Mónica Naranjo genera dudas como presentadora de 'La Isla de las Tentaciones', ¿convencerá en esta ocasión?

Después de la locura desatada por Gran Hermano VIP 7, Telecinco y Cuatro calientan motores con La Isla de las Tentaciones, el nuevo reality que ya promueven a bombo y platillo con estreno el jueves 9 de enero. No sabemos si lograrán las cifras astronómicas del primero, pero desde luego el debate está servido, y no precisamente el de investidura. Tiene más que ver con ella, su presentadora, Mónica Naranjo, ese cañon de mujer, en todos los sentidos, que genera amor y desamor a partes iguales. ¿Es el fichaje adecuado o le pasará factura a Mediaset? 

(Carlos Tischler; GTRES)

Si hay algo por lo que se caracteriza Mónica, que por cierto cumple 25 añazos de carrera (¡felicidades!), es por no callarse la boca. Ella canta como los ángeles pero también es conocida por cantarle las cuarenta a quien considere oportuno, sin filtros, sin censura ni miedo al qué dirán. Su paso como jurado de Operación Triunfo hace dos años le convirtió en la ‘Maléfica’ de la edición por su lenguaje a veces deslenguado y sus duras críticas a sus concursantes. No llegó al extremo de Risto Mejide en sus viejos tiempos pero la lió parda con algunas de sus apasionadas intervenciones.

Llegó a soltar perlitas como “Has desafinado como una almeja” o “No quiero egos, el ego está reservado para los más grandes” provocando toda una guerra en Twitter donde se alzó con un ejército de enemigos casi tan potente como su voz. ¿Qué hizo ella? Pues ni corta ni perezosa dedicó a sus detractores una fotografía de ella en sus años mozos sentada en la taza del váter. “Hoy quiero enviar un saludo a mis haters favoritos mientras realizo una tarea pensando en ellos”, escribió en Instagram quedándose tan ancha.

Muy ideal todo. Es precisamente ese toque agridulce, ese alma guerrera y cándida a la vez y el decir siempre lo que le sale del mismísimo (inclusive que OT era un auténtico “coñazo”), lo que para algunos no termina de convencer y podría convertir La Isla de las Tentaciones en un quiero y no puedo. El programa, que tendrá una premiere especial este 8 de enero con pases vips para colaboradores de la cadena, llevará a cinco parejas en crisis a un exótico resort donde sus relaciones serán puestas a prueba. El tema en sí engancha, para qué negarlo, es morboso y tiene chicha, pero llevar el timón bien es la clave de un buen viaje, así que todos los ojos están puestos en Mónica.

A ver, la chica experiencia tiene. Sólo en 2019 ha grabado tres programas, éste incluido. Quizás lo que no encaja tanto son los números ni las audiencias. Cuatro estrenaba a finales del verano Mónica y el sexo, un espacio donde la artista de 45 años exploraba, bastante bien por cierto, cómo se vivían las relaciones sexuales en diferentes lugares del mundo. Acompañada de famosos como Carmen Lomana, Ana Milán, José Corbacho y Boris Izaguirre entre otros, esta mujer de armas tomar nos presentó la viagra femenina, el mundo de las geishas y nos habló sin tapujos de sus experiencias más íntimas. Todo muy interesante, sin embargo, este espacio alcanzó mínimos de audiencia, llegando a obtener tan sólo 239.000 espectadores en alguna ocasión. Aunque el cambio de horario (a veces comenzaba a la medianoche y otras más tarde) pudo influir en este dato, ¿será que Mónica no termina de enganchar del todo? Lo cierto es que las cuentas no salen y al fin y al cabo, nos guste o no, en este negocio llamado televisión, es lo que importa.

A ella, en cambio, eso parece que se la repampinfla, su objetivo después de muchos años de lucha, de miedos y de búsqueda es hacer lo que le hace feliz, aunque eso no se traduzca en cuotas de audiencia. Ser diferente no es cosa de ahora. Nadie apostó un duro por ella en España cuando hace ya más de dos décadas sacó su primer disco Mónica Naranjo con el que sí arrasó en México. Luego llegó Palabra de Mujer, su melena bicolor y más de un millón de copias vendidas en el país de Frida Kahlo, una de sus musas. Entonces sí, todos la querían por aquí. A buenas horas, pensaría. “Soy una oveja negra pero me acostumbré a vivir así. Tiene su encanto, somos diferentes”, ha dicho la cantante al diario El País. Ella es una renacentista por naturaleza, quizás por eso ha llamado Renaissance a su nuevo trabajo discográfico que recopila sus joyas musicales. 

Esa manía suya de hacer cosas distintas, atrevidas, arriesgadas y tabú para muchos es lo que más atrae y a la vez asusta de ella. “Me he tenido que acostumbrar a que me dijeran que me iba a estrellar. La frase favorita de todo el mundo es: ‘Te vas a dar una hostia’. Y yo, las veces que me la he dado, profesionalmente, ha sido cuando no he hecho lo que quería. Si no quiero estar, no debo estar”, añadió en la misma entrevista. Quizás por eso lo de las audiencias para ella está en otro plano, pues su prioridad ya no es ganar, sino divertirse en mayúsculas y hacer travesuras. Como por ejemplo, su felicitación del nuevo año con un topless de escándalo, antiguo, pero topless al fin y al cabo.

Lo cierto es que, guste o no, el término de borde se lo ha ganado ella solita tras su paso como jurado en shows como Tu Cara Me suena, Pequeños Gigantes y El número uno, entre otros, donde siempre directa y sin cortarse un pelo, puso a todos firmes con sus contundentes comentarios.

Ahora es ella quien se expone, una vez más, para ser valorada por el juez más severo de todos, la audiencia. Ella será quien decida si esta Pantera en libertad pasa o no la pasarela. De momento toca esperar unos días antes de hacer cualquier juicio. La fecha de estreno de La Isla de las Tentaciones será el jueves 9 de enero y el inesperado anuncio de El Tiempo del descuento, programa que reunirá a los concursantes de GH VIP 7 con cuentas pendientes, no se lo pondrá nada fácil. Mientras la parrilla televisiva se pone en orden la gente opina sobre Mónica y su rol como capitana de este nuevo reality. Y entre la mayoría de reacciones encontramos muchas a favor, y otras tantas que no tanto. Y eso que todavía ni se ha estrenado.

A muchos les ha tomado por sorpresa esta decisión y así lo han hecho saber en las redes sociales. Pero no todo ha sido tan malo malísimo. La sintonía del programa, Temptations, producida e interpretada por la mismísima Mónica ya es todo un éxito. Vuelve a recordarnos a ese desgarrado Sobreviviré que a día de hoy sigue siendo todo un hito musical. Así que al César lo que es del César.

Más temas que te pueden interesar: