La transformación de Melyssa, de los llantos débiles a ser un ejemplo de empoderamiento a base de rabia

·10 min de lectura

Llegó a La isla de las tentaciones 2 enamorada pero insegura y se marcha de allí empoderada y sin novio. Pero por muy extraño que parezca, Melyssa Pinto sale con las manos más llenas de lo que jamás imaginó. Además de borrar a Tom Brusse de su vida, la joven se ha convertido en la estrella televisiva del año. Ni Letizia ni Belén Esteban, la nueva reina de España es ella, o al menos así la han bautizado las redes tras la hoguera de confrontación con su ya exnovio.

Su transformación ha sido radical pasando de sus noches en vela llorando y los momentos de histeria en las hogueras a plantarse delante de Tom con una lucidez arrolladora. No se dejó nada en el tintero y el rapapolvo fue bestial.

Melyssa en 'La isla de las tentaciones 2' (Twitter/@islatentaciones)
Melyssa en 'La isla de las tentaciones 2' (Twitter/@islatentaciones)

Qué diferente es la Melyssa enamorada a la Melyssa cabreada. La nueva estrella de Mediaset ya había mostrado su carácter en el primer capítulo del reality cuando dudaba de la palabra de Tom, cuando expresaba su cabreo delante de él amenazando con ruptura inminente. Pero la traición de su ya exnovio con Sandra la hundió. Ese carácter desapareció y entró en acción la Melyssa más insegura, llorando en cada esquina, sufriendo por cada imagen, huyendo de la casa y de la hoguera.

La dueña de la frase "Tom Brusse, eres un desgraciado" no tuvo reparos a la hora de hablar de su inseguridad, los celos y su falta de autoestima desde el primer día, y aunque parecía que esta situación estaba sacando a relucir todo eso en ella, al final logró convocar aquel carácter inicial, dando un giro radical que nos dejó boquiabiertos. El dolor se transformó en rabia y la consecuencia fue una escena de empoderamiento que la encumbró como reina de las redes sociales.

Melyssa entró sin hacer mucho ruido y, casi sin quererlo, terminó convirtiéndose en la protagonista clave de esta aventura caribeña. Lo hizo sin el teatro de Marta Peñate ni a golpe de infidelidades como Mayka o Tom, tan solo siendo ella y mostrando sin filtros sus sentimientos. No se guardó ni una lágrima, ni un lamento ni una autocrítica, y eso, quieras o no, llega. Lo de ser la víctima siempre ayuda a ganarse a la audiencia pero, en este caso, la chica tenía razones de sobra para serlo. Ella hubiera preferido salir por la puerta grande de la mano de Tom para cumplir la promesa que se hicieron de casarse y ser felices para toda la vida pero no pudo ser. Aún así, Melyssa ha dejado el programa con la cabeza muy alta y siendo la gran vencedora del reality y en el camino ha sorprendido con un cambio de actitud radical fruto de la rabia contenida.

Tras ver tantas secuencias de llantos desconsolados desde el arranque del reality o su momento cayendo de rodillas ante Sandra Barneda sin poder ver más imágenes de la traición, muchos creíamos que en este encuentro definitivo se haría chiquita y rompería a llorar sin consuelo. Que esa tristeza no le iba a dejar expresarse o incluso que podía terminar perdonando a Tom. Pero ¡sorpresa! El rapapolvos que le dio al que fue su prometido durante su última hoguera fue de película. Ella soltaba más fuego por la boca que los dragones de Daenerys. La chica se creció, le echó un par de ovarios al asunto y se despachó a gusto. Se notaba que esperaba este momento como agua de mayo y que tenía clarísimo qué le iba decir. Llena de rabia y sufrimiento pero sin perder el norte, Melyssa dejó literalmente sin palabras al susodicho que no sabía ni dónde mirar. Es lo que suele pasar cuando sabes que has metido la pata. Le leyó la cartilla de arriba a abajo sin que se le escapase ningún detalle y se quedó tan ancha. “¿No me vas a mirar a la cara?”, le dijo la joven a Tom nada más llegar.

A partir de ahí la locura. “Me pediste matrimonio y me dijiste que esto iba a ser para siempre y después de eso estabas con esa actitud en la casa con Sandra. Pero pienso que no te has enamorado de ella, para ti esto ha sido un juego y has jugado con ella también”, arrancó Melyssa. Esto es una mentira, así que te lo quedas porque no lo quiero”, le recriminó mientras le daba el anillo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Explicar todo lo que le soltó por esa boquita requeriría muchos párrafos pero para hacer la historia larga corta le llamó cerdo, poco hombre, asqueroso y farsante, entre otras perlitas que no se pueden decir ni escribir. Y la verdad es que la altanería que demostró escudada en el dolor hizo que Tom se hiciera tan pequeñito que hasta nos hizo sentir algo de pena.

Si bien la novia herida tuvo un momento de debilidad y se puso a llorar al pensar en lo que sentirían sus padres al ver este espectáculo, volvió a coger al toro por los cuernos. “Todo lo que no me has valorado tú, me valoro yo ahora”, le dijo rotunda.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y así, con el corazón roto pero manteniendo la dignidad que él le había pisado salió de la hoguera como toda una reina. Ya no quedaba nada de la Melyssa débil de programas pasados.Que te vaya muy bien en la vida, no vuelvas a escribirme. Ni a buscarme en la vida", fin de la historia. Al menos la suya con Tom porque Melyssa acaba de renacer no solo personalmente sino también televisivamente. Los mensajes de apoyo, solidaridad y ánimo colapsaron las redes convirtiéndola hasta la mañana siguiente en la tendencia número uno de Twitter. Nunca antes vimos tantos memes, ni siquiera con el osito de Tom y Mayka, que ya es mucho.

Comienza una nueva vida para Melyssa donde los platós de Mediaset intentarán convertirse en su segunda casa y en la que las marcas de moda se la rifarán por tenerla para que luzca sus modelitos. Como ha ocurrido con Fani, aunque sea desde la posición contraria, seguro que la veremos pasearse por algún que otro reality y marcarse un polígrafo de los que hagan historia, casi tanto como su hoguera final que ha sido de diez y ha conseguido que el programa logre nada menos que un 25% de audiencia. Éxito total. De momento su cifra de seguidores en Instagram se ha disparado y ha pasado de no llegar a los 300 mil al inicio del reality a rozar casi los 750 mil en apenas tres semanas y eso que la cosa acaba de empezar. Al final, al César lo que es del César, la ruptura le ha salido más que rentable (no porque ella lo haya buscado, ojo) y ha resultado más beneficiosa de lo que esperaba. Sin ir más lejos, en la noche del miércoles mientras el país veía su rapapolvo ella posaba en la alfombra roja de la nueva película de Mario Casas, No matarás.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Nada que ver con Tom a quien ser el malo de la película no le ha reportado lo mismo. Su traición, y lo que es peor, su comportamiento frío y calculador le han valido un buen número de críticas y adjetivos descalificativos. En ningún momento abogamos por las faltas de respeto ni los insultos pero el chico no lo hizo bien y ahora está recogiendo lo que ha sembrado.

Desde que acabara la hoguera final este miércoles se ha pasado la noche colgando historias en su Instagram donde sigue asegurando que la víctima ha sido él. Está compartiendo mensajes de apoyo de aquellos que le dan la razón donde pone a Melyssa como la gran tirana. En vez de aceptar que ha metido la pata y pedir perdón sinceramente, no para quedar bien, se dedica a despotricar sobre su ex colgando la lista de insultos que ella le ha soltado en un momento de furia y despecho. No es que la justifiquemos pero, señor Tom ¿dónde esta la empatía?

Lo único bueno que hemos visto, también en sus redes, es pedir disculpas por un insulto que soltó en árabe cuando Melyssa nombró a su madre. Un tema delicado para Tom tras su fallecimiento. El que su novia mencionara a su progenitora le sentó como una palabra en los mismísimos y soltó lo que parece ser un feo calificativo en su idioma original. Algunos aseguran que la traducción es “me cago en tu pu... madre”, pero igual no hemos recurrido a un traductor oficial para comprobarlo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Si él se ha disculpado por soltar esa palabrota es porque ha tenido que ser fuerte, vamos que ‘tonta’ no le ha llamado. “Yo nunca insulto porque no es mi educación pero esta noche he insultado sin querer porque estaba harto porque a veces intentan hacerme daño con un tema que no quiero hablar y lo han conseguido”, ha explicado en las redes. Lo cierto es que Melyssa no nombró a su madre con intención de hacer daño sino que le recordó que era el justificativo que él le daba cuando la dejaba sola.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lo sentimos Tom pero no cuela. Por mucho que quieras ir de víctima, no cuela. Si hubiera tenido la humildad de aceptar sus errores con valentía y disculparse de corazón, aunque luego se marchara con Sandra, habría ganado muchos puntos. Eso fue lo que hizo Fani y ahí la tienes, haciendo platós a mansalva y con unos cuantos cientos miles de fans. Errar, dicen por ahí, es de humanos y sabios pero no parece que eso esté en sus planes. Él con decir que no era feliz con Melyssa y que ella era una celosa empedernida lo tiene todo solucionado. Pero en fin, que Tom ya es historia, aquí quien lleva los pantalones y la que interesa es ella, así que ciao pescao.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Arranca una etapa llena de cámaras, focos y oportunidades nuevas para Melyssa. Dentro de todo lo malo quizás tenga que agradecerle a Tom lo de haberla llevado a la isla (ella dice que no quería ir, que él lo puso como condicionamiento para seguir la relación). Sin ella saberlo su ex le ha hecho el más grande de los favores.

Curiosidades de la vida, era él quien parecía ir en busca de fama pero ha sido ella quien, sin comerlo ni beberlo, ha salido convertida en toda una superstar.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: Twitter/La isla de las tentaciones 2

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente