El drama de Fani Carbajo, el nuevo circo de Telecinco

Después de toda una semana cebando el tema del supuesto pasado de Fani Carbajo como Pretty woman, finalmente le soltaron la bomba en pleno directo de La casa fuerte. Era el gancho perfecto del programa para provocar una bien gorda y, desde luego, se cumplió el objetivo. La concursante vuelve a ser la protagonista estrella de su ya tercer reality y con el escándalo nuevamente como bandera. Afectada pero con la situación bajo control, demostró estar acostumbrada a los palos de la vida. La concursante agarró el toro por los cuernos a la vez que se mostró desolada por la noticia, un comportamiento contradictorio que nos despista. ¿Con qué Fani nos quedamos entonces, con la vulnerable que sufre o la que hace lo que le da la real gana con tal de un minuto de fama?

Fani Carbajo en 'La casa fuerte' (Twitter/@lacasafuerte_tv)

Esta misma semana, Sálvame sacaba los supuestos trapos sucios de la concursante más polémica de los últimos tiempos. A la lista de capítulos oscuros se sumaba uno más. Su tía Raquel, con la que no se hablaba, soltó en una entrevista con Jorge Javier Vázquez que ella y su sobrina se habían dedicado a la profesión más antigua del mundo. Unas declaraciones lo suficientemente graves como para contárselo a la protagonista principal. Pero claro, no lo hicieron ese día, había que generar curiosidad y enganchar a la audiencia hasta el último momento. Así que, como no podía ser de otra manera, fue en la gala del jueves y delante de todos que Fani se enteró de cómo estaba el panorama nacional.

¿Dolida? Sí, mucho. ¿Asombrada? Pues no tanto. Lo de las traiciones en su familia, y a juzgar por la trayectoria televisiva que llevan, es algo tan normal como darse los buenos días. Según Fani, su tía no le perdona que no hablara bien de su hermana, es decir, su madre, y desde entonces se la tiene jurada. “O sea Jorge me acabo de quedar en shock. A eso se dedicó ella, la señora del pelo rosa y yo la llevaba a esa casa y la recogía de esa casa. Peo yo no trabajé allí. Yo por suerte o por desgracia llevo trabajando desde los catorce años y nunca me ha faltado dinero para comer. Si me hubiera faltado no hubiera dudado en pedírselo a mi familia”, fueron sus primeras palabras.

Su discurso, bastante frío a la vez que coherente, convenció. Pero no porque nos creamos más o menos si se dedicó a la prostitución o no, sino por todo lo que hay detrás. Su familia está desestructurada y su vida no ha sido un camino de rosas. No sabe quien es su padre biológico, su madre falleció en unas tristes circunstancias, la situación económica le hizo pasar por muchas penurias y encima su ex y padre de su hijo no le ha puesto las cosas muy fáciles. "Sí yo he tenido que robar para dar de comer a mi hijo porque su padre lo he hecho, y no se me cae la cara de vergüenza, pero nunca me he prostituido", ha comenzado su duro testimonio. “Ha habido una temporada que no tenía ni un puto duro, no tenía ni para pagar el alquiler. A mí me traía comida la Cruz Roja, y es que no me avergüenzo”, continuó.

Toda esta lista de tragedias es lo que de alguna manera atrae como un imán de ella al público que, curiosamente, le apoya. Da igual lo que haga, su carácter aguerrido y sus peloteras no le restan un ápice del cariño ganado porque, muy en el fondo, esconde una fragilidad que genera pena y compasión. ¿Desde cuando una persona que engaña a su novio con el descaro que hizo ella con Rubén en La isla de las tentaciones es vanagloriada? Pues desde que llegó ella. Casi todo se le justifica por su vida tan dura y llena de pesar, empezando por su novio Christofer, siempre al pie del cañón, no sabemos si por amor, por interés o por otras razones, lo cierto es que ahí está.

Este jueves su chico volvió a ser su consuelo ante lo que Fani tuvo que ver y escuchar. “Es asqueroso”, se limitó a decir el novio ante las imágenes que le pusieron. Están juntos en esto, para bien y para mal, en la salud y en la enfermedad, como diría el cura. Ambos pidieron al programa poder hablar con su abogado y tomar represalias por las fuertes declaraciones de su tía, a la que mandó un mensajito. "Déjame en paz que yo me preocupo de mi vida y de mi familia. Yo he hablado en Lecturas de ella y lo he hecho muy bien. Nos ha tendido la mano cuando yo me vi en la calle, pero esto, hablar así de mí… no tiene vergüenza". 

Llamó curiosamente la atención que no derramara ni una lágrima. Se mostró indignada, mucho, pero no perdió los papeles, ni gritó, ni insultó, y mira que eso es difícil. Aquí cada uno que haga sus cábalas y saque sus conclusiones. Pueden ser por dos cosas, bien porque estaba bloqueada, que todo puede ser, o porque no le ha pillado por sorpresa y algo se olía. Según Fani lo único que le preocupa es su hijo, la persona más importante de su vida y por el que es capaz de todo. “Solo quiero darle a mi hijo el futuro y la infancia que yo no he tenido”, recalcó en un momento íntimo que tuvo con Jorge Javier.

Pero claro, para hablar hay que tener memoria y hay cosas que no cuadran. Nadie pone en duda ni un segundo que esa personita sea su vida y su prioridad, pero si tanto te preocupa su estado, ¿por qué te liaste con Rubén frente a todos humillando a tu pareja y sin importarte la repercusión? Esa es la pregunta que se hicieron algunos colaboradores en la gala de este jueves. Su discurso, insistimos, creíble y firme, no encaja del todo con sus actos en el pasado. Su aventura televisiva está marcada por los escándalos, las traiciones y las broncas, y la cosa no parece que vaya a reconducirse.

Entonces, ¿a qué Fani nos tenemos que creer? Porque ni es tan mala como nos la pintan ni tan víctima como nos hacen creer. Menudo lío. De momento la jugada ha salido de maravilla y vuelve a ser la protagonista indiscutible de este experimento de reality. Ya no se habla de otra cosa, y esto promete ir para largo con intervenciones de terceros, polígrafos y varios Deluxe en la agenda. Todo muy rentable. Suma y sigue, nos esperan unos episodios con mucha intriga, alboroto y conflictos familiares. Así que más que Pretty woman lo que veremos está más cerca de la saga de El Padrino.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: Twitter/La casa fuerte