El chasco de la audiencia de 'Sálvame': el programa vende gato por liebre para competir con 'Pasapalabra'

Increíble, pero cierto. El regreso de Kiko Hernández a Sálvame ha sido la bomba que desde hace días anunciaba a bombo y platillo el programa de las tardes de Telecinco. Y, claro, el público ha estallado contra el magacín producido por La Fábrica de la Tele porque ha sido un cebo en toda regla para simplemente mantener la audiencia pegada al televisor en su franja de las 20:00 horas (Sálvame Tomate) y así contrarrestar el estreno de Pasapalabra en Antena 3 con Roberto Leal al frente de este concurso que ha vuelto a su horario habitual de emisión.

©Twitter (@telecincoes)

Si bien Sálvame es el programa de los cebos por excelencia, ha pinchado el globo del público ya que la sorpresa para tener a los televidentes enganchados hasta el final ha sido la reaparición de Kiko Hernández que ha regresado a plató después de dos meses de confinamiento por la crisis del coronavirus. El formato ha recurrido a efectos especiales para otorgar más intriga en el directo y poner el foco en la entrada de un personaje disfrazado de muerte que no era otro que uno de sus colaboradores habituales.

Una vuelta que ha sabido a poco a los fieles espectadores quienes, sencillamente, se han sentido engañados por el programa. Así lo han hecho saber los internautas a través de redes sociales, criticando duramente la mala jugada de Sálvame contra Pasapalabra.

De esta manera, los espectadores del espacio de variedades de Telecinco se han cuestionado si todo vale para evitar que la audiencia cambiara de canal ahora que Antena 3 ha recuperado el veterano concurso Pasapalabra con el que Christian Gálvez presentó el rosco durante tantas tardes en la cadena de Fuencarral. Porque los usuarios de Twitter han coincidido en que esperaban algo más impactante ya que al final ha sido más comentada la publicación de un polígrafo de Lydia Lozano, con la colaboradora llorando y amenazando con abandonar el programa por el caso Ylenia Carrisi (la hija del cantante Albano y Romina Power) que la reaparición estelar del amigo de Marta López.

En resumidas cuentas, que los espectadores se han vuelto en contra de Sálvame (a pesar de que estas últimas semanas había marcado buenos datos por su cobertura de los casos Merlos Place y las estafas de José Antonio Avilés) por jugar con el interés de la audiencia con un supuesto bombazo para evitar la fuga de espectadores y así torpedear la puesta en marcha de Pasapalabra en Antena 3 vendiendo humo.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Twitter (@telecincoes)