¿Te inyectarías suero de oso? Científicos japoneses descubren que puede detener la atrofia muscular

·2 min de lectura
Photo credit: Viaframe - Getty Images
Photo credit: Viaframe - Getty Images

No es el comienzo de Chris Evans como Capitán América, ni un reinicio de Kraven el cazador. Aunque parezca el comienzo de una nueva película de superhéroes, el empleo de “suero de oso” para potenciar las células musculares humanas es una práctica todavía experimental y en las primeras etapas de desarrollo, sí, pero real.

En una investigación publicada a comienzos de este año de la que se ha hecho eco la Universidad de Hiroshima, los científicos japoneses afirmaban haber observado una “ganancia muscular” en células de musculo esquelético humano cultivadas con “suero de osos” en hibernación. La clave está en la capacidad de los osos de hibernar durante las estaciones sin perder masa muscular, pero aún no se conoce cuál es el factor determinante. Lo que es seguro es que durante el invierno hay algo en la sangre de los osos que previene la atrofia muscular.

Photo credit: reuters_live
Photo credit: reuters_live

Los humanos somos víctimas del más cruel efecto de la entropía y de la economía corporal del mundo del fitness: el músculo que no se emplea, se pierde. Así de simple. Pero los osos en cambio, ay, los osos saben cómo conservar el volumen múscular duramente ganado en el gimnasio. Cuando un oso entra en lo que se denomina "sueño invernal" (que no es exactamente lo mismo que la hibernación), no come ni bebe, ni toma batidos de proteinas durante 5 o 7 meses, pero se despierta con practicamente la misma masa muscular que cuando se tumbó a descansar una temporada en su cueva. Como muchos descubrieron durante el confinamiento, los humanos no podemos hibernar y comenzamos a perder masa muscular después de tres semanas de inactividad. Por no hablar de lo que puede pasarle a tu organismo si pasas esa temporada sin comida ni bebida.

Como decíamos, los investigadores no han encontrado todavía qué es exactamente lo que hace que las proteínas y los compuestos de los músculos de los osos sean tan resistencias a la atrofia muscular durante la hibernación, pero puede ser clave mejorar la calidad de vida de los humanos. No se trata, evidentemente, de que podamos estar en forma sin tener que mantener la tabla de ejercicios durante las vacaciones -aunque todo se andará-, sino de poder emplear este don osezno para las personas obligadas a quedar en cama durante largos periodos, por ejemplo, en un ingreso hospitalario.

Al identificar este 'factor' en el suero de oso en hibernación y aclarar el mecanismo inexplorado detrás de los 'músculos que no se debilitan incluso sin uso' en animales en hibernación -dice Mitsunori Miyazak

De momento, los científicos ya han confirmado que hay "algún factor" en el suero del oso en hibernación que regula el metabolismo de las proteínas de las células musculares, también las humanas. El siguiente paso es descubrir de qué factor se trata.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente