¿A que te apetece comer fuera? Mira estos 12 comedores exteriores de ensueño

·4 min de lectura
Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

El buen tiempo permite que comamos fuera de casa, en terrazas, jardines y porches, y los mejores interioristas nos enseñan cómo poner la mesa. Es el momentos de vivir el exterior, protegidos del calor con elementos que proporcionen una buena sombra y protección, como pérgolas, lonas, etc. Elige muebles de diseño que resistan la vida al aire libre y, sobre todo, rodéate de plantas. Después, elige bien los detalles, desde el mantel a la vajilla, pasando por una buena iluminación para las noches de verano, recursos antimosquitos, etc. Toma nota de las ideas para decorar que nos muestran en estos doce ejemplos y crea tu comedor exterior de ensueño. ¡A disfrutar!

1- Presume de madera

La interiorista Christine Leja firma este comedor, al más puro estilo Palm Springs, con vistosos colores y una protagonista indiscutible: la mesa de madera natural –sin un mantel que la oculte–, procedente de Bconnected. De aquí son también la vajilla en azul Mediterráneo y las copas de cristal coloreado.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

2- Exterior de estilo bohemio

La natural puesta en escena de este ambiente es obra del estudio Dreimeta para el hotel La Granja, en Ibiza. El mobiliario, de madera envejecida y lavada, añade encanto y magia. Al fondo, mostrador de tablones para el self service.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

3- Versión campestre

Bajo la sombra de una acacia se dispuso una mesa a la que la interiorista portuguesa Mónica Penaguião dio un aire bucólico con vajilla de inspiración vegetal de Bordallo Pinheiro y copas de Kenzo Maison. Las sillas, de madera reciclada, son de Piet Hein Eek. El mantel y el balancín proceden de Poeira Design.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

4- Una cubierta de cañizo

Una cubierta de cañizo con soportes de hierro protege este rincón, ideado por la decoradora Marta de la Rica, donde destacan las grandes pantallas vegetales de Into the Wild. Alrededor de la mesa, de El Teatro de los Sueños, banco de obra en esquina y sillas de Ikea.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

5- Pérgolas con trepadoras y arbustos

Trepadoras y arbustos dan frondosidad a esta pérgola bajo la que destaca una escultural mesa con pie de hierro y tablero de piedra brasileña. Es un diseño de Inés Benavides, al igual que la silla Nastro, situada en primer término. Las bolas de cerámica azules se adquirieron en Anmoder. El jardín lo realizó el estudio de paisajismo Benavides Laperche.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

La casa completa: Un magnífico chalé rebosante de arte y diseño

6- Un sofá de forja

En lugar de sillas, un banco de hierro como el que vemos bajo estas líneas, con colchoneta y muchos cojines. Una idea muy romántica que nos propone el interiorista Agustín Martínez Gil en su patio de Marbella. De Bhubo procede la mesa redonda, un modelo de hierro de los años 60 con tapa de mármol blanco de Macael. Sobre ella, ensaladera de Red Moon. Los apliques negros se compraron en Volubilis y el cuadro es una obra acrílica de El Rubio.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

7- Sillas de aspecto envejecido

Los estudios de arquitectura b-arch y q-bic proyectaron este espacio que participa de la evocadora estética de la Toscana y la potencia. Nos encanta la combinación de la mesa –cuya tapa de tablones viejos descansa sobre una estructura de hierro– con las sillas de lamas y patas en aspa, en color bermellón.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

La casa completa: Una casa de campo en La Toscana

8- Una mesa de acero corten

Para este comedor al aire libre, la interiorista Belén Domecq diseñó una sólida mesa de acero corten y una consola adosada al murete. Fantástico el espejo rectangular que refleja el paisaje y parece una ventana. La vajilla es de Vista Alegre y el frutero, de Balakata.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

La casa completa: Un refugio gaditano... A la luz del sur

9- Comedor subido de color

Las ramas de los árboles hacen de pérgola para esta mesa cubierta con un vistoso mantel mexicano comprado en Tepoztlán. El creador de la escena, el paisajista Jesús Moraime, compuso los arreglos con rosas del jardín en copas de cristal. La vajilla azul es de cerámica granadina de Fajalauza.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

Visitamos la casa de campo en Cáceres del paisajista Jesús Moraime

10- Comedor con sillones de fibre

Los cómodos sillones de fibra, procedentes de Taller de las Indias, y dos mesas gemelas en hierro pintado y roble envejecido, idea de la decoradora Virginia Nieto, se cobijan bajo una estructura realizada con antiguos postes de la luz.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

11- Comedor de pueblo chic

Vélez Blanco, en Almería, es el pueblo del interiorista Miguel Arcas. Allí es donde pasó su infancia y donde tiene su residencia de vacaciones, una antigua casa encaramada sobre un barranco de la que ha hecho un pequeño paraiso del que se declara orgulloso. El patio es el corazón de la vivienda y donde encontramos este comedor de ensueño. Además de las plantas, que lo hacen parecer un vergel, Arcas lo ha decorado con mesa y sillas de hierro adquiridas en el Mercado de Las Pulgas de París. Romántico y fresco.

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

12- Un comedor de aire silvestre

Este adosado urbano de 1930 en Madrid es una pequeña joya gracias a su patio ajardinado de aires british. Es la casa de Laura Loiseau fundadora de una agencia de comunicación. En su parte exterior las plantas, de Los Peñotes, aportan un toque silvestre que combina a la perfección con las sillas de Habitat y el mobiliario en madera.

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente