Ni olvida ni perdona: Belén Esteban arrastra una espinita desde hace años con Jorge Javier Vázquez

Seguro que más de un espectador todavía está digiriendo el Sábado Deluxe del pasado 20 de junio. Y es que el regreso de Belén Esteban a Telecinco después de varios meses alejada de la televisión por la crisis del coronavirus ha traído cola por su enfrentamiento en directo con Jorge Javier Vázquez. La conocida como Princesa del pueblo (aunque ahora el presentador se haya empeñado en echar por tierra este título popular) se quedó a cuadros cuando su compañero estalló tras compartir una crítica sobre la gestión política de la pandemia y meterle en el saco de aquellos que viven en una burbuja y no conocen la auténtica y devastadora realidad.

Este rifirrafe podría haber dinamitado la relación entre los dos pesos pesados de Mediaset España pero lo que todavía muchos desconocen es que su historial de malos rollos viene de mucho tiempo atrás porque hay algo que la tertuliana ni olvida ni perdona.

(©Mediaset)

El enfrentamiento entre Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez está trayendo mucha cola. A los datos nos remitimos ya que Sábado Deluxe y Sálvame han mejorado sus datos de audiencia tras la discusión entre el presentador y la colaboradora. Así, el late night cosechó un 17,2% de cuota de pantalla y 1.824.000 espectadores en su última entrega mientras que el martes el magacín vespertino marcó un 22,6% y 2.322.000 televidentes.

Belén Esteban, tras 102 días alejada del plató, acaparó toda la atención el pasado sábado compartiendo una crítica generalizada a los políticos por su gestión ante la crisis del coronavirus. Claro que, lo que no se imaginó ni por asomo es que el conductor del formato producido por La Fábrica de la Tele le dejara al pie de los caballos hasta el punto de que incluso se negó a seguir con la entrevista porque su compañera le dijo que él no vivía de cerca nada de lo que estaba ocurriendo.

Estoy hasta el mismísimo de que me digan que tú no lo vives, no te lo voy a permitir y aquí sí me cabreo. No me pongas en lugar en el que no estoy. No vayas con ese rollo barato. Tengo familia que lo está pasando igual de mal que la tuya”, soltó el de Badalona elevando el tono mientras que la de Paracuellos en vez de saltar se mostró más bien ofendida demostrando su evolución y temple en televisión.  

Por si fuera poco, durante su cara a cara el pasado martes en Sálvame, Jorge Javier Vázquez dio la estocada final a su compañera valorando que su estilo de vida ya no es como el de antes y, por tanto, ya no le compra su discurso de defensora de la clase trabajadora: “Belén Esteban ya no es pueblo. Es una cosa que tiene que aceptar. Yo tampoco lo soy. El pueblo no vive en un chalet con piscina en Paracuellos, no cierra una discoteca para hacer su cumpleaños, no alterna con Rosalía, ni se va de cena con Pablo Alborán. No vamos a tener ni ella ni yo problemas económicos, somos unos privilegiados. Entonces, vamos a dejar de tirar de ese aspecto y de ir de cosas que ya no lo somos".

Y, claro, estas palabras no solo disgustaron a la madre de Andrea Janeiro (que incluso ha pensado abandonar su puesto de trabajo) sino que han abierto un debate sobre quién de los dos protagonistas llevan razón en esta épica bronca. Colaboradores y rostros conocidos de Mediaset España, como Ana Rosa Quintana, ya han tomado partido al igual que los espectadores a través de las redes sociales. Sin embargo, hasta ahora había algo que se nos escapaba y es que el pique entre ellos podría venir de mucho más atrás.

Si echamos la vista al pasado no es la primera vez que Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban tienen unas palabras de más en directo aunque como recoge ABCel motivo de sus tiranteces sería la actitud del presentador durante la participación de la tertuliana en GH VIP 3. Si bien la colaboradora ha reconocido que se ha sentido humillada por las palabras de su amigo del alma todo apunta a que en realidad lleva años arrastrando una espinita clavada con quien presentó las Campanadas de 2009 en Telecinco.

Porque aunque la amistad entre ambos sea popular esto no quiere decir que su historia de afecto haya sido un camino de rosas. De hecho, de idílica no tiene un pelo sino que más bien ha sido turbulenta por varios motivos. Para empezar, el presentador ya dejó claro el pasado martes que tienen un modo distinto de afrontar la vida como se ha visto tras su último enfrentamiento: Belén Esteban se ha derrumbado y para ella ha sido un auténtico mazazo porque suele tomarse todo a la tremenda ya que es una persona intensa y dramática. Una forma de ser que dista del también conductor de La casa fuerte quien, desde el primer momento, le restó importancia al rifirrafe enviándole un mensaje en clave de broma y, en definitiva, desde entonces ha intentado quitar hierro al asunto en la pequeña pantalla asegurando que es su amiga y que la quiere con sus virtudes y sus defectos. Y es que el anfitrión de un programa como Sálvame quizás no triunfaría sin esta mano izquierda.

Pero, a lo que vamos. El dúo lleva al pie del cañón en Sálvame desde 2009 viviendo de todo delante y detrás de las cámaras, desde la desintoxicación de la tertuliana y su posterior boda con Miguel Marcos hasta el ictus del presentador el pasado año. Y, como dicen que la confianza da asco, Jorge Javier Vázquez se permitió la licencia en 2015 de mostrarse muy crítico con el concurso de su amiga en GH VIP 3. Una edición que, recordemos, ganó la de Paracuellos.

Y es que parece que Belén Esteban sigue sintiendo que el presentador se pasó con ella y que le dolieron especialmente sus críticas cuando años atrás ya confesó que entró obligada por Telecinco a la casa más famosa de la televisión por lo que seguramente no se esperaría los comentarios destructivos de Jorge Javier Vázquez. Unas críticas que le hicieron mucho daño aunque lo cierto es que éste ya valoró que no le gustó la participación de la ganadora que protagonizó broncas con Olvido Hormigos, Ylenia Padilla y Víctor Sandoval, entre otros.

Que este enfado no resuelto sea el origen de sus malos rollos no es una teoría ni mucho menos descabellada ya que hace unos meses Mila Ximénez también sacó a relucir a golpe de exclusiva el motivo detrás del machaque de Belén Esteban durante su participación en GH VIP 7, la edición que coronó ganadora a Adara Molinero. Y es que la Princesa del pueblo se aferró a eso de donde las dan las toman y aprovechó el paso de la veterana periodista por la casa de Guadalix de la Sierra para cebarse con ella y devolverle el daño que le había causado años atrás donde la sevillana le dio por todos los lados porque tampoco le gustó la actitud desatada de la vencedora.

Más historias que te pueden interesar:

Imágenes: ©Mediaset