Pelayo Díaz vuelve a liarla en 'Hormigas Blancas' y saca su artillería para hacerse un hueco en Telecinco

·8 min de lectura

Pelayo Díaz ha vuelto a la tele y lo ha hecho a lo grande. No está dispuesto a pasar inadvertido y por eso ha sacado su artillería más pesada en su nueva faceta como colaborador del programa Hormigas blancas de Telecinco. Más polémico y guerrero que nunca, el estilista la ha liado parda, una vez más, en la tercera entrega del espacio conducido por Carlota Corredera, dedicado a su amiga del alma Bibi Fernández.

Eso de entrar por la puerta de atrás no va con él, así que después de ser tendencia y provocar el caos total en las redes durante el capítulo de Miguel Bosé por sus intervenciones, el it boy se ha convertido en el protagonista indiscutible de esta nueva entrega tras despacharse a gustito contra su compañera Nuria Marín.

Telecinco
Telecinco

La colaboradora se disponía a presentar una sección que analizaba los estilismos de la entonces Bibi Andersen y empleó la palabra ‘choni’ para describir algunos de ellos. ¡A quién se le ocurre! No sabemos si estaba en el “cue” o si le salió así de natural, lo cierto es que a Pelayo le sentó como una patada en sus partes nobles y tuvo unas palabritas poco amistosas para Nuria. “Es un sacrilegio que llames choni a Bibiana con el mono que llevas tú”, soltó sin pestañear defendiendo la honra de Bibi.

Y así, en apenas unos segundos logró coronarse como la estrella indiscutible de la noche, casi, casi por encima del personaje central. Definitivamente Pelayo tiene la lección bien aprendida. Telecinco es un mundo de fieras donde gana el que más conflicto y carnaza genera, así que visto lo visto, el influencer podría estar más cerca que nunca de una silla definitiva en alguno de los espacios de Mediaset.

El chico se lo está ganando a pulso, todo hay que decirlo. Es un diamante en bruto que encaja a la perfección en este circo mediático de ataques y debates a flor de piel de la cadena. Él sabe mejor que nadie que esa actitud guerrera vende y ha hecho bien los deberes. Pero no es que de la noche a la mañana se haya sacado de la chistera de mago ese comportamiento borde y cortante. La cosa viene de atrás.

En su currículum profesional, Pelayo tiene unas cuantas broncas frente a las cámaras y escándalos con compañeros de plató. Todo empieza cuando su carrera televisiva arranca en 2015 gracias al programa Cámbiame y sus diferentes versiones, Cámbiame Premium y Cámbiame de noche. El show, primero presentado por Marta Torné y posteriormente por Corredera, contaba con tres estilistas que transformaban radicalmente de imagen al invitado del día. Cristina Rodríguez, Natalia Ferviú y Pelayo. Él ya despuntaba como el más salao pero también el más crítico.

Además de no cortarse un pelo e ir a saco contra los estilismos que no le gustaban, protagonizó un ruptura en directo con su hasta entonces amiga y compañera del alma, Natalia, que acabó llorando e incluso renunciando a su puesto en el programa, con comunicado y todo. La tragedia griega se producía tras la marcha definitiva de Cristina Roríguez, que dejaba su puesto para embarcarse en nuevos proyectos. A su silla llegó Paloma González Durántez que también soltaba lo más grande a la hora de dar su opinión. En una de sus primeras intervenciones se le ocurrió decir a la invitada que no tenía tobillos y que su cuerpo era difícil, provocando un mosqueo de aquí a Roma en Natalia. Esta consideró despreciativos esos comentarios a la invitada y arremetió contra la nueva colaboradora en directo. Pelayo, en vez de posicionarse con la que había sido su amiga y compañera, se alió con la recién llegada. El resto son enfados, reproches y una amistad rota.

Pero vamos que si hay que polemizar a Pelayo no le hace falta estar en televisión, también es el rey de las movidas en las redes. En plena crisis de la pandemia, el diseñador de moda se convirtió en trending topic, y solo por dar al botón de publicar. La culpable es una imagen junto a su marido Andy McDougall con un perrito de raza pomerania que les regaló una conocida marca. “¡Bienvenido a casa Vidu! Andy y yo queríamos ampliar la familia desde hace tiempo y no nos animábamos a dar el paso, pero el mundo conspira para que siempre te llegue lo que de verdad deseas y esta mañana nos ha llegado este maravilloso regalo”, escribió Díaz. ¡En qué hora se le ocurrió! El hecho de que el peludito no fuera adoptado teniendo en cuenta la cantidad de perros que buscan un hogar en las protectoras hizo que los usuarios de las redes se les echasen encima de forma demoledora.

Pero vamos que a él estas cosas no le quitan el sueño y con un directo en Instagram puso a sus detractores en su sitio. A todos los que criticáis y cuestionáis mi decisión, me gustaría ver si en vuestra casa tenéis zapatos o cinturones de piel, si en vuestra nevera hay carne, si el pollo es campero que cuesta mucho más, si los huevos que compráis son camperos, si usáis cremas que testan con animales... Cuando criticáis las acciones de otra persona tenéis que cubriros muy bien las espaldas y tenéis que estar muy seguros de lo que hacéis vosotros”, explicó sin titubear. El chico sabe defenderse de lo más bien y está más que listo para ocupar su lugar en programas como Viva la vida, Ya es mediodía, AR o hasta en el mismísimo Sálvame. Nos guste o no, Pelayo tiene algo, y su arranque en Hormigas blancas es una prueba de fuego para ver si finalmente se une al club de los colaboradores.

Hacía casi un par de años que habíamos perdido la pista de este asturiano de 34 años. Ha sido gracias a las redes que nos hemos ido enterando de cómo le iba la vida. Después de su época dorada en Telecinco como estilista de Cámbiame, juez en el Sálvame Fashion Week y colaboraciones varias en programas como Hable con ellas, Hazte un selfie o el Deluxe, no le habíamos visto mucho más. Bueno sí, en 2018 fue concursante del programa de TVE Bailando con las estrellas donde el chaval sonrió bastante y dio una imagen mucho más simpática de la que nos tenía acostumbrados.

Desde entonces poco más ha hecho en la caja tonta, a menos como colaborador picarón. De brazos cruzados tampoco es que haya estado, Pelayo tiene un perfil de lo más completo y salidas para todo. Si ya nos sorprendió hace unos añitos con un cameo en la divertida serie La que se avecina, de Telecinco, el año pasado volvió a hacer lo propio la serie Paquita Salas de los Javis, emitida en Netflix. En definitiva que vale tanto para un roto como para un descosío.

Su desembarco por segunda vez en Telecinco ha sido por todo lo alto y no parece que tenga intenciones de bajar el tono. Así que atentos señores porque quizás estemos ante una versión joven de Kiko Matamoros o Mila Ximénez, desde luego potencial tiene de sobra.

Más historias que te pueda interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente