Telecinco habrá cancelado ‘Déjate querer’, pero Toñi Moreno ha hecho historia de la televisión

Toñi Moreno en una entrega de 'Déjate querer' (Mediaset)
Toñi Moreno en una entrega de 'Déjate querer' (Mediaset)

El pasado viernes, todas las alertas sonaban en Telecinco. Se decidía cancelar de forma fulminante el programa Déjate querer que Toñi Moreno venía presentando durante los fines de semana(el viernes o el sábado, según la necesidad de la cadena) y que giraba alrededor de las sorpresas, las reconciliaciones y los homenajes. Lo más llamativo es que el formato, que realmente nunca ha dejado grandes audiencias a la cadena, había sido renovado dos meses antes, en lo que parecía un nuevo voto de confianza de Mediaset hacia la comunicadora. A pesar de este adiós repentino, lo cierto es que Toñi se puede ir con la cabeza muy alta, no solo por brindar un excelente trabajo, sino porque además, este fin de semana hizo historia de la televisión, logrando unas declaraciones que ya querrían otros formatos para sí.

Déjate querer bebía de otros programas de sorpresas de la cadena como Hay una cosa que te quiero decir,que presentó Jorge Javier Vázquez, o Volverte a ver, de Carlos Sobera. En su plató se contaban historias de personas anónimas, y en cada entrega, además, algún famoso se dejaba caer por el plató. En la entrega emitida este 24 de septiembre, tal honor recayó en la afamada cantante Paloma San Basilio, quien es poco dada a hablar de su vida privada.

Todo parecía ser igual que en otras ocasiones en la que la intérprete de ‘Juntos’ o ‘La fiesta terminó’ ha hecho entrevistas en la pequeña pantalla. Habló de su hija, la productora musical Ivana Gómez San Basilio, y cómo pasa largas temporadas con ella y con sus nietos en Los Ángeles. Recordó su etapa como presentadora de televisión, e hizo mención al Festival de Eurovisión, certamen en el que participó en el año 1985, donde no fue especialmente valorada a pesar de su impecable interpretación.

Toñi Moreno lleva años demostrando que tiene una enorme empatía, que conecta con sus invitados como pocas personas saben hacerlo en la televisión, y logró que Paloma hablase de un tema del que, ni de lejos, habría charlado con otro periodista. De ese rumor, leyenda urbana o como prefiramos llamarlo que dice que la artista fue amante del rey Juan Carlos I.

Yo soy una persona muy cercana y transparente, pero es cierto que creo que uno tiene que preservar su intimidad. Yo siempre he sido muy normal...”, explicaba San Basilio, sin mojarse demasiado.“Yo en su momento ya aclaré la leyenda urbana que decía que había sido novia del en rey Juan Carlos I y no quiero hablar más de este tema”, sentenciaba. Pero a pesar de ello, bromeó con que el monarca no era su tipo de hombre, y cargó contra la prensa que se encargó de difundir esta información, “gente que iba de profesional”, pero que a sus ojos no lo eran.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Las palabras de Paloma no pueden llegar en un momento en el que no hay más ojos sobre el rey Juan Carlos porque no es posible. No solo por todo lo que ha acontecido en el entierro de la reina Isabel II en Reino Unido, sino porque HBO Max estrenó hace unas semanas una serie documental llamada Salvar al rey. Una obra audiovisual donde muestra la cara más controvertida del padre de Felipe VI y donde se cuentan historias como la de Sandra Mozarowsky, la actriz que murió a los 18 años tras caer de una terraza estando embarazada, y a la que se relacionó con el rey.

Que Toñi Moreno haya conseguido que la cantante hable del emérito es todo un lujo, algo que cualquier programa de corazón (o, sencillamente, con más audiencia) habría añorado para sí. A sus 71 años, Paloma da entrevistas muy contadas en la televisión, y de hecho, hacía más de uno que no se sentaba en un plató, y nunca había soltado una perla así de jugosa. Pero ella sabe a quién puede decir qué, y sabe que con Toñi está en un terreno seguro. Las dos han jugado la carta de la generosidad, una contando y la otra respetando las lindes que no se deben cruzar para no incomodar. Esa frontera que Paloma mencionó que está entre la especulación y el amarillismo.

Es más, Paloma no dijo siquiera la palabra rey, o el nombre de Juan Carlos. Toñi fue la que lo puso a la palestra, y no resultó incómodo. Moreno hasta se permitió bromear que de todas las amantes que le han atribuido al esposo de Sofía de Grecia, su invitada era “la más mona”.

Fue un momento mágico. Y quizá un broche de oro excelente para Déjate querer, que, en teoría, este fin de semana no volverá a emitirse. De tratarse de su última entrega (que en televisión tan pronto se decide una cosa como se cambia de idea, así que nunca se sabe) Toñi ha conseguido hacer historia del medio. Ha hablado con Paloma San Basilio de un tema tan controvertido con naturalidad, sin sensacionalismo, con elegancia. Un tanto que muchos querrían haberse anotado en su currículo, pero solo ella lo ha conseguido. Bravo por Toñi.

Más historias que podrían interesarte: