Tamara Falcó y el vestido con estampado de flores perfecto para el entretiempo

·2 min de lectura
Photo credit: Carlos Alvarez - Getty Images
Photo credit: Carlos Alvarez - Getty Images

Con permiso de otros nombres como Sara Carbonero, Sassa de Osma o Victoria Federica, Tamara Falcó ha sido, sin lugar a dudas, una de las protagonistas del verano en lo que a cuestiones de estilo se refiere dentro del panorama nacional. Y es que desde que diera comienzo la época estival, la marquesa de Griñón ha situado su perfil de Instagram como una perfecta fuente de inspiración para amantes del minimalismo, la atemporalidad y el estilo boho chic.

La it girl española ha demostrado cómo llevar un perfecto look de básicos a una fiesta, ha caído rendida a alguna de las últimas tendencias, siempre ligadas a su pulido estilo, es el caso del top asimétrico o la falda pareo, y ha reafirmado su amor por los vestidos, protagonistas indiscutibles de su armario de verano. Maxivestidos, túnicas, opciones con volantes, estampadas... No hay silueta que se le resista.

Hoy mismo, para un nuevo acto con Sisley Paris, firma de la que es embajadora, Tamara Falcó ha acaparado todas las miradas con un favorecedor vestido camisero de corte midi en blanco roto con delicado estampado floral en azules y morados. Una pieza idónea para este final de verano y también para la compleja época de entretiempo que está a punto de comenzar.

Photo credit: Instagram @tamara_falco
Photo credit: Instagram @tamara_falco

Falcó lo ha combinado con stilettos en blanco y bolso de asa corta en esta misma tonalidad para un resultado fresco pero sutil y elegante. Pero si hay algo que destaca en este tipo de vestidos es la versatilidad que ofrecen. Sumarle mocasines y botas para confeccionar un perfecto look otoñal también es una posibilidad, al igual que sumar una americana o gabardina para adaptarlo al día a día.

La marquesa de Griñón no ha mencionado la marca de este vestido, pero seguir sus pasos no es difícil, los vestidos camiseros con estampados de flores son un clásico a las puertas de los meses de otoño. Un básico en cualquier armario o mejor dicho, un comodín perfecto a la hora de confeccionar todo tipo de looks.