La doble moral de Fani y Andrea en 'La isla de las tentaciones' enfada a media España

La isla de las tentaciones está que arde después de que en la cuarta entrega las chicas hayan caído en las redes de los solteros. Y es que Fani ha dormido con Rubén tras sus primeros besos y Andrea cada vez está más cerca de Óscar hasta el punto de que le ha invitado a su habitación. Pero no son las únicas ya que este programa tiene más tramas abiertas que Sálvame y Fiama ha adelantado que si tiene que pasar algo con Joy pasará mientras que Susana ha demostrado que cada vez tiene más cosas en común con Lewis. Y mientras, los chicos lloran...

(©Mediaset)

El reality presentado por Mónica Naranjo confirma así que las mujeres están disfrutando de la experiencia mucho más que sus parejas ya que los participantes -excepto Gonzalo que se derrite con Katerina- lloran por las esquinas la deslealtad de sus supuestas medias naranjas. 

La isla de las tentaciones está explotando al máximo las relaciones de las cinco parejas protagonistas. La nueva entrega, desde luego, ha sido para quedarse con cara de póker porque ha expuesto una imagen que rompe estereotipos: mujeres yendo cuesta abajo y sin frenos frente a hombres distanciándose de las tentaciones porque recuerdan a sus parejas.

La deslealtad de Fani está siendo la comidilla de las redes sociales. Y no es para menos. Cualquiera que se engancha por primera vez al reality diría que esta chica no tiene novio. Las críticas están lloviendo de forma copiosa tal tormenta tropical después de verla actuar con Rubén como si Christofer no formara parte de su vida y haya tenido el descaro de decir que se muere si su pareja rompe con ella. De locos. Su actitud sumada a la reacción de Christofer, que no podía creerse las escenas que veía de su novia, hicieron mella en los televidentes. Y si bien Álex, Gonzalo y José aseguraron que confiaban en sus chicas y se quedaron tranquilos con los vídeos que Mónica Naranjo les mostró, en el caso del Christofer se desesperó al ver bailando bachata a su novia (y desde hace siete años) con el soltero.

El concursante aseguró que no reconocía a Fani, que no sabía si realmente estaba hecha para él después de comprobar cómo la protagonista se reía y se sentía mejor con otro hombre, por cierto, un antiguo conocido de Mujeres y hombres y viceversa“Con lo celosa que ella es y con la mala leche que tiene cuando se le acerca un tío, y mas cuando le conoce desde hace dos días, es que no la conozco”. A pesar de que Christofer no vio el beso de su pareja con la tentación, su decepción traspasó el televisor provocando que cualquier espectador haya empatizado con su situación personal ya que no parece fácil que le guardes el máximo respeto a quien consideras el amor de tu vida, a esa persona que para ti es lo más grande, y que de la noche a la mañana te clave un puñal delante de media España en un programa trasversal como éste de Mediaset.

No obstante, lo más llamativo no ha sido tanto la locura fiel de Christopher que ha provocado la reacción del público en casa, tan implicado defendiendo la inocencia masculina, sino la preocupación de Fani después de dejarse llevar con Rubén. La protagonista se ha venido abajo después de caer en el pecado, sintiendo que podía perder a la persona con la que lleva tantos años compartiendo su vida. "Yo me he dejado llevar con Rubén pero yo quiero seguir con Christofer. Me muero si me deja. Se me ha ido un poco de las manos, estoy desubicada porque no sé por qué me está ocurriendo todo esto", ha asegurado después de sentir feeling con Rubén.

En este sentido, el problema de Fani no es tanto que se haya dado cuenta de que Christofer no le enciende tanto como creía antes de participar en esta aventura en República Dominica (recordemos que no es la primera pareja ni la última que rompe en televisión) sino más bien que quiera que su novio la siga bailando el agua cuando ella se bebe los mares por otro maromo que, según confiesa, le da lo que necesita. En otras palabras, Fani no puede pedir respeto cuando ella misma no está respetando.

Ahora que Andrea tampoco se queda atrás y muestra un comportamiento que, aunque engancha (no vamos a mentir), nadie quiere ver en el medio catódico ya que después de dejarse llevar se mostró muy disgustada con Ismael, tras descubrir que había confesado que le gustaban dos solteras. En este caso, la joven cree que se trata de una venganza de alguna imagen que su novio ha visto de ella en este programa que se ha convertido en la apuesta principal de Telecinco y Cuatro para los primeros compases de 2020 y en el último pecado del espectador medio.

Después de visionar esta cuarta entrega parece que el reality ha cruzado la línea roja llevando al extremo el dolor de los concursantes, en este caso Christofer, que paralizó el visionado de los vídeos de su chica, evitando así conocer los besos que Fani se había dado con Rubén, porque ya no podía más. Así, el joven ha dejado claro que no tolera la dinámica del concurso. Si bien cualquiera que sintonice de antemano este programa, antesala de Supervivientes 2020, sabe que el peligro orbitará alrededor de las parejas y que éstas vivirán momentos angustiosos, el sentimiento generalizado es que se ha ido más allá de poner a prueba las historias sentimentales de los dúos.

Además, el programa ha podido dar una imagen que no tiene por qué corresponderse a la realidad de muchas parejas (con los cimientos sólidos, claro) que no caerían en este juego de la seducción ni mucho menos traicionarían a su pareja con tanta facilidad. Porque quizás no todos los chicos son capaces de poner distancia con sus tentaciones ni de lamentarse por estar perdiendo a sus parejas ni todas las mujeres dan rienda suelta al tonteo previo con otros chicos que no sean sus compromisos como ha hecho Fani dándose una alegría para el cuerpo.

En definitiva, la cantera de La isla de las tentaciones no representa de manera fiel las parejas de hoy en día. Eso sí, para los seguidores de los realities, los protagonistas de este programa que tanto recuerda a Confianza ciega se han convertido en una mina de perfiles para nutrir las diferentes propuestas televisivas de Mediaset España. Y, lo que es más relevante, han conseguido generar una discusión digital a la que, a priori, solo aspiraban los formatos en directo. Un hecho que no nos extraña porque, ya se sabe, el que juega con fuego acaba quemándose.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset