¿Te despiertas por la tos?

La tos nocturna es un mecanismo de alarma. Muchas personas creen que solo le ocurre a fumadores (y personas mayores), pero la realidad es que puede aparecer a los 40 años o incluso antes

Al despertar, el fumador tose porque los pulmones están tratando de eliminar los irritantes y la mucosidad acumulados. (Foto: Getty)

Las ‘tos del fumador’ puede ser una señal temprana de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). En principio es un mecanismo protector para limpiar la zona traqueobronquial de las secreciones y del material extraño, pero si la tos se convierte en excesiva o molesta es en uno de los síntomas más frecuentes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa de que la EPOC afecta a alrededor de 384 millones de personas en el mundo y estima que, en 2030, será la tercera causa de muerte, solo por detrás del cáncer de pulmón y la diabetes, convirtiéndose en una de las enfermedades más discapacitantes.

Pese a estas cifras y al impacto que esta enfermedad tiene en la calidad de vida de quienes la padecen —3 de cada 4 personas con EPOC moderada tienen dificultades para llevar a cabo sus tareas cotidianas y un 40 por ciento se ven obligados a jubilarse prematuramente; el diagnóstico precoz continúa siendo una de las asignaturas pendientes.

Además, las personas  con EPOC tienen dificultades para respirar al menos dos veces a la semana y más de la mitad se despiertan por la noche al toser.

Estas personas sufren episodios recurrentes de sibilancias, disnea, presión torácica y tos que no les dejan dormir y pueden afectar significativamente a su día a a día, pudiendo llegar a empeorar su vida sexual. (Foto Getty)

Por otro lado, las exacerbaciones, también conocidas como empeoramiento repentino de los síntomas, pueden acelerar la progresión de la enfermedad. De hecho, 1 de cada 5 personas que presentan exacerbaciones requieren hospitalización.

Pero aunque es una enfermedad común, todavía existen concepciones erróneas en torno a ella. Sigue leyendo para descubrir algunos de los mitos más comunes sobre la EPOC, cuyo Día Mundial se celebra hoy,  y lo que hay de realidad en ellos. Además GSK, una de las compañías líder mundial en investigación farmacéutica y en el cuidado de la salud, revela algunas de las medidas que se pueden tomar para controlarla mejor.

MITO: LA FALTA DE ALIENTO ES EL ÚNICO SÍNTOMA DE LA EPOC

REALIDAD: La disnea, o falta de aliento, es uno de los síntomas de la EPOC, pero otros de los síntomas a los que hay que prestar atención son el cansancio, la tos persistente con generación de flemas y las sibilancias o respiración ruidosa.

MITO: LA EPOC SOLO AFECTA A LA GENTE MAYOR

REALIDAD: La EPOC puede aparecer a los 40 años o incluso antes, aunque la mayoría de la gente no es diagnosticada hasta los 50 o 60 años.

MITO: EPOC ES LO MISMO QUE ASMA

REALIDAD: Aunque los síntomas se presentan de forma similar, el asma y la EPOC no son lo mismo. Es importante que tu médico haga un buen diagnóstico diferencial.

MITO: EL EJERCICIO EMPEORA LA EPOC

REALIDAD: Se ha demostrado que el ejercicio es seguro y beneficioso para la mayoría de las personas con EPOC. Habla con tu médico sobre el tipo de ejercicio que más te conviene.

La EPOC también puede ser una consecuencia de la exposición a humos, sustancias químicas, polvo o contaminantes dañinos.(Foto: Getty Images)

MITO: FUMAR ES LA ÚNICA CAUSA DE EPOC

REALIDAD: Aunque fumar es la principal causa, la exposición a humos, sustancias químicas, polvo o contaminantes dañinos también pueden provocar que se contraiga la enfermedad.

MITO: UNA DIETA SANA NO TE AYUDA A CONTROLAR LA EPOC

REALIDAD: Llevar una dieta equilibrada, incluyendo la ingesta de frutas y verduras, puede ayudarte a incrementar tus niveles de energía y mejorar tu salud.

MITO: EL PESO NO AFECTA A LA EPOC

REALIDAD: El sobrepeso puede generar que empeoren tus síntomas, como la disnea. Mantener un peso adecuado puede prevenirlo y reducir la intensidad de los síntomas.

MITO: LA EPOC IMPLICA INEVITABLEMENTE UNA PEOR CALIDAD DE VIDA

REALIDAD: Es posible llevar una vida plena y satisfactoria con EPOC. Combinando el tratamiento adecuado y adoptando un estilo de vida saludable, puedes conseguirlo.

MITO: NO SE PUEDE HACER NADA PARA TRATAR LA EPOC

REALIDAD: Aunque actualmente no hay cura para la EPOC, con la ayuda de tu médico, puedes controlar la enfermedad de forma efectiva y encontrar el tratamiento más adecuado así como el apoyo necesario.

MITO: TENGO QUE LIDIAR SOLO ANTE LA EPOC

REALIDAD: Se estima que 384 millones de personas en el mundo están afectadas por la EPOC. Los grupos de pacientes con EPOC de todo el mundo ofrecen consejo y apoyo para ayudarte a vivir con esta enfermedad.

Padecer esta enfermedad no es sinónimo de tener inevitablemente una peor calidad de vida. Gracias a un adecuado tratamiento y con un estilo de vida saludable es posible mantener una vida plena y satisfactoria. Si bien es cierto que, actualmente, no hay cura, la EPOC sí se puede controlar de manera efectiva poniendo en prácticestos consejos para cuidar tus `pulmones

También te puede interesar:

¿Estás perdiendo capacidad pulmonar?

A esta edad (crítica) empieza el hábito que más problemas de salud causa

El ‘humo de segunda mano’, una lacra social que se suma a la enfermedad de los fumadores