Los chicos lloran y ellas se divierten: Christofer se gana al público tras el dramón intenso de Álex

Durante la última entrega emitida de La isla de las tentaciones, los espectadores esperaban ver el reencuentro entre Fani y Christofer tras visionar los avances de que una pareja iba a reunirse en la hoguera de confrontación. Pero los llantos inmaduros y caprichosos de Álex han ocasionado que sus compañeros injustamente le hayan dado a él la oportunidad de que se congregara con Fiama lo que ha provocado que los internautas trinen en la red.

(©Mediaset)

La sexta entrega de La isla de las tentaciones ha quedado marcada por el reencuentro entre Alex y Fiama, la pareja que se conoció en Mujeres y hombres y viceversa. Y es que el concursante se había quedado destrozado por ver a su novia dudar de su relación, alegando que se planteaba más alternativas a su compromiso. “Mi corazón por un momento paró y se me rompió. Una parte de mí se quedó en esa hoguera. No me gusta que me hagan daño porque creo que no me lo merezco. Me siento muy perdido", confesó mientras que José intentaba animarle en su regreso a la Villa: “Si por lo que sea no te elige no pasa nada”.

Tras este mazazo y un comportamiento muy generoso por parte de sus compañeros, el expretendiente de Melani Soler en Mujeres y hombres y viceversa ha sido elegido para participar en la hoguera de confrontación donde le ha exigido una explicación a Fiama. Y es aquí donde ha montado el dramón del siglo con unos planteamientos inmaduros que hasta su novia se ha enfadado de tantas pataletas. Aunque para irritación la de la audiencia que ha explotado en Twitter ante esta decisión.

“Te juro que no puedo", han sido las primeras palabras del participante tras recibir destrozado a Fiama y echarse a llorar en sus brazos. Si bien la joven se ha mostrado muy comprensiva, alegando que su chico es muy intenso, el concursante no comprende que esté tan cerca de Joy, su crush dentro de la Villa, a pesar de que su chica le haya tranquilizado: "Tengo afinidad con ese chico e incluso tengo más cosas en común con él que contigo. Pero aún siendo un diez o siendo un mil yo te prefiero a ti".

La pareja, que llegó a prometerse, ha decidido seguir participando en La isla de las tentaciones, no sin antes de que Fiama haya asegurado a Álex que ha magnificado las imágenes: "Yo quiero que él haga todo. Que sea él mismo. Al final es perder la experiencia. Hay cosas que tienes que cambiar, tus dramas, pero ahora no tengo ganas de decirlo".

Es más, para ella este encuentro le ha enfadado porque está cansada de los celos del concursante: “Entendí que era una pataleta de las suyas, de las que estoy acostumbrada en realidad. Esta pataleta se la consiento aquí pero si me lo hace en casa se lía. Una vez más me afirma que es él el que no confía en mí".

No obstante, el verdadero protagonista de la nueva entrega del reality ha sido Christofer. Después de que se hiciera viral la reacción del teleoperador al descubrir la infidelidad de su chica Fani, con la que lleva siete años, en la continuación de la historia ha demostrado que es un muy sensato. Y es que el joven no sólo ha sido un santo dejando que se elija a Álex por unanimidad para el reencuentro con Fiama cuando era él quien más lo necesitaba, sino que además en la hoguera se ha gando la simpatía de los espectadores con una madurez impecable al ver a su pareja a punto de irse a la cama con Rubén, primero llorando por hacerle daño y luego restregándose con el exfutbolista.

En este contexto, Chris se ha mostado muy decepcionado y ha soltado perlas que ya forman parte de la historia de la televisión después de descubrir que su novia sigue avanzando con el soltero. “Por mucho que duela el golpe lo acabas encajando. Yo la sigo queriendo, es el amor de mi vida y de la noche a la mañana se me ha caído”, ha expresado primeramente a Mónica Naranjo el concursante de 28 años sin comprender el comportamiento de Fani.

Pero tras ver las imágenes de la comercial asegurando que se sentía fatal por verle triste y por dejarse llevar sin pensar en las consecuencias, y posteriormente visionar vídeos en los que se muestra su acercamiento con Rubén, Christofer se ha endurecido y, con tristeza aparente, ha comentado: Ese chico no la va a querer como la he querido yo, no la va a cuidar como la he cuidado yo. No va a trabajar pico y pala para el carácter que tiene ella. Ella sabrá. Yo sé que el día de mañana se dará cuenta pero ya yo no voy a estar”.

“Sinceramente no la querría ni mirar a la cara, es una persona que ya ha acabado en mi vida. Para mí La isla de las tentaciones ha sido una hostia en la cara pero bien gorda porque me he dado cuenta de la clase de persona con la que he estado durante estos 7 años”, ha zanjado ganándose el aplauso del público.

Y mientras, la red ardía:



Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset