Fiama se defiende en Instagram tras el drama que montó al ser acusada de montaje con Álex: "Estaba borracha"

La octava entrega de La isla de las tentaciones no sólo se ha centrado en el abandono de Christofer tras su cara a cara con Fani sino que también ha puesto sobre las cuerdas a otra pareja, la formada por Álex y Fiama, después de que haya salido a la luz el posible pacto de los concursantes con el soltero Julián. Y es que en este nuevo capítulo del reality, la joven canaria se quita el anillo tras ser acusada de haber pactado sus movimientos, un drama que ha explicado en su perfil de Instagram donde ha alegado que estaba borracha.

(©Mediaset)

En Villa Montaña ha tenido lugar una confesión que ha puesto patas arriba la relación de Álex y Fiama, los concursantes cuyo flechazo se produjo en Mujeres y hombres y viceversa cuando él era tronista y ella su pretendienta. Y es que Susana, la pareja de Gonzalo, después de asegurar que Fiama y Rubén son los más falsos de la casa, ha explicado que Julián, uno de los últimos tentadores eliminados, le había advertido que los pasos que iba a seguir la canaria en el reality estaban pactados: “Me dijo: Fiama me va a dar la primera cita a mí ¿vale? Luego Fiama se va a pelear con su novio, luego se va a reconciliar. Y luego se va a acercar a un chaval. Todo se ha cumplido. ¿Tanta puntería tiene para acertarlo todo? ¿Qué es, Rappel?".

En este contexto, el soltero Lewis ha reafirmado este montaje asegurado a cámara "pienso que el novio de Fiama la ha liado bastante. Julián me enseñó los mensajes del novio de Fiama,diciendo que la cuide en la casa y también me contó como que él iba a pelear con ella y al final iban a salir juntos".

Tras las sospechas y soltar la bombaSusana ha preferido hablar directamente con Fiama que se ha derrumbado delante de las cámaras, negando su participación en el pacto:"Gracias a que él me falla la gente piensa que soy falsa o que yo tengo algo guionizado. Me estaba viniendo por todas partes sin yo tener idea de nada".

En este punto, Fiama ha preparado sus maletas dispuesta a abandonar el concurso. Aunque Rubén y Fani han intentado tranquilizarla, la canaria ha enloquecido, montando un auténtico drama. "La persona con la que me iba a casar me ha fallado, ¿estamos flipando?", ha dicho entre gritos.

Fiama incluso ha roto una fotografía de Álex y se ha quitado la alianza de compromiso: "No tengo nada más que hablar con Alejandro. Me la has liado, me has intentado ningunear, has intentado estropear mi relación con mis compañeras, vete a tomar por el culo", le ha dicho a los pedazos de la imagen de su pareja.

Ahora que se ha puesto a prueba su amor más que nunca, y que el programa ya ha adelantado que estas imágenes las podrá ver Álex en la próxima hoguera, Fiama ha querido pronunciarse en su perfil de Instagram. Ya que el reality presentado por Mónica Naranjo fue grabado el pasado verano, la protagonista ha explicado en Instagram que tras verse salpicada por un posible pacto con Álex montó el numerito por las copas de más que había consumido durante la fiesta previa a la conversación: “Qué horror. Estaba borracha. Es que lo admito así de claro. Tenía un pedo de esos melancólicos. No puedo decir otra cosa. Lo siento. Los prometo que me quiero morir, tenía una película montada que me creía que estaba en Pasión de Gavilanes. Qué vergüenza. Y lo que queda”.

Solamente me voy a reír de mi parte de absoluta payasa y peliculera porque hoy entiendo perfectamente que me pongan a parir porque cómo de lamentable es el momento ese en el que me pongo: es Fani”, ha sentenciado.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset