La contradicción de Mediaset con Marta López: reaparece como estrella de 'Sábado Deluxe' tras su despido fulminante

Cine 54
·5 min de lectura

Donde dije digo, digo Diego. Así se podría resumir la decisión de Mediaset España que ha pasado de no querer ver ni en pintura a Marta López, después de que se diera a conocer que la colaboradora de Sálvame había dado positivo en coronavirus, a relanzar a la concursante de Gran Hermano 2 en la televisión por todo lo alto y dándole su minuto de gloria en la última entrega de Sábado Deluxe. En otras palabras, la cadena de Fuencarral ha vuelto a contar con la expareja de Alfonso Merlos después de anunciar su despido fulminante el pasado 20 de agosto por conducta irresponsable en plena pandemia del coronavirus. ¿En qué quedamos?

©Twitter (@DeluxeSabado)
©Twitter (@DeluxeSabado)

De la noche a la mañana Marta López se convirtió en una de las estrellas de Telecinco. Si bien la que fuera concursante de Gran Hermano 2 nunca se ha alejado de los focos completamente desde su debut en el reality allá por 2001, el lío de faldas de su ya expareja Alfonso Merlos con la joven periodista Alexia Rivas provocó una hecatombe en su vida personal y, sobre todo, en la profesional ya que dio un giro a su carrera y, como apuntó Semana en exclusiva, firmó un contrato con Telecinco que se tradujo en su fichaje como colaboradora de Sálvame, además de tener peso en algunas entregas de Sábado Deluxe y mantener sus colaboraciones de Ya es mediodía.

Sin embargo, cuando parecía que había Marta para rato (puesto que la tertuliana estaba arrancando una relación con el extronista Efrén Reyero y su papel en Telecinco aventuraba a que la protagonista se haría muchísimo eco de su nuevo romance) las tornas cambiaron el pasado 20 de agosto. Y es que Mediaset lanzó un comunicado en el que daba a conocer que prescindía de la colaboración de Marta López en los diferentes programas de la cadena.

Kiko Hernández, el amigo del alma de Marta López, fue el encargado de hacer pública esta decisión de la cúpula en pleno directo de Sálvame. Y si bien se mostró visiblemente emocionado, el colaborador fue rotundo ante las imprudencias de su compañera en plena pandemia del coronavirus.

Parecía que el hecho de que Marta López hubiera puesto en peligro a otras personas en plena emergencia sanitaria era motivo más que suficiente para condenar a este personaje a su destierro. Pero no. La cadena de Fuencarral se guardaba un as bajo la manga y, apenas unas semanas después de este escándalo, la colaboradora ha sorprendido a todos reapareciendo muy digna en Sábado Deluxe.

En su regreso a la cadena, Marta López ha matizado que no ha sido despedida de ningún trabajo. Es decir, que tras el disgusto profesional ha anunciado que se encuentra preparada para volver y que no fue puesta de patitas en la calle por el polémico vídeo que había colgado en Instagram durante una fiesta en Marbella (Málaga) con sus amigas-entre las que se encontraban Makoke e Isabel Rábago- sino que hubo una confusión por otro de un familiar en el que aparece lavando un coche el mismo día en que ésta debía estar en cuarentena por su positivo por coronavirus.

Los propios colaboradores que se encontraba en plató durante el pasado sábado (especialmente Víctor Sandoval y Lydia Lozano) no daban crédito a que Marta López, visiblemente más delgada y muy seria, estuviera sentada en una silla de Sábado Deluxe después del contundente comunicado de Mediaset en el que se dejaba claro que la concursante de realities había sido apartada de las cámaras de forma fulminante.

En este contexto, la vuelta de Marta López a la televisión se ha sentido como un lavado de imagen de la cadena a uno de sus grandes fichajes. Y es que la aludida ha asegurado que durante todo este tiempo ha estado sufriendo en silencio y, de hecho, se ha mostrado dolida porque sus compañeros no se hayan preocupado por ella. “Lo he pasado fatal. He estado bastante disgustada”, fueron sus primeras palabras cuando María Patiño le preguntó cómo se encontraba.

“Nadie me ha preguntado si he tenido COVID. Se me ha juzgado, se me ha condenado, se me ha criticado brutalmente a nivel nacional. A mí no se me ha despedido de ningún trabajo porque no hay contrato de cadena en mi caso, se ha prescindido de mis colaboraciones. La actitud que tuvo Telecinco fue correcta por unas imágenes que salieron”, se defendió la protagonista haciendo hincapié en que había dado un falso positivo y que, de hecho, había presentado todas las pruebas a los directivos de la cadena. “Jamás he tenido COVID. La cadena decidió, porque son muy responsables, que ante la duda yo me quedara en mi casa y, todos los demás, teníais que guardar cuarentena”.

Asimismo también ha recalcado que “no hice absolutamente nada malo. No he puesto en riesgo a nadie. He salido en una playa besándome con Efrén con la mascarilla puesta. He tenido muchísimo cuidado. Ha habido una equivocación.

Vamos que Marta López, que se ha mostrado a la defensiva en su vuelta al plató, ha insistido en que se trata de un error y que ya se ha puesto a disposición de sus jefes para que éstos decidan la fecha de su reincorporación a los diferentes programas de la cadena. Y, claro, aquí hay una clara incongruencia ya que además la dirección de Sábado Deluxe ha mantenido la vuelta de la televisiva en secreto hasta el final.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Twitter (@DeluxeSabado)