Ser malas personas, el requisito de Jorge Javier para ganar 'La casa fuerte' resulta preocupante

Cine 54
·6 min de lectura

La segunda edición de La casa fuerte ha desembarcado en Telecinco con un dato notablemente inferior a su primera temporada estrenada el pasado mes de junio. El reality producido por Bulldog TV ha firmado un 17.8% y 1.584.000 espectadores aunque con todas las tramas que ha puesto sobre la mesa de la nueva remesa de concursantes promete mejorar el share y seguir conquistando al público en las próximas semanas.

Ahora bien, hay un detalle que nos ha dejado a cuadros y es que, en un vídeo que ha compartido Mediaset con Lara Álvarez, Sandra Barneda y Jorge Javier Vázquez dando las pautas para ganar el concurso, el presentador estrella de la cadena de Fuencarral ha admitido que una de las condiciones indispensables para hacerse con la victoria es que los participantes no sean buenas personas ni tampoco estén cuerdas. Asimismo se ha referido a la importancia de la falta de escrúpulos. Si bien a simple vista se entiende como una ironía y puede resultar una declaración sin más, no deja de despertar algo de preocupación porque quizás el conductor de La casa fuerte ha dado en el clavo ayudándonos a comprender mejor la elección de castings.

©Luis Miguel González; Angular Photo; cortesía de Mediaset
©Luis Miguel González; Angular Photo; cortesía de Mediaset

El dicho “entre broma y broma, la verdad asoma” nunca había resultado tan oportuno. Y es que coincidiendo con el lanzamiento de la segunda edición de La casa fuerte, Mediaset ha compartido un vídeo que nos deja helado. Porque da la sensación de que los realities se estuvieran pervirtiendo ya intencionadamente con sus castings tan poco sorprendentes. Y vamos a explicar por qué.

Jorge Javier Vázquez, en compañía de Sandra Barneda y Lara Álvarez, se ha enfrentado a un test sobre el último reality show de la cadena para este 2020. Primeramente el trío ha dado el nombre de una pareja que les encantaría ver en La casa fuerte aunque su presencia se torne complicada (por no decir imposible). Así, la finalista del Premio Planeta ha propuesto a Pedro Sánchez y Santiago Abascal, el presentador catalán a Ana Rosa Quintana y María Teresa Campos y la periodista de Gijón a la propia Sandra Barneda y a su pareja Nagore Robles.

Los tres comunicadores también han dado algunas pinceladas de qué va a ser lo más fuerte de esta segunda edición del reality que coronó a Yola Berrocal y a Leticia Sabater como ganadoras en la anterior entrega. “Darnos cuenta de que Sonia Monroy es actriz”, ha apuntado Jorge Javier Vázquez mientras que Lara Álvarez ha destacado que el concurso es imprevisible y “aunque me lo imagine, siempre va a haber algo que me sorprenda todavía más”. Por su parte, Sandra Barneda ha optado por hacer mutis por el foro: “Si lo supiera no sería fuerte”.

En el test también han tenido que contestar con quién hipotéticamente entrarían en una casa fuerte: “Con Jon Kortajarena”, ha respondido divertido el presentador catalán. “Yo entraría sola”, ha sentenciado Sandra Barneda a la par que Lara Álvarez no se lo ha pensado y ha dicho que “con Choco” (su perro).

Pero con la siguiente cuestión ya tomamos con pinzas este buen rollo porque, aunque a simple vista parezca que Jorge Javier Vázquez ha ironizado con su respuesta, ya que en ocasiones hay verdades que es mejor callar, lo cierto es que las tres cualidades que debe cumplir quien aspire a ganar La casa fuerte concuerdan de alguna manera con el pasado televisivo de algunos de los integrantes del casting que se han sacado de la manga para esta segunda edición.

Hay que destacar que Sandra Barneda y Lara Álvarez han preferido ser algo más diplomáticas en la penúltima pregunta del cuestionario. De este modo, la escritora ha comentado que los requisitos fundamentales para hacerse con la victoria son "ser estratega, con sentido del humor y algo traidores". Y la copresentadora ha manifestado que los valores clave son "competitividad, humor y persistencia".

Pero atención porque Jorge Javier Vázquez ha bromeado que las condiciones son: "que no sean buenas personas, que no sean cuerdas y con pocos escrúpulos". La respuesta del conductor de Sálvame se antoja un tanto peligrosa ya que parece definir el tipo de personajes que de un tiempo a esta parte pueblan los realities de Mediaset. El programa todavía está en sus albores pero no sería la primera vez que descubrimos que alguno de sus protagonistas se apuntan a la experiencia televisada con tal de unos minutos de gloria televisiva.

Sin ir más lejos Tom Brusse demostró en la segunda edición de La isla de las tentaciones su falta de escrúpulos con Melyssa Pinto y puede que el marroquí haga todo lo posible para seguir dando de qué hablar. Desde luego, el casting tiene (como se suele decir) lo mejor de cada casa dejando patente que a Mediaset le funciona montar otro reality con los mismos personajes de turno.

Porque a Tom Brusse y a su nueva pareja Sandra Pica hay que sumar a Samira que saltó a la fama en Mujeres y hombres y viceversa (MyHyV) y que promete agitar la convivencia del marroquí y la que fuera su tentadora en la isla. Asimismo se han incorporado Isa Pantoja y Asraf Beno quienes, todo sea dicho, fueron los primeros confirmados y su fichaje no causó mayor sorpresa porque los fans de los realities de Mediaset ya suelen estar acostumbrados a que siempre haya un miembro del clan en sus programas (y más ahora que vivimos el enfrentamiento entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja). También hay otras dos parejas, la formada por Sonia Monroy y Juan Diego López y la integrada por Mahi Masegosa y Rafa Moya.

En este sentido, el equipo de casting tampoco se ha comido mucho el tarro y ha tirado de antiguos participantes de la cantera de Supervivientes. Además de Mahi ahí tenemos a Antonio Pavón, Albert Álvarez o Rebeca Pous que se suman a los fichajes de Cristini Couto y Mari Cielo Pajares. Un plantel de concursantes que en algún momento han estado en el ojo del huracán y que, ciertamente, se han vuelto reincidentes en esto de la exposición televisiva.

Es por esto que no nos tomamos a guasa las palabras de Jorge Javier Vázquez porque pueden definir perfectamente las artimañas de los famosos para dar la nota hasta el final con tal de sacar rendimiento económico a su fama. Aunque todavía queda mucho recorrido por delante, ya que la segunda edición de La casa fuerte no ha hecho más que empezar, los nuevos fichajes no destilan inocencia sino que más bien se han convertido en concursantes profesionales de reality. Y esta parece la tendencia que va a seguir Mediaset a corto plazo, con rostros conocidos que encadenen concursos y que saquen lo mejor, pero también lo peor, de sí mismos para mantenerse en el candelero. Después de todo, en este tipo de formato se va a dar guerra y posiblemente esa ironía del presentador esconda la realidad que seguimos viendo los comportamientos habituales en una propuesta donde ya nos ha quedado claro que se va a competir.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Luis Miguel González; Angular Photo; cortesía de Mediaset