A solas con Tchaga, el barbero (y confesor) de Mbappé

·4 min de lectura
Photo credit: Pablo Sarabia - Esquire
Photo credit: Pablo Sarabia - Esquire

A Brice Tchaga (París, 25 años) le cuesta disociar su trayectoria personal de la profesional. Y no solo porque sea el amigo y el peluquero del futbolista Kylian Mbappé, sino porque la primera vez que cogió unas tijeras, apenas contaba con 11 años. Lo hizo animado por su hermano mayor y aquello que comenzó como un juego, acabó convirtiéndose en oficio. Un oficio al que le ha dedicado más de media vida y que lo ha convertido en el penúltimo enfant terrible del panorama grooming. Un autodidacta de manual que cuenta con una cartera de clientes digna de los más reputados estilistas internacionales. Un barbero precoz que sabe lo que es batirse el cobre entre las bambalinas de los desfiles de Dior Men junto a Guido Palau, el groomer más influyente del mundo de la moda masculina y padrino de este joven franco-camerunés al que acaban de nombrar embajador de la nueva línea de aseo Dior Sauvage.

“Siempre quise dedicarme a esto. Ya en el colegio, en los descansos entre clase y clase, comencé a cortarle el pelo a mis compañeros. Años después, cuando me matriculé en un módulo de peluquería, me convalidaron todas aquellas horas de trabajo. Por eso, mi paso por la escuela de Formación Profesional fue testimonial”, explica.

Después, llegaría una carambola que lo situaría en el mapa de los peluqueros más reputados del momento. “Conocí a Mbappé por casualidad. Entonces, yo le cortaba el pelo a algunos jugadores del Mónaco y un día, allá por 2017, decidió ponerse en mis manos. Desde entonces, soy yo la persona responsable de todos sus cortes de pelo”, añade.

Hoy, cinco años después, Tchaga presume de ser uno de los mejores amigos del actual delantero del Paris Saint-Germain. “Kylian es como un hermano para mí: pasamos mucho tiempo juntos, viajamos juntos…”, recalca. Es entonces cuando le pregunto:

–¿Te ha confesado si finalmente fichará por el Real Madrid?

–[Se ruboriza]. No, sobre ese asunto no hemos hablado.

A pesar de que no hay respuesta posible acerca del contrato de su buen amigo por parte del club blanco, Tchaga se deshace en elogios hacia su mejor cliente: “Es un clásico, le gustan los cortes de pelo sencillos y le encanta llevar la perilla perfectamente cuidada”. Gracias a él, su nómina de clientes continúa en aumento. El delantero del Barça, Ansu Fati, por ejemplo, también ha pasado a engrosar una lista que, según este peluquero, aún está incompleta: “Me encantaría que Sergio Ramos formara parte de ella”.

Los honorarios de Tchaga, el penúltimo gurú del grooming, ascienden a 50 euros: “Suelo desplazarme al domicilio de mis clientes por lo que el ticket es superior a la media de cualquier barbería de París”. Un entorno más que propicio para descubrir por qué los hombres, y en concreto sus clientes, cada vez dan más importancia a sus rutinas de cuidados diarios. “La nueva línea de productos de aseo Sauvage de Dior cumple, por ejemplo, con todas estas necesidades evitando que nos volvamos locos con el uso de muchos productos”, explica.

Photo credit: Pablo Sarabia - Esquire
Photo credit: Pablo Sarabia - Esquire

Él, por ejemplo, tiene muy claro cómo cuidar el rostro. "En primer lugar, es fundamental limpiar la piel en profundidad. Después, bastaría con aplicar una hidratante. Desde que tomé conciencia de la importancia de cuidarse antes de los 30 años, he probado alguna que otra crema y debo reconocer que la loción para rostro y barba Sauvage es una de las más completas que existen en el mercado", asegura. Y no, no lo dice por cumplir o porque desde hace unas semanas se haya convertido en el niño bonito de esta nueva línea de la maison. Sostiene que su textura es tan agradable y resulta tan fácil de aplicar que algunos de sus clientes ya la han convertido en una de sus imprescindibles.

–¿Y qué hay de todos aquellos que se afeitan? Aquí entran en juego más cosméticos a tener en cuenta, ¿no?

–En ese caso, el paso a paso es diferente. Por fortuna, Sauvage también cuenta con un gel de afeitado que, además, no necesita aclararse con agua. Algo que permitirá que la loción hidratante de esta gama haga las veces de bálsamo aftershave. En este caso, solo habría que añadir un producto más. Algo que hasta los más perezosos agradecerán.

A sus 25 años, Tchaga piensa en grande. No es para menos. Algunos de sus clientes forman parte de una constelación deportiva que otros muchos querrían explorar. Pero nada le detiene. Recuerda con cariño el día en que Álvaro Morte –"cuyo personaje en La Casa de Papel me cautivó", dice– aterrizó en París hace tres años y, de casualidad, me pidió que la arreglara la barba. Aquel día, desvirtualizó a uno de sus ídolos. Hoy sueña con cortarle el pelo a David Beckham. Queda claro que la lista de mitos de este barbero prodigio se antoja larga.

Fotos: Pablo Sarabia • Asistente de fotografía: Sara Guillén

* Este artículo aparece publicado en el número de mayo de 2022 de la revista Esquire, a la venta desde el 22 de abril.

Photo credit: Alfredo Arias - Esquire
Photo credit: Alfredo Arias - Esquire
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente