¿Tarjetas? ¿Móvil? Quieren que pagues con un simple saludo

Yahoo Finanzas International
La mano será suficiente para poder comprar y pagar lo que quieras, al menos en eso está trabajando Amazon. Foto: Getty Images.

Amazon (AMZN) lo tiene muy claro: una buena forma de incrementar el volumen de venta, más allá de bajar los precios, se encuentra en eliminar todas las barreras existentes en el proceso de compra. Y una de ellas, posiblemente la mayor, sea la existente a la hora de pasar por caja: ¿qué sientes cuando te acercas a caja y ves una cola enorme? ¿Y cuando tienes que esperar a que un empleado termine de atender a otro cliente para poder cobrarte? Son momentos, de por sí, que a más de uno le invitan a retirarse y dejar la compra para otra ocasión, o si no, recurrir a la siempre cómoda compra on-line.

Pero el coloso que fundó Jeff Bezos tiene otros planes, de los que ya vislumbramos algunos esbozos cuando Amazon presentó su primera tienda sin cajas, en la que mediante la aplicación en el móvil, los clientes salían del local con los productos que eran pagados de forma automática. En este sentido, The Wall Street Journal ha revelado que la firma tiene proyectos más ambiciosos en su recorrido por eliminar para siempre las trabas a la hora de pagar y, en esta ocasión, la apuesta sería por la biometría, o la identificación inequívoca de una persona mediante su cuerpo.

Pagar con la mano

Imagina que en lugar que tener que sacar tu tarjeta de crédito de la billetera o el móvil del bolsillo, pagar fuera tan sencillo como mostrar la palma de tu mano ¿es esto posible? Lo cierto es que sí, y estas son las pruebas precisamente que estaría llevando a cabo Amazon en un proyecto que resulta tan apasionante como inquietante.

Según publica el citado medio, la gran tienda on-line tendría planeado distribuir puntos de pago en negocios con una gran rotación de clientes, como pueden ser bares, o cafeterías en la universidad ¿Con qué objetivo? Aquí es donde puede venir lo más escabroso, aunque considera esto como pura especulación puesto que Amazon ni ha confirmado ni ha desmentido ningún extremo.

Según parece, toda la información recopilada en estos puntos de pago “mediante saludo”, acabaría en los servidores de Amazon que, se sospecha, la emplearía para enviar publicidad dirigida o sugerir productos con gran precisión a su base de clientes. En este sentido, conocer los hábitos de compra, la hora y el volumen de gasto en determinados productos por parte de cada cliente, es una mina de oro para una empresa que explote los datos con fines comerciales. Y Amazon lo hace, demasiado bien, dicho sea de paso.

Conviene recordar, pese a todo, que estaríamos ante un proyecto piloto que podría acabar en dique seco, pero que, pese a ello, la parte tecnológica nos parece fascinante. Así, el alta del pago biométrico sería realmente sencillo: el usuario tendría que acercarse a uno de estos puntos de pago y colocar la mano sobre un lector, para después vincular esta huella con una tarjeta de crédito. Hecho esto, bastaría con hacer el gesto de un saludo al lector para proceder al pago. Sencillo ¿verdad? Veremos si finalmente lo vemos operativo, y en qué condiciones...

Artículos relacionados: