¿Te gustaría envejecer rodeado de tus amigos?

Envejecer rodeado de amigos, en un espacio ameno, con actividades variadas que te permitan mantener activo y sin gastar una fortuna en un asilo para ancianos ni sentir que eres un peso para tu familia. Suena maravilloso, ¿verdad? Y lo mejor es que puede hacerse realidad si, cuando te jubiles, decides residir en una vivienda colaborativa. Mira el video y descubre más:


El co-housing es una forma de vida comunitaria en la que se mezclan los espacios privados y comunales. Asimismo, combina la autonomía de las viviendas privadas con las ventajas de la vida en comunidad, indica la Universidad de Tecnología de Sídney, Australia.

En las viviendas colaborativas, la hora de comer suele ser un momento ideal para compartir en comunidad. Foto: Getty Images/Hero Images
En las viviendas colaborativas, la hora de comer suele ser un momento ideal para compartir en comunidad. Foto: Getty Images/Hero Images

¿Por qué las viviendas colaborativas pueden ser un sitio ideal para los adultos mayores?

Según la Universidad de Sídney, esta iniciativa del senior co-housing tiene el potencial de ayudar a las personas mayores a envejecer con dignidad al proporcionarles:

• un hogar bonito y asequible con un diseño ajustado a sus necesidades,
• estar en contacto constante con amigos y otros pares,
• una vivienda que les brinde independencia y autonomía,
• un sitio donde vivir con buen acceso a la atención (por ejemplo, cuidadores y enfermeros compartidos), y
• una vivienda con un impacto social y ambiental positivo.

Asimismo, Anne P. Glass, profesora y coordinadora del programa de gerontología de la Universidad de Carolina del Norte, EEUU, destacó en el sitio Resilience que las viviendas colaborativas le aportan un factor clave a los adultos mayores: la contención.

Hay mucha seguridad en ser parte de una comunidad, porque sabes que hay otras personas cuidándote. No todos se amarán por igual, pero las personas se cuidan mutuamente. Eso es maravilloso porque cada vez más ancianos viven solos”, aclaró.

Y justamente, otro factor que puede prevenirse al vivir en este tipo de residencias es el aislamiento de los ancianos. Cada vez hay más evidencia que demuestra que el aislamiento social puede ser tan malo para los ancianos como fumar y la falta de ejercicio. Se está convirtiendo en un problema de salud pública. Tener una red de contacto es de vital importancia”, dijo Glass y añadió: “Incluso las personas que son introvertidas eligen el co-housing. Se dan cuenta de que su tendencia es convertirse en ermitaños. Además, ven que es importante contar con una red de contactos y tener personas justo fuera de tu puerta con las que podrían ir al cine”, dijo Glass.

La contención es fundamental en la tercera edad. Foto: Jamie Grill/Getty Images
La contención es fundamental en la tercera edad. Foto: Jamie Grill/Getty Images

El co-housing tiene sus años

El cohousing nace en la década de 1970, como una iniciativa de familias jóvenes en Dinamarca y Holanda. En los 80, aquellos pioneros comenzaron a envejecer y descubrieron que sus necesidades eran diferentes a las de las personas más jóvenes. Entonces, le dieron vida a las comunidades colaborativas para adultos mayores, indica la Asociación de Bibliotecas de EEUU.

Y tú, ¿te irías a vivir a una vivienda colaborativa para adultos mayores?

También te puede interesar:

Los ‘mensajes ocultos’ en los broches de la Reina Isabel durante la visita de Trump
Anunció su renuncia con un video ¡destrozando la oficina de su jefe!


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente