Telecinco da un nuevo revés a Lara Álvarez con ‘Pesadilla en El Paraíso’

Lara Álvarez en una imagen promocional de 'Pesadilla en El Paraíso' (Mediaset)
Lara Álvarez en una imagen promocional de 'Pesadilla en El Paraíso' (Mediaset)

Telecinco ha dado una de cal y una de arena a Pesadilla en El Paraíso. El programa ha renovado por una segunda temporada, que se estrenará, en teoría, en enero, y que tendrá cambios en su mecánica. Pero, de forma paralela, han dejado de apostar por él con el mismo ímpetu, pues tal como se conoció este miércoles, el reality prescindirá de sus resúmenes diarios en la franja del access prime time, la que compite contra El Hormiguero, en la noche de los lunes y los martes. Y este movimiento tiene una clara perjudicada: la presentadora Lara Álvarez, que ve mermada su presencia en el formato, a pesar de que en un primer momento se nos vendió que sería su principal presentadora.

Fue en el pasado mes de junio cuando Mediaset comunicó que se había hecho con los derechos de The Farm, el reality que en el pasado había llegado a nuestra televisión bajo las marcas de La Granja y Acorralados. Para hacer un buen lavado de imagen, y romper con etapas antiguas, se rebautizó como Pesadilla en El Paraíso.

Una de las mayores novedades de esta Pesadilla en El Paraíso iba a ser sus presentadores: al igual que en Supervivientes, repetirían Lara Álvarez y Carlos Sobera, pero con nuevos papeles. Por primera vez, Lara iba a ser la conductora de las galas semanales, en las que había expulsiones y resúmenes. El verdadero contenido del reality, en otras palabras. “Agradezco de nuevo la oportunidad a la cadena de convertirme en presentadora. Es un sueño cumplido y espero que todo esto se trasmita en pantalla”, aseguró ella desde la finca que sirve de enclave para el concurso.

Se lo había ganado a pulso, después de trasladarse todos los años a Honduras para presentar Supervivientes, o haber sido la copresentadora de La Casa Fuerte desde las instalaciones donde convivían los participantes. Sin olvidarnos de su labor secundaria en Idol Kids, donde charlaba con los niños y sus familiares en el backstage. En las primeras promos aparecía como dueña absoluta del cortijo, y nunca mejor dicho: había llegado su turno para brillar en solitario.

También se dijo que presentaría los resúmenes del access las noches del lunes, martes y miércoles, pues el jueves iba a ser el día de emisión oficial de Pesadilla. Por su parte, Sobera se iba a hacer cargo de los debates dominicales.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Como ya sabemos de sobra, Pesadilla en El Paraíso hizo unos planes iniciales, pero los fue modificando sobre la marcha. Incluida la propia mecánica del concurso, que empezó siendo grabado y editado y ha terminado en directo, al más puro estilo de Gran Hermano. Y ahí fue donde Lara salió perjudicada, pues a la hora de la verdad, Carlos Sobera se encargó de presentar las galas, y Álvarez fue trasladada a la localidad de San Pablo de Buceite, en Cádiz, para contar in situ todo lo que pasa en la granja de los famosos, sus resúmenes… Y nada más. Una decisión que se tomó solo unos días antes del estreno, y que implicaba que Carlos Sobera se alzase como el presentador titular, el de las galas, el que pone y dispone desde el plató.

Eso suponía un paso hacia atrás en la carrera de Lara, que seguía trabajando en Telecinco en un papel más discreto, a pesar de que se hubiese prometido otra cosa. Sigue teniendo un rol fundamental en el funcionamiento del concurso, por supuesto, siendo la que explica las pruebas, da paso a los vídeos o charla con los famosos participantes cara a cara, pero no podemos decir que sea la verdadera presentadora del espacio.

Para colmo, los resúmenes en el access de Pesadilla en El Paraíso pasaron de ser tres semanales a solo dos, pues las galas se pasaron al miércoles y el jueves se dedicó a La isla de las tentaciones . Y ahora, Lara sufre un nuevo revés en Pesadilla en El Paraíso, al ver más reducida aún su presencia, pues ya no habrá resúmenes nocturnos entre semana. Y es una pena porque es una comunicadora que conecta de maravilla con el público, y puede dar mucho más de sí, si es que se lo permitiesen. Esperemos que para esa segunda temporada que ya se avista la cosa cambie un poco, y esta madrileña ocupe en el reality el lugar que de verdad se merece (y que le garantizaron en un primer momento).

Más historias que podrían interesarte: