'La isla de las tentaciones', el fenómeno televisivo de la temporada que ha conseguido un hito histórico en Cuatro

Ver para creer. El desenlace de La isla de las tentaciones se ha convertido en el programa más visto en los 14 años de historia de Cuatro logrando su mejor registro en una jornada sin evento deportivo desde el 21 de septiembre de 2010. El canal de televisión en abierto operado por Mediaset España Comunicación ya puede celebrar este hito histórico ya que la última entrega de este reality presentado por Mónica Naranjo se ha convertido en el espacio con mayor audiencia del día, anotando el minuto de oro del martes 11 de febrero a las 23:22 horas con 4,4 millones de espectadores y un 29,2% de share. Pero, ¿por qué este programa se ha convertido en el fenómeno televisivo de la temporada?

(©Mediaset)

La experiencia en República Dominicana ha llegado a su fin para los protagonistas de La isla de las tentaciones y ahora que es tiempo de hacer balance igual debemos reconocer que a más de uno nos ha enganchado este programa de telerrealidad presentado por Mónica Naranjo. La última entrega, desde luego, ha pulverizado su récord de audiencia con las parejas reencontrándose en la hoguera final, tras su paso por Villa Playa y Villa Montaña, y enfrentándose a una decisión que cambia sus vidas para siempre.

Haciendo una radiografía del que ha sido el primer fenómeno televisivo de 2020 en España, he de recalcar primeramente que el éxito de La isla de las tentaciones no radica tanto en la novedosa idea del formato- puesto que quienes tenemos una pizca de memoria televisiva recordamos el bombazo de Confianza a ciega en 2002-, sino más bien en una concatenación de circunstancias que nos han seducido casi sin querer.

Lo primero, y quizás más evidente de cara a la galería, es que este formato producido en colaboración con Cuarzo Producciones ha sabido aprovechar el contexto de su emisión. Tras la cancelación de la segunda edición de GH Dúo, por la crisis de anunciantes en GH VIP 7 debido al caso Carlota Prado, y mientras muchos fans de Supervivientes esperamos el estreno de la inminente edición, La isla de las tentaciones ha aprovechado su hueco en la parrilla televisiva.

Así, Mediaset España ha sabido exprimir su nuevo espacio estrella sacándole el mismo (o incluso más) partido que al resto de realities que son emitidos en directo como El tiempo del descuento. Y es que La isla de las tentaciones no ha perdido la gracia, aunque supiéramos de antemano que el programa fue grabado el pasado verano, porque se ha mantenido vivo en redes sociales gracias a la estrategia transversal del grupo de Fuencarral que ha apostado por varias entregas semanales en el prime time de Telecinco y Cuatro. Es más, el reality ha contado con un debate en vivo durante la noche del viernes presentado por Sandra Barneda (y con Alejandra Rubio, hija de Terelu Campos, debutando en el medio) que ha avivado más el interés por este fenómeno televisivo.

También tengo que admitir que Mediaset España ha jugado muy bien sus cartas a la hora de retroalimentar el contenido de La isla de las tentaciones en el resto de programas del grupo de comunicación como El programa de Ana Rosa, Sálvame, Viva la vida o Socialité. El pasado de los protagonistas, así como el comportamiento de las parejas en la isla, ha estado hasta en la sopa. ¡Cómo para no saber a estas alturas que Fani Carbajo arrastra una dolorosa vida!

Pero La isla de las tentaciones también nos ha atrapado por ahondar en la debilidad humana poniendo a prueba la fidelidad y el amor de cinco parejas en un entorno paradisíaco. Dejando a un lado el morbo que han podido despertar determinadas escenas gracias a la potente e ingeniosa edición, creo que el verdadero triunfo radica en que los espectadores nos hemos sentido identificados con los protagonistas y sus escenas de celos y decepciones. Porque estoy segura que después de las risas que nos hemos echado con el viral de “¡Estefaníaaa!”-pronunciado por Christofer al descubrir la infidelidad de Fani con el soltero Rubén-también hemos recapacitado sobre el dolor que supone que una deslealtad (que en este programa ya hemos visto que no entiende de género) se haga pública.

En este contexto, el reality ha arrasado entre el público joven y me da en la nariz que muchas parejas se han replanteado cuáles son las claves para evitar caer en la tentación y mantener una historia de amor sana. Y es que este programa es capaz de sacudirnos emocionalmente mientras nos hace reflexionar desde el sillón sobre lo que les ha ocurrido a las parejas protagonistas en el desenlace (con excepción de la formada por José y Adelina). ¿Sus rupturas se deben únicamente a problemas previos o cualquiera de nosotros mañana mismo podríamos caer en la tentación con alguien que nos haga sentir especial? Ahí dejo la cuestión en el aire, aunque ya adelanto que quizás el quid de la cuestión que nos ha intentado trasmitir La isla de las tentaciones es que hay que mantener una buena comunicación para que todo fluya.

La isla de las tentaciones además ha demostrado que los realities con personajes anónimos pueden funcionar. Y muy bien. Aunque es cierto que a Susana Molina y Gonzalo Montoya ya les conocíamos de Gran Hermano 14, que Álex y Fiama provienen de Mujeres y hombres y viceversa, y que Andrea e Ismael ya tuvieron una primera cita televisada en First Dates, todos y cada uno de los protagonistas se han mostrado sin filtros ni complejos enganchándonos con sus tramas amorosas y enredos.

Un acierto de casting, que no se avergüenza de mostrar sus sentimientos, al que hay que sumar también al papelón que ha jugado Mónica Naranjo, la mejor anfitriona posible que con sus silencios, miradas y comentarios (todavía recuerdo el zasca a Andrea) se ha ganado el aplauso en la red.

En definitiva, que La isla de las tentaciones haya conseguido a la primera de cambio, y de manera muy orgánica, convertirse en un pelotazo televisivo me lleva a pensar que esta mina de oro seguirá en la pequeña pantalla. Por lo pronto, este jueves a las 22:40 horas en Telecinco las parejas se reencuentran seis meses después de la grabación del reality para contar cómo han cambiado sus vidas. Y yo me sé de una que, contra todo pronóstico, tendrá el mando quieto por unas horas.

Más historias que te pueden interesar:

·Álex y Fiama hacen caso omiso de las acusaciones de montaje y se marchan juntos de La isla de las tentaciones
·Gonzalo se queda en estado de shock cuando Susana anuncia que se marcha sola de La isla de las tentaciones
·Podemos seguir creyendo en el amor: José pide matrimonio a Adelina en el desenlace de La isla de las tentaciones

Imagen: ©Mediaset