Isa Pi paga los platos rotos de su familia y se convierte en el monotema de 'La casa fuerte 2'

Teresa Aranguez
·6 min de lectura

Lo de La casa fuerte 2 es muy fuerte, y valga la redundancia. Atrás quedaron las viejas reglas de los realities de mantener a los concursantes ajenos a lo externo, o al menos no se aplican cuando se trata del clan Pantoja.

Con el drama familiar al rojo vivo en Cantora, el programa dio pelos y señales a Isa Pi de la que se estaba liando fuera. Lo que en un principio parecía un gesto meramente informativo hacia la concursante, terminó oliendo a estrategia y un intento para subir los pobres datos de audiencia obtenidos en su estreno. Todo muy aceptable como parte del show, aunque decepcionante para los espectadores que llevamos años pegados a este formato. Ese interrogatorio a Isa parecía más Sálvame que otra cosa. ¿Dónde quedó la esencia del reality?

Isa Pi en 'La casa fuerte 2' (Twitter/@lacasafuerte_tv)
Isa Pi en 'La casa fuerte 2' (Twitter/@lacasafuerte_tv)

Pues parece que se la llevó el viento porque empieza a brillar por su ausencia cada vez más. Ojo, no es una crítica malintencionada, las cosas cambian, los shows evolucionan y hay que añadir ingredientes que aporten chicha, interés y, claro está, más porcentaje de share. Hasta ahí lo entendemos todo. Pero lo de Isabel Pantoja hija en la gala del jueves se pasó de castaño oscuro. Una cosa es dar pinceladas y alguna que otra pista de lo que está pasando al otro lado de la verja, y otra es hacer prácticamente un documental de una de las sagas más famosas de España.

El asunto arrancaba con un Jorge Javier Vázquez anunciando que se avecinaba tormenta. Desde el minuto uno y para enganchar adelantaba la intención del programa de contarle a Chabelita el nuevo capítulo de la telenovela pantojil, que incluía el polémico comunicado de prensa de su señora madre mostrando su postura hostil. ¡Y no solo eso! Hasta informaron a la niña de que hoy viernes habrá un especial en primetime llamado Cantora, herencia envenenada, a donde irá de invitado el mismísimo Kiko Rivera.

La boca de Isa Pi estuvo abierta durante todo el tiempo que su ‘amigo’ JJV le ponía al día de los acontecimientos familiares, con videos de lo más explícitos y sin censura. “No me lo esperaba para nada”, dijo anodadada al ver el panorama. El conflicto entre su madre y Kiko Rivera parece que ha superado todos los límites que la benjamina de la familia hubiese imaginado. Pero con una templanza que casi roza la frialdad decidió no posicionarse con ninguno y lanzar un dardo envenenado a los suyos. “Ellos no han dado la cara por mí en muchas ocasiones y yo no la voy a dar por ellos" sentenció.

Aunque no dijo abiertamente si apoya más a uno que a otro, si soltó perlitas que no necesitan demasiada traducción. “A mí se me ha criticado mucho por hablar cuando tenía problemas con mi madre y yo no he dicho ni una cuarta parte de lo que ha dicho él y a mí me han acribillado”, expresó. Mientras, Jorge Javier seguía dale que te pego preguntándole por aquí y por allí para estirar más el chicle. Pero la chica pidió en tres ocasiones que no quería seguir hablando más de eso. Está allí para que la conozcan a ella no por los problemas de su familia. “Llevo el apellido Pantoja pero aquí quiero que me conozcan como Isa", dijo algo cansada de siempre lo mismo.

Tiene todo el derecho a decir y sentir eso pero, no nos engañemos, después de todo lleva el apellido Pantoja y por mucho que pida que no le pregunten más, su paso por el programa va a estar marcado por lo que pasa fuera. Bueno, y su relación con Asraf también. El pasado martes aislaron a su pareja para participar en la nueva sección El espejo del alma donde los concursantes contarán sus penas, alegrías y, en definitiva, se desahogarán. Él fue el primero en hacerlo y, cómo no, Isabel Pantoja madre fue la gran protagonista.

El yerno de la tonadillera soltó de todo sobre su suegra, no precisamente bueno. A parte de dar la razón a Kiko y decir que su suegra le humilló, no tuvo reparos en juzgarla como madre. “Una madre no se comporta así, estoy lleno de rencor”, dijo entre lágrimas. Unas declaraciones que al programa le faltó tiempo de enseñar a Isa Pi este jueves y que puso a la pareja entre las cuerdas. Aunque frente a JJV intentaron no discutir, cuando llegó la publicidad las cámaras siguieron grabando y la tensión entre ambos se hizo notar. Como es normal, ella le pedía que entendiera que era su familia y él decía que no tenía por qué mentir.

Después de todo esto, lo que pasó con el resto de los concursantes, incluida la bronca entre Samira, Sandra y Tom, fue un paseo por las nubes. Todo se queda muy light y saborío en comparación con la trama central que, si nos ponemos a calcular, se llevó casi la mitad del programa. Entre las declaraciones de Asraf, los videos a la niña y la mini entrevista con JJ, podría haber sido perfectamente otro especial. La jugada de Telecinco les salió bien, esa es la verdad. Después de un estreno bastante flojo y con una audiencia debilitada, la segunda gala del jueves aumentó su cuota con un 19.5%. No es que sea para tirar cohetes pero se mantiene entre lo más visto de esa noche así que de algo les sirvió destripar la historia a Isabel hija.

Si bien es cierto que es lo que al público le interesa, no podemos evitar hacernos una pregunta, ¿es justo para Isa? Ya sabemos que en esto de los realities y la tele en vivo la palabra justicia es muy relativa pero no vamos a negar que la pequeña del alma genera cierta penilla. Ella entraba con ganas de que la conocieran de una vez por todas alejada de su familia y la tiene más encima que nunca. Menudo marrón le ha tocado enfrentar. Y lo peor es que esto acaba de empezar y no parece que tenga fin. Así que, como ocurriría en Supervivientes e incluso Gran Hermano donde la echaron la primera semana, en parte por ser ‘hija de’, esta vez tampoco podrá brillar por sí misma.

Lo sentimos mucho por ella pero le tocará esperar a un nuevo reality para poder conocer a esa persona que ella dice ser y que nada tiene que ver con la imagen que se tiene de ella. De momento hay Pantoja para rato y mucho más. Mientras la guerra siga en pie y genere interés, el programa seguramente no deje pasar la oportunidad de darle cabida en su contenido y marear con preguntas a Isa. Es lo que hay, cuanto antes lo asuma mejor. Si lo aguanta o no es otra cosa.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: La casa fuerte 2/Twitter