La evolución y el temple de Belén Esteban en televisión que ha quedado patente en su bronca con Jorge Javier Vázquez

Belén Esteban de tonta no tiene un pelo como dejó patente en su bronca con Jorge Javier Vázquez el pasado 20 de junio en Sábado Deluxe. Un enfrentamiento entre dos de los pesos pesados de Mediaset España que ha hecho correr ríos de tinta ya que, por primera vez en mucho tiempo, se aprecia claramente la evolución de la conocida como Princesa del pueblo.

Hace diez años hubiera sido incapaz de comportarse con ese temple que demostró en directo y que, por ende, dejó al presentador estrella de la cadena de Fuencarral a los pies de los caballos, hasta el punto de que éste hizo mutis por el foro. Y es que aunque las formas del catalán no fueron las adecuadas (se ha cuestionado su actitud dictatorial), si hacemos un poco de memoria tampoco podemos obviar que haya sido la única vez que se han fallado.

(©Mediaset)

Vaya racha de contenidos lleva hilando Mediaset España en su escaleta. Del conocido como Merlos Place (el triángulo amoroso de Alfonso Merlos, Marta López y Alexia Rivas) y las mentiras de José Antonio Avilés ahora pasamos al que promete ser el tema del verano: la bronca entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban que ha sacado a relucir su verdadera relación ya que si echamos la vista atrás son protagonistas de otros desencuentros televisivos históricos (y bastante gordos).

Pero vayamos primeramente al meollo de la cuestión. En la última entrega de Sábado Deluxe Jorge Javier Vázquez abandonó el plató tras un fuerte enfrentamiento con Belén Estebanquien aprovechó su regreso a la televisión tras el confinamiento por la crisis del coronavirus (es una paciente de riesgo) para echar un rapapolvo a los políticos por su gestión de la pandemia. La colaboradora no tuvo reparos en alzar la voz y sentenciar que el Gobierno no ha estado a la altura.

Es más, como el marido de la tertuliana es sanitario (Miguel trabaja como conductor de ambulancia) reveló que tanto él como sus compañeros tuvieron que pagarse ellos mismos la prueba del COVIDQue un sanitario tenga que pagar por unas pruebas me parece vergonzoso. No ha habido mascarillas, ni trajes, ni batas… Yo tengo una amiga en Andalucía enfermera que, después de veinte días con la misma bata, se la tuvo que romper para que le dieran otra”.

Si bien la protagonista aseguró que no pretende convertirse en abanderada de nada, recalcó que “lo que tenía que haber en Sanidad es menos recortes y todos los que habéis contratado para el COVID dejarlos contratados. Porque han pasado miedo. Mi pareja tenía un piso, pero ¿cuánto sanitarios se han ido a un hotel o a parte de su familia? Tengo amigos en tratamiento psicológico. ¿Por qué no se le hacía la prueba, por si lo tenía?.

Y, en este contexto, se armó la marimorena ya que el periodista le comentó a la tertuliana que no estaba de acuerdo con su arenga política: “Me ha parecido un rollazo”. Claro que la ex de Jesulín de Ubrique no se pudo ver callada y le recalcó que no le habían gustado sus palabras porque “tú no lo vives”. Zas.

El de Badalona explotó en directo diciendo que “estoy hasta el mismísimo de que me digan que tú no lo vives, no te lo voy a permitir y aquí sí me cabreo. No me pongas en lugar en el que no estoy. No vayas con ese rollo barato. Tengo familia que lo está pasando igual de mal que la tuya. El presentador, de pie, elevó el tono mientras que Belén Esteban evitó perder la compostura desde su silla aunque el catalán seguía poniéndole los puntos sobre las íes: “No te voy a consentir que vengas a darme lecciones de nada. Ya está bien”.

“No voy a discutir más”, comentó incluso la madre de Andrea Janeiro sin ganas de armar follón cuando años atrás le hubieran faltado segundos para convertirse en protagonista de un GIF con sus respuestas ocurrentes y tan expresivas. Y eso que el también conductor de La casa fuerte se lo puso difícil con sus contestaciones en relación a lo que él consideraba una ofensa. “A mí no me pongas en ese nivel, ¿te ha quedado claro?”.

Y silencio de la protagonista (que incluso estuvo a punto de llorar) ante la reacción del presentador que abandonó el directo-cediendo su puesto a Lydia Lozano-en vez de haber evitado que este tipo de situaciones se produjeran ante la atenta mirada de los espectadores.

Pero ahí estaba ella, una Belén Esteban que ante la cámara se recompuso y se vino arriba aunque claramente se vio humillada en público por un combativo Jorge Javier Vázquez.Y es que posiblemente la colaboradora venía con un discurso preparado de casa y no se pensaba que el conductor de Sábado Deluxe le iba a rebatir de esa manera que, por otra parta, es lo que lleva haciendo en las últimas semanas manifestando sus tendencias políticas.

Sin embargo, se apreció una evolución en la actitud de Belén Esteban ya que aunque siguió en sus trece, comentando que ella solo pretendía acercar a la audiencia lo que habían vivido familiares y amigos cercanos, guardó la calma mientras el rifirrafe adquiría una gran repercusión en las redes sociales.

Está discusión ha generado revuelo en Mediaset ya que se han producido división de opiniones entre algunos de los rostros de la cadena de Fuencarral (se ha mojado hasta Joaquín Prat) que valoran si la de Paracuellos tiene o no razón en su intento de debatir con libertad en el programa. De momento, ya ha asegurado a Kike Calleja que no se arrepiente de nada en su conflicto e incluso ha arremetido contra Kiko Matamoros que ha sido el más crítico con ella. “Prefiero ser populista que no pelota”, ha dicho la colaboradora a la par que ha recalcado que “yo me rodeo de gente normal, no con futbolistas ni influencers. Entonces sé de lo que hablo”.

Si bien parece ser que Jorge Javier Vázquez ya ha acercado posturas enviando un mensaje a su compañera (cómo ha apuntado David Valldeperaslas tiranteces, no obstante, vienen de mucho tiempo atrás. Puede que ahora su amistad tenga una cicatriz para siempre pero la verdad sea dicha que durante el confinamiento un micro abierto desveló el mosqueo de Belén Esteban con el presentador. La colaboradora de Sálvame se encontraba cocinando una de sus recetas y no dudó en cargar contra su compañeros por sus comentarios, siempre tan irónicos y puntillosos, durante la elaboración de su último plato. Y esto es solo una anécdota, la punta del iceberg.

Y es que durante estos últimos años Jorge Javier Vázquez ha hecho gala de su sarcasmo con su compañera pero también se ha enfadado con ella cada vez que no aceptaba un no por respuesta y, sobre todo, por las veces que llevaba sus valoraciones a un terreno personal. “No te enfades conmigo. Esta es una guerra que no te pertenece. A mí si la directora me dice que se calle Belén porque están hablando Gema y Rosa… yo como sigo órdenes porque soy el presentador lo que no voy a hacer es que haya un descontrol.

Eso sí, como vemos, el presentador de Sábado Deluxe también manifiesta su propia transformación. Antes resultaba menos brusco con Belén Esteban, abogaba por ser más pacífico aunque le tocaran los bemoles y no como tras su última riña pública en la que hay internautas que consideran que su rol en el programa se le ha subido a la parra.

Porque tan verdad es que la primera se ha relajado como que el segundo ya no pasa ni una y hace notar su influencia en el programa y la cadena. Porque ha llovido mucho para los dos, televisivamente hablando (sí, una imagen vale más que mil palabras a veces).

(©Mediaset)

En definitiva, el presentador y la colaboradora se reencuentran esta tarde en Sálvame tras su monumental bronca y lo que tenemos claro es que su historia de malos rollos seguirá trayendo cola porque ambos tienen muchas cuentas pendientes. Ahora solo nos queda una pregunta en el aire: ¿Marcará esta enésima bronca un antes y un después en la relación de dos de los pilares de Telecinco?

Más historias que te pueden interesar:

Imágenes: ©Mediaset