta López, esta última de su propio programa.

Resulta que ambas están de vacaciones y andan disfrutando de la noche y sus fiestas. Hasta ahí todo bien. El pequeño gran detalle es que lo hicieron sin mascarilla ni respetando el distanciamiento social. Una actitud inaceptable y menos al tratarse de figuras públicas tan expuestas en televisión y redes.

(Twitter.com/salvameoficial)
(Twitter.com/salvameoficial)

El primero en levantarse de la silla y ponerlas finas fue Kiko. Conociendo su carácter, no podía ser de otra manera. Tal fue su mosqueo que ni siquiera le importó la amistad que le une a su amiga del alma Marta. No hizo excepción alguna y se despachó a gusto contra ambas.

Me parece de vergüenza que cuando están diciendo que cada vez hay más infectados, que se van a saturar los hospitales, irnos de fiesta a pegar la carita el uno con el otro y luego publicarlo en redes sociales, me parece no estar en este mundo”, arrancó con cara de pocos amigos: “Es no preocuparse por el resto de la gente que está en su casa y tiene miedo, mascarillas, no queremos ser ejemplo de nada ni queremos decirle a nadie cómo hacer las cosas pero aquí hay que decir las cosas como son”.

El enfado se extendió al resto de compañeros que, en fila india, fueron saliendo de uno a uno dando su punto de vista y, sobre todo, echando la bronca a las ‘reinas de la fiesta’. Chelo García Cortés hacía especial hincapié en la actitud de Marta y le pedía responsabilidad teniendo en cuenta que acude a plató con todos ellos y pone en riesgo a los demás. “No vuelvas a hacer esto porque cada vez que lo hagas nosotros nos vemos en la obligación de sacarlo. Lo que haga la otra me da igual pero tú sí, porque eres mi compañera”, dijo con preocupación. Gema López fue incluso más allá. “Solo pediría un poquito de cordura porque cuando volváis, vais a volver a vuestras casas, os vais a encontrar con vuestros hijos, vuestros hijos tendrán que ir a los colegios, vais a volver a vuestros puestos de trabajo, os tendréis que encontrar con vuestros compañeros y la cadena cada vez es más grande. Está bien pasárselo bien pero con responsabilidad porque en esto nos la jugamos todos”, apuntó.

La acusación más fuerte y con algún que otro adjetivo algo descalificativo llegaba de la mano de Rafa Mora. "Sois unas irresponsables y se os tendría que prohibir la entrada a Telecinco. Con gente así no se puede trabajar. Murieron cerca de 40.000 personas y muchas familias siguen afectadas por lo que estamos viviendo. Cuando váis a sitios calientes como Marbella o Mojácar tendríais que tener muchísimo cuidado, y si no lo tenéis porque sois unas sinvergüenzas, no lo publiquéis", sentenció tajante.

Las críticas se extendieron también en las redes sociales donde pidieron suspensión de pago e incluso veto a ambas en televisión.

Mientras Makoke disfruta de unos días en Marbella, Marta López hacía lo propio en Torremolinos. Ambas han presumido sus días de sol, arena, mar y bailoteo en sus redes sociales sin medir las consecuencias, pero a su vuelta que se preparen porque les espera una buena. Según indicaba Kiko en pleno calentón, los presentadores y colaboradores de Mediaset se someten a pruebas constantes para poder estar en su puesto de trabajo y evitar cualquier tipo de contagio, algo que se supone las protagonistas de esta historia tendrán que hacer para poder estar de nuevo con sus compañeros en plató.

Por el momento, Marta no ha dado señales de vida ante los ataques del padrino de su hijo. Quien sí ha dado la cara desde sus redes y con un mensaje bien clarito ha sido la ex de Kiko Matamoros.

Ayer estuve en una discoteca y es verdad que estaba sin mascarilla porque estaba dentro de mi reservado que estaba todo vallado, en todo momento tenía la mascarilla puesta para andar por la discoteca, para ir al baño y para entrar y salir. Pero dentro del reservado está permitido quitarse la mascarilla, para todos aquellos que hablan”, aclaró en sus historias de Instagram. Pero como la cosa se fue encendiendo y subiendo de tono, optó por acudir a su cuenta de Twitter para mandar un mensaje general y calmar los ánimos.

Si piensan que la cosa acaba aquí, están muy equivocadas, conociendo Sálvame y sus ocurrencias, que se preparen, especialmente Marta, porque les espera un buen rapapolvos.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: Twitter.com/salvameoficial/

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente