El Teatro Real niega que se diera un brote de covid-19 con "La Bohème"

·3 min de lectura

Madrid, 12 ene (EFE).- El Teatro Real ha negado hoy que se diese un "brote" de covid-19 entre sus trabajadores durante las representaciones de "La Bohème" de Giacomo Puccini y ha atribuido la cancelación de la función del pasado 2 de enero a una decisión de "responsabilidad artística".

Sus principales responsables, que han comparecido en rueda de prensa para presentar precisamente un nuevo plan estratégico para el lustro 2022-2027 adaptado al inesperado contexto de una pandemia, han apelado para hacer estas afirmaciones al presidente de su comité médico, el doctor Santiago Moreno, jefe del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Este ha precisado en una grabación que el número de infectados fue de 25 casos entre 450 trabajadores de la plantilla total. "Puede impresionar, pero hay que tener en cuenta que son 25 infectados a lo largo del tiempo, que no han coincidido laboralmente todos, porque cuando unos entran, otros salen", ha dicho.

Más importante aún, ha señalado que es trascendental que los casos tengan un mismo origen. "Por los estudios de contacto se ha visto que no ha habido comunicación entre ellos. Es más que probable que la mayoría de infecciones sucedieran fuera de la institución. En ese sentido no podemos hablar de brote", ha dicho.

Ha asegurado asimismo que los protocolos de prevención diseñados desde la anterior temporada "garantizan la seguridad para los trabajadores y el público que acude a las funciones" y que la prueba es que, gracias a los exhaustivos controles, "se detectan todos y cada uno de los casos positivos".

"Dudo de que en España haya una sola institución que haya hecho 11.500 pruebas a lo largo del año. Cada 3 días de media se hacen test a quienes vienen a trabajar", ha insistido el presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, quien ha destacado que esas garantías han hecho que las butacas de "La Bohème" tuviesen una ocupación del 98,6%.

Ante las bajas por confinamiento de miembros del doble elenco encargado de la misma, Joan Matabosch, director artístico del teatro, ha añadido que la cancelación de la función del 2 de enero no se hizo por razones sanitarias, como demostró el hecho de que sí hubiera representación los días 3 y 4.

"Cancelamos por responsabilidad artística, porque no quisimos improvisar una función. Teníamos el reparto, pero no queríamos hacerlo de cualquier manera, había que ensayar de verdad y no subir el telón a cualquier precio", ha defendido, tras opinar que, aunque el Real "está obligado a intentar tirar hacia delante, si se cancela no es el fin del mundo".

Se ha puesto en duda asimismo una presunta información según la cual el coro, que depende de una empresa externa, no fue sometido a pruebas de ningún tipo desde agosto hasta diciembre de 2021.

"Yo tengo dudas, porque a mí me pasan datos anonimizados", ha afirmado el director general, Ignacio García-Belenguer, antes de señalar que, según sus "indicios", los contagios certificados a la Comunidad de Madrid en el seno del coro "nunca se produjeron en el Real, sino en un evento externo unos días antes de Navidad".

El doctor Moreno ha defendido asimismo la necesidad de "emprender un cambio de mentalidad" al responder ante situaciones de este tipo. "No podemos actuar ahora ante un positivo como lo hacíamos hace un año, porque estamos protegidos por la vacuna y, en segundo lugar, la variante ómicron es por sí misma menos virulenta".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente