Ya son cinco las marcas que retiran su publicidad de GH VIP 7 por cómo trataron el supuesto abuso contra Carlota Prado

Después de que una marca rompiera su relación con el formato de Gran Hermano, ahora se suman cuatro más. Fi Networks se desligó del programa y su cúpula a consecuencia del escándalo que lo rodea después de que se diera a conocer cómo trataron el supuesto abuso sexual a Carlota Prado en GH Revolution en 2017, a través del vídeo de la concursante en el confesionario difundido por El Confidencial.

Carlota Prado en la primera gala de GH Revolution 2017 (Mediaset, Goyo Conde)

El operador de telecomunicaciones decidió retirar la publicidad de su marca en Gran Hermano un mes antes del fin de contrato, “como repulsa al presunto caso de violación ocurrido en el programa” según escribieron a través de un comunicado publicado en Twitter el 25 de noviembre, justo en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Dos días después, cuatro marcas más han seguido el mismo camino. De esta manera, MediaMarkt, Nestlé, Postres Reina y Carretillero también han retirado el fin de sus campañas en la edición actual que emite Mediaset, GH VIP 7.

A pesar del éxito de audiencia que está disfrutando el formato, las marcas han actuado en consecuencia incluso cuando el caso todavía está a la espera de ser juzgado. La marca de conservas Carretillero fue la primera en hacer pública su decisión tras las preguntas insistentes de los usuarios de Twitter, publicando este mensaje en su perfil: “A partir de este incidente, hemos decidido retirar la publicidad de este programa”.



Por su parte, Nestlé hacía lo mismo a través de la misma aplicación tan solo minutos más tarde: “Rechazamos totalmente cualquier tipo de abuso o violencia de género, y hemos decidido retirar la publicidad en estas circunstancias”. Mientras que la otra filial de la marca, Nescafé, hacía lo mismo.

Unas horas después, Postres Reina utilizaba la red para desligarse del programa y durante la emisión de GH VIP: Límite 48 horas, la empresa de venta de electrónica MediaMarkt, repetía la táctica, publicando: “MediaMarkt Iberia rechaza cualquier tipo de agresión o acto violento y, por esta razón, ha solicitado la retirada inmediata de su publicidad de la franja de emisión del programa de Gran Hermano VIP", según recoge El País.

Viendo la reacción de las cinco marcas en cuestión de 48 horas, no sería de extrañar que aparezcan otras empresas dispuestas a desvincularse del formato.

La situación se convirtió en escándalo la semana pasada cuando El Confidencial hizo público un vídeo de 2017 cuando la organización llamó a Carlota Prado al confesionario para mostrarle el supuesto abuso sexual que había perpetuado su pareja José María. A pesar de que la joven repetía que no quería verlo, continuaron emitiéndolo mientras ella estaba sola en la habitación sin ningún tipo de apoyo.

El rostro desolado y lleno de dolor de la concursante han dado lugar a múltiples acusaciones al equipo por su forma incorrecta de tratar el delicado suceso.

[Críticas por dar visibilidad sin consentimiento al sufrimiento de Carlota Prado mientras veía su abuso sexual en GH]

La decisión de las empresas llega también después de las disculpas de Endemol Shine, la empresa matriz de la productora en España, Zeppelin TV, emitidas en un comunicado publicado por Variety. “Ningún contenido fue grabado con la intención de ser emitido” asegura la empresa y lamentan que “la conversación en la que Carlota fue informada tuviese lugar en el confesionario”.

Afirman que pidieron a la joven que no contara nada dentro de la casa “con el fin de proteger su privacidad y porque el incidente iba a ser notificado a la policía”.

"Tras revisar las imágenes, su compañero José María fue expulsado de la casa y Carlota recibió apoyo. Después de varios días fuera de la casa, durante los cuales Carlota estuvo acompañada en todo momento y continuó recibiendo apoyo psicológico, decidió no presentar cargos y regresar al programa con la aprobación de los psicólogos", reza el mismo comunicado.

"La decisión de no informar al resto de concursantes sobre el incidente, así como el motivo por el que se le pidió a Carlota que no lo mencionase en aquel momento, fue tomada por el equipo de producción de buena fe, con el fin de proteger su privacidad y porque el incidente iba a ser notificado a la policía. Por motivos judiciales, respetamos el proceso legal en curso", concluye.

Más historias que te pueden interesar: