Kiko Jiménez, el gran estratega, 'se carga' a Estela en 'El Tiempo del Descuento'

Jugar es lo que tiene, puedes ganar o puedes perder. Kiko Jiménez movió ficha y ha dado un jaque casi mate a sus compañeros de El tiempo del descuento. A lo tonto a lo tonto, se encuentra casi a las puertas de la final mientras que a su querida Estela Grande le han puesto de patitas en la calle con un 76% en la pasada gala del domingo. El público soberano no se ha tragado la carpeta poco creíble de Kistela y así lo han decretado. Pero, ¿por qué el novio de Sofía Suescun sigue concursando y Estela ha dormido en su casa? Obvio Kiko ha sabido echar sus cartas y su jugada ha sido maestra.

(Twitter.com/tdeldescuento/)

Se hizo de rogar para entrar en este reencuentro inesperado, pero pocas horas antes de su estreno y con todos los nombres de los concursantes ya cerrados, la esposa de Diego Matamoros levantó el teléfono y confirmó su participación en el TDD. Su paso por Gran Hermano VIP 7 casi arruina su matrimonio por las mariposas que sintió por Kiko (al menos es lo que nos hicieron ver), quizás por eso le costó tanto tomar una decisión. Pero nada, la chica se echó la manta a la cabeza y tiró p’alante disque para desmontar al hombre que le tenía alocada y como una quinceañera en la primera entrega.

Llegó toda digna, sin mirarle ni dirigirle la palabra, más que lo justo. Pero el mosqueo duró lo que un caramelo en la puerta de un colegio. Tan sólo hicieron falta unas miraditas matadoras de Kiko, unas palabras amables del colaborador de MYHYV y cuatro bromas tontas para que Estela volviera a emprender esa amistad “con mariposas” con el natural de Linares. ¡Y vaya que lo consiguió! Vamos, que hasta mojaban la ensaimada y las galletas en la misma leche, y cocinaban juntos cada día, parecía un matrimonio muy bienavenido.

La película volvía a repetirse pero, ¿esos sentimientos son tan genuinos como nos han querido hacer ver? Hombre, chispa hay cada vez que están juntos, eso es innegable. La Who, como poco cariñosamente llaman a la última expulsada, pierde los papeles para sacar la cara por su Kiko cada vez que se dice o hace algo que le afecte. Le defiende como si no hubiera un mañana y eso denota que le toca la fibra sensible. Lo que pasa es que su intento de liberarse, ser ellos mismos y dar rienda suelta a su ‘amistad verdadera’ nos ha saturado un poco. La naturalidad ha brillado por su ausencia y, por mucho que quisieran dar el pego, lo de ser Adara y Gianmarco no funcionó.

Aquí quien ha salido malparada ha sido Estela que este domingo ha dormido en su casa. En cambio Kiko ahí sigue. Mientras a ella le han puesto a caer de un burro en las redes, Kiko continúa estando entre los favoritos y eso es mérito suyo. Es como si hubiera calculado cada milímetro de su concurso. Tenía claro que había que demostrar que su al principio enemiga se moría por sus huesitos y lo logró. Se la llevó a su terreno (y casi al huerto) y en menos de una semana ya la tenía en el bote. Con lo que quizás no contó es que quien juega con fuego se quema y aunque está más cerca que nunca de su objetivo de llegar a la final, esto le podría costar su relación con Sofía.

Ella le defiende pero su cara no es la de una novia feliz y orgullosa de su chico, que le ha dejado un poquito con el culo al aire. Apoyarle después de su tonteo máximo con Estela es complicado así que se las ve crudas cada vez que Jorge Javier Vázquez se le acerca. Lo raro es que para lo que es Sofía no ha pedido los papeles ni una vez. Tampoco la sonrisa. ¿Sospechoso, no? Con lo celosa que es cuesta creer que pueda tragar carros y carretas sin explotar como sí hizo en el primer concurso.

Diego Matamoros lo tiene claro, cree que ambos pactaron entrar con un plan bien marcado que dice así: Kiko aterriza en la casa, enamora a Estela, consigue demostrar frente a la audiencia que la que bebe los vientos por él es ella y que él tan solo quiere una amistad pura. Pues prueba superada, el objetivo ha sido alcanzado. Lo que pasa es que al final el roce hace el cariño y el coqueteo se les ha ido de las manos. No han sido necesarios los más de 130 besos de Gianmarco y Adara para dejar al descubierto una atracción fatal entre ellos.

Sea como sea, ella está de vuelta al mundo real y él sigue dentro. En parte gracias a su juego pero también a Gianmarco. Esta semana el italiano, además de leer la carta de amor de su Adari, también se hizo con la inmunidad y salvó a su amigo del alma de la lista de nominados. Este Kiko sí que sabe. Ha hecho más de un traje a Gianmarco junto con Estela, criticando ciertos aspectos del joven, pero no sabemos qué tiene este Kiko que su colega igual le adora. Sabe cómo meterse a la gente en el bolsillo con su labia y personalidad. Y ahí está, salvado y a un paso de la final. Hombre de algo tendría que servirle trabajar en esto de la tele, sus Sábado Deluxe y haber participado en Supervivientes, se las sabe todas.

La estrategia ha sido su gran aliada desde que volvió a Guadalix y hasta ahora no ha dado puntada sin hilo. La cosa parece que le ha funcionado aunque por el camino haya dejado algún que otro ‘muerto’. Se enfrenta a un rival muy fuerte, Gianmarco, que tiene muchas posibilidades de ganar esta edición exprés. El italiano lo está haciendo bien, al pan pan y al vino vino. Está cumpliendo su lema (y el de Anuel) de ser ‘real hasta la muerte’ y el público se lo ha comprado. Podría haber dejado en la palestra a Kiko y que el público decidiese, pero no. Gianmarco le ha salvado incluso sabiendo que es un fuerte contrincante. 

Queda una semana de programa y ya hemos podido ver las primeras jugadas del andaluz. Una vez acabada la gala nos hemos quedado pegados al 24 horas y hemos visto que no se separa del boloñés, sabe que está entre los favoritos así que toca meterse en el papel y ganar el Óscar a mejor amigo del año. No hace falta ser Joao para saber que se vienen cálidas escenas protagonizada por el dúo Kimbo (Kiko y Gimbo, como llaman sus amigos a GM) con el fin de llegar a los corazones de los espectadores. ¿Se la colará al público esta vez? Hombre, Kiko es astuto pero la audiencia siempre lo es más y no se le escapa una. Nos queda claro que entre pillos anda el juego. Que gane el mejor.

Más historias que te pueden interesar:

Fuente de la imagen: (Twitter.com/tdeldescuento/)