Estela Grande ('El tiempo del descuento') juega a ser la nueva Adara pero no convence

Definitivamente, las apariencias a veces engañan, y mucho. Quién nos iba a decir que detrás de esa carita de ‘yo no fui’ de Estela Grande, se escondía una estratega máxima. La que fuera una auténtica desconocida antes de entrar en Gran Hermano VIP 7 ha aprendido rápido los entresijos de este reality y su paso por El Tiempo del Descuento está dando mucho juego, para muchos no del todo limpio. Su falta de naturalidad, su carpeta cada vez más forzada con Kiko Jiménez y sus ganas de destacar por encima de todo no le están beneficiando nada.

(Twitter.com/tdeldescuento)

Esa poca transparencia y la necesidad de controlar cada paso que da es lo que ha hecho que sus compañeros la nominen. La modelo tiene muchas papeletas de acabar de patitas en la calle, sólo hay que darse un paseo por Twitter para darse cuenta de ello. La chica no convence y su jueguito con el novio de Sofía Suescun empieza a oler a chamusquina. Desde que se fuera Adara es como si hubiese querido ocupar su lugar. Las mismas risas tontas, miraditas a su objeto de deseo, flirteo en la cocina, ¡hasta tensión en el famoso diván donde Gianmarco y su Adari se dieron el primer beso!

Lo que Estela no sabe es que por muchos esfuerzos que haga, la chica no es creíble. Por eso no hace falta ser muy listo para imaginar que el 90% de los votos que piden la expulsión sean para ella. Si es así, superaría el récord de Nagore Robles de ser la expulsada con el porcentaje más alto en la historia del programa. Entró toda digna sin casi mirar a Kiko y ahora no se aparta de su lado. Eso sin contar los mensajes cifrados y las indirectas que le tira cada vez que tiene la oportunidad. Ya no se corta un pelo y así lo ha dicho en el confesionario. Se ha quitado una carga y ha decidido dejarse llevar. ¡Y tanto!

Entonces, ¿tenía razón Kiko Matamoros cuando hace unos días aseguraba en Sálvame que su hijo Diego y la joven estaban separados antes de entrar? Aunque el orgulloso marido dijo que tan solo había sido una pelea y que ella había vuelto a casa, las piezas del puzzle no encajan. Sinceramente, si no supiéramos que tiene pareja pensaríamos que va a saco con Kiko. Lo que no nos queda tan claro es si lo ha hace porque de verdad lo siente o porque quiere seguir la estela, nunca mejor dicho, de Giandara. Sabe de primera mano que GH VIP 7 y TDD han provocado cortocircuitos en gran parte por la apasionada historia de amor entre Gianmarco y Adara. Ella también dio mucho que hablar por su química explosiva con el ex de Gloria Camila, así que, ¿por qué no echar más leña al fuego?

Desde que se supiera nominada el pasado lunes su actitud con el de Jaén es cada vez más íntima. Sin embargo, no parece del todo correspondida. Aunque Kiko le baila el agua, por delante dice una cosa y en el confesionario otra. El colaborador de Mujeres y Hombres y Viceversa se derrumbó hasta las lágrimas al pensar en lo que podría estar sufriendo Sofía, a la que se declaró. “Tengo un nudo en el estómago porque siento que voy a perder a Sofía. Ella estaba mal y no quería que entrara”, dijo llorando, una faceta nueva que jamás habíamos visto en él. También habló de Estela. “Es ambigua y me da la sensación que quiere retomar la relación. Pero quiero que ella se lo curre y dé un paso al frente. Sé que a Sofía le haría mucho daño y yo de quien estoy enamorado es de Sofía”, apuntó. Obvio que a Estela la quiere y tiene cariño, incluso podríamos decir que le atrae, pero se nota que entró con las cosas más claras y no quiere perder a su Sofi del alma.

Sin embargo, si es así y tan enamorado estás de tu chica, ¿por qué juegas a comer helado boca a boca con Estela? ¿Por qué la defiendes a capa y espada cuando la atacan sus compañeros? ¿Por qué no te separas de ella ni un minuto? Pues se llama jugar. Ambos saben de buena tinta que con Adara fuera, su carpeta estará dando mucho de sí, por lo tanto la están alimentando. Dentro de la casa también se habla de ello. Mientras Joao y Anabel consideran que allí hay tomate, Dinio, Pol y Gianmarco optan más por la teoría de que es una mujer fría y con todo calculado.

“Al menos la historia de Adara y Gianmarco era real, se enamoraron”, ha expresado el cubano. “Yo no me cargaría mi matrimonio por un reality, tío”, le dijo a su amigo Pol. Después de todo lo vivido en GH, Estela y Kiko saben que son analizados con lupa y aún así, siguen jugando con fuego.

Pero no cuela. La audiencia, que es la que siempre manda en estos casos, no termina de creerse el cuento que nos quieren vender. Quizás porque no desprende verdad. Así que sus detractores se han movilizado en plan rebelión en la granja para echar a Estela el próximo domingo. Sofía y Adara ya lo han pedido a sus sofistas y adaristas, a cuya legión se han unido los gianmarquistas, como era de esperar. Estela presiente que ella es la próxima en salir así que no nos extrañaría que en las próximas horas diera un paso adelante con Kiko.


Por ahora ya ha dicho que ella no se arrepiente absolutamente de nada de lo que ha vivido con él en ambos concursos, ¡ni siquiera de los tonteos que hicieron perder a su chico 14 kilos! ¿Estamos locos o qué? Kiko, por el contrario, ha confesado que él sí hubiese evitado ciertos comportamientos que dañaron a Sofía y que eran innecesarios. Su sinceridad ha provocado los celillos inmediatos de Estela que una vez más se lo ha reprochado como una novia despechada. Y así un tras otra.

La joven está sumida en un mar de dudas que podrían dejarle compuesta y sin novio, bueno, marido. Pero también fuera del concurso. Veremos qué ruta sigue estos días antes de la expulsión, aunque visto lo visto, Estela va cuesta abajo y sin frenos. A la de Vallecas ya no hay quien la pare.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: Twitter/Tdeldescuento